La nueva gestión de la energía viene a revolucionar el empleo

Sabemos que el nuevo modelo energético, basado en el uso intensivo de fuentes renovables y en el fomento de la eficiencia energética, viene a cuestionar (y destronar) el adictivo modelo implantando basado en dilapidar combustibles de origen fósil.

La nueva gestión de la energía favorece al empleo

Los defensores de este modelo implantado, amortizado, contaminante y poco ecoeficiente, amenazan frecuentemente con las repercusiones negativas para el empleo que tendrá la transición a un nuevo modelo energético ecointeligente.

Si revisamos el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), titulado Perspectivas sociales y el empleo en el mundo 2018, en él se afirma que las acciones para limitar la temperatura del Planeta a 2ºC darán lugar a la creación de 24 millones de nuevos empleos en todo el mundo para el año 2030, compensando ampliamente la pérdida de 6 millones de empleos relacionados con los combustibles fósiles, principalmente el carbón y el petróleo.

Es decir, los estudios de la OIT señalan que las políticas de sostenibilidad aplicadas en los sectores de la energía, el cambio de mix energético, el impulso a los vehículos eléctricos, la eficiencia energética de los edificios, la agricultura y la economía circular crearán 4 nuevos empleos por cada 1 que se pierda por el abandono de los combustibles fósiles.

Este informe recomienda a los gobiernos que se anticipen con medidas para capacitar a los trabajadores en las habilidades necesarias

En otro ámbito, el Parlamento Europeo, en su resolución de 5 de febrero de 2014 sobre los objetivos de energía y clima para 2030, hizo una previsión del potencial de 3 millones de nuevos empleos en el sector de las renovables y de 5 millones en el sector de la eficiencia energética.

Así, el cumplimiento de estas expectativas debe pasar por el seguimiento y la aplicación de las directivas europeas de renovables y eficiencia energética, debido al margen de ahorro de energía que existe en la edificación (61%) y en el transporte (40%).

En el caso de España, el Plan de Energías Renovables 2011-2020, de noviembre de 2011, estimaba un empleo total en el sector de las renovables de 302.000 puestos de trabajo, sobre los 119.000 de 2010, por el cumplimiento por España del objetivo del 20% de consumo final de renovables en 2020.

El nuevo modelo de vehículo eléctrico alimentado por renovables

Con un poco más de detalle, revisando el Plan de Acción Nacional de Eficiencia Energética en España 2011-2020, de julio de 2011, se establece la previsión de que su cumplimiento elevaría el empleo total en el sector de la eficiencia energética hasta 762.000 trabajadores, sobre los 281.000 de 2009.

Como podemos ver, la transición energética, lejos de ser una amenaza para el empleo, se convierte en una oportunidad para la creación de nuevos puestos de trabajo de calidad.

Esta nuevo empleo viene de la mano del desarrollo de especializaciones productivas que hasta ahora no existían, y de nuevos modelos de negocio que requieren competencias que deberán introducirse en las políticas de empleo.

¿Y en qué se apoyan estas previsiones? Pues sencillamente en que hay sobradas evidencias de que los mercados se orientan hacia la sostenibilidad. Veamos algunas:

  • En la actualidad, la primera inversión energética mundial son las energías renovables y las tecnologías energéticas inteligentes. Más de 333.000 millones de dólares en 2017. Los bonos verdes lideran el mercado de capitales con 300.000 millonres de dólares.
  • El mercado de baterías de almacenamiento se disparó en 2017 más de un 53% y la venta de vehículos eléctricos (VE) un 57%.
  • Los nuevos modelos de negocio energético se centran en la combinación de autoconsumo + baterías de almacenamiento + recarga VE + gestión inteligente de la demanda, por su mayor ecoeficiencia y rentabilidad.
  • La generación renovable para producir hidrógeno avanza hacia una reducción de precios que lo hará competitivo para la transición del modelo energético.
  • En España, el 22% de los 36.900 millones de euros de los fondos europeos destinados al país hasta 2020 se destinan a los objetivos de lucha contra el cambio climático.

También es de destacar el reciente acuerdo de las instituciones europeas para establecer un objetivo del 32% de consumo final de renovables en 2030 (14% en el transporte), liberando de cargas al autoconsumo, y la nueva directiva de eficiencia energética de edificios, representan la mejor política anticíclica para España.

El actual modelo energético es contaminante e ineficiente

En el caso de España, han sido distintas entidades las que han anticipado que mayores objetivos de renovables pueden atraer 100.000 millones de euros de inversión y la creación de 132.000 nuevos empleos.

Si te interesa este asunto, puedes profundizar en él accediendo al informe titulado Los empleos de la transición energética de Javier García Breva, también disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

¡Aprovechemos grandes oportunidades que a menudo vienen disfrazadas de terribles amenazas!

, , , , , , , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.