La apuesta 20/20/20 para 2020

logo unión europea… ó cinco veintes con un objetivo claro.

Sabemos que el cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos, requiriendo medias a escala mundial para estabilizar la temperatura de la superficie del planeta para evitar daños sin vuelta atrás. En este sentido la UE ha propuesto un paquete integrado de medidas sobre cambio climático y energía que prevé nuevos y ambiciosos objetivos para 2020.

Con respecto a las cifras de 1990, los compromisos de la Unión Europea para lograrlo son:

  1. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 20% (30% si se alcanza un acuerdo internacional).
  2. Ahorrar el 20% del consumo de energía mediante una mayor eficiencia energética, además, en cada país el 10% de las necesidades del transporte deberán cubrirse mediante biocombustibles.
  3. Promover las energías renovables hasta el 20%

El objetivo del 20/20/20 para 2020 es llevar a Europa hacia el camino del futuro sostenible, con una economía que genere pocas emisiones de carbono y consuma menos energía.

La Unión Europea cuenta con diversas herramientas para alcanzar estos objetivos; uno de ellos es el régimen de comercio de derechos de emisión,  a través del que los países de la UE pueden comprar y vender derechos de emisión dentro de los límites fijados para toda la Unión. Este sistema, primero en su género, hace posible que los Estados reduzcan sus emisiones de manera rentable.

Aunque es un sistema que actualmente está en experimentación, la captura y almacenamiento subterráneo del carbono es un método que la Unión Europea se planeta promover a la plazo; consiste en captura del dióxido de carbono presente en las emisiones industriales y su posterior transporte e inyección en depósitos subterráneos. Este procedimiento aliviaría los efectos provocados por la producción de carbón y gas, así como por otras industrias con importantes emisiones de CO2: cementeras, siderúrgicas, petroquímicas …

Importante mencionar la existencia del SET Plan (Plan para el desarrollo de Tecnologías Estratégicas en el campo de la Energía) que pretende ser el pilar básico de la acción comunitaria entre 2010 y 2020.

Concretamente, la UE quiere que la industria coopere en la consecución del objetivo comunitario a través de las Energy Industrial Iniciatives (EIIs). Se están creando EIIs para la energía solar, eólica, nuclear, para la captura y almacenamiento de CO2, para el desarrollo de redes, la bioenergía y la novedosa smartcity (ciudad inteligente).

Si la participación española en las EIIs es muy interesante donde se hace imprescindible participar es en otro de los pilares del SET plan, la Alianza Europea para la Investigación Energética (EERA), ya que los grupos de trabajo de esta red van a ser los que decidan el futuro de la estrategia energética en la UE y eso siempre supone una ventaja a la hora de recibir fondos procedentes de Europa.

Por lo tanto, Ecoeficiencia y renovables serán dos vectores de vital importancia en el desarrollo de estrategias para lograr los objetivos comentados de la Directiva 20/20/20.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. La Fundación Renovables pide aumentar los objetivos a 2020 al 30/30/30
    El hecho de que las renovables hayan sido en 2010 la primera fuente de generación eléctrica, con el 32,6% del total, “confirma que en España se está produciendo un cambio de modelo energético que se refleja en un constante incremento de la participación de las energías renovables”, afirma la Fundación Renovables, que pide aumentar los objetivos en ahorro, energías limpias y reducción de emisiones a 2020 al 30/30/30.
    egún el análisis que la Fundación Renovables (FeR) ha realizado del Balance Energético 2010, recientemente presentado, “este crecimiento de las energías limpias y autóctonas va unido a un esfuerzo de investigación y desarrollo tecnológico tanto de las empresas como del Operador del Sistema, REE, que ha hecho posible que la integración de las renovables en la red sea ya una realidad y que todo lo que apenas hace cinco años se decía que era imposible se haya demostrado como factible”.
    Para las renovables, añade la Fundación, “no hay objetivos imposibles”, como demuestra “el amplio margen de evolución tecnológica y de reducción de costes, junto a la mayor velocidad de cambio y de rápida aplicación” de estas fuentes.
    FeR subraya que en el Balance Energético 2010 se pueden constatar los principales beneficios de una mayor participación de renovables: se han reducido las emisiones de CO2 un 20% y ha disminuido la dependencia energética en 3 puntos. Ello demuestra, según la Fundación, “ que las renovables son el instrumento más eficaz para reducir las importaciones de gas y petróleo y para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones contaminantes”.
    Controlar el consumo de energía
    Como aspecto negativo la Fundación destaca que el Balance Energético constata que la intensidad energética se ha incrementado un 2,4%, lo que significa que el consumo de energía sigue desacoplado con respecto al crecimiento del PIB. En opinión de FeR, esto se debe “a una política regulatoria que no presta atención ninguna al ahorro y unas compañías distribuidoras que siguen compitiendo exclusivamente por la mayor facturación y consumo de sus clientes y no por el ahorro. La gestión de la demanda está desaparecida en la política energética”.
    La Fundación lamenta que “los ataques a las renovables no han dejado de agravarse hasta el día de hoy, a pesar de que la regulación ha ido recortando las ayudas y los objetivos a las renovables y, de la misma manera, incrementando las subvenciones y los objetivos al carbón, a los ciclos combinados y más recientemente a la nuclear”.
    Asimismo, llama la atención sobre la contradicción que supone que en el Balance, a la vez que se reconocen los beneficios de las renovables, se pone el freno a sus objetivos que se rebajan del 22,7% de consumo final en 2020, como se había comunicado a la Comisión Europea, al 20,8% aprobado en el Congreso de los Diputados. “Lo grave –señala la Fundación Renovables– de este freno es que se deja a todas las tecnologías solares, a la eólica marina, la biomasa y la geotermia, reducidas a la mínima expresión y con un crecimiento tendencial y casi vegetativo hasta 2020 y una incertidumbre regulatoria total a partir de 2012”.
    La Fundación Renovables vuelve a defender el desarrollo de más renovables como mejor instrumento para cambiar el patrón de crecimiento de la economía española por su mayor aportación de innovación tecnológica y eficiencia en nuestro aparato productivo y por constituir una nueva especialización productiva con impactos positivos en la competitividad, en el empleo y en el desarrollo regional y local.
    En este sentido, propone objetivos de renovables, de ahorro de energía y de reducción de emisiones mucho más elevados. “Del 20+20+20, se debe pasar al 30+30+30 en el 2020 si de verdad queremos alcanzar el objetivo coherente de una economía moderna con una política energética moderna”. FeR recuerda que “los países más avanzados y con los que compite nuestra economía, están duplicando con la crisis los objetivos de sus tecnologías renovables. Frenarlos aquí supone una incoherencia que en términos de costes económicos nos acerca a una futura crisis energética que sólo se puede evitar abandonando la dependencia de los combustibles fósiles y de la energía nuclear”.
    En ese camino la Fundación Renovables vuelve a reivindicar la transposición urgente de las directivas europeas de renovables y de eficiencia energética de edificios.
    http://www.energias-renovables.com/energias/renovables//index/pag/panorama/colleft//colright/panorama/tip/articulo/pagid/14924/botid/2/len/es/

  2. Hay que potenciar las renovables e incluso empezar a apretar los aprovechamientos hasta el limite. Con placas fotovoltaicas y piezométricas en todos lados dentro de ciudades diseñadas para peatones para aprovechar al máximo toda las potencial electricidad que se pueda obtener. Esto es posible, de hecho ya se haría si se obtuviese beneficio. Movistar, por ejemplo, hace uso de placas piezoeléctricas en un estadio para una campaña de Imagenio con GolTV gratis. Miradlo en este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=paQcd3rLSbc
    Cuando se quiere, se hace. Es cuestión de hacer que el despilfarro económico repercuta en las cuentas de las empresas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú