¿Avanzamos en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

El informe SDG Index and Dashboards 2018 nos muestra una evaluación actualizada de lo cerca (o lo lejos) que se encuentran los distintos países de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, SDG por sus siglas en inglés).

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los negocios

Este trabajo incluye paneles de control detallados de los ODS que nos ayudan a identificar las prioridades en la implementación y puesta en marcha de estos objetivos, a la vez que nos proporciona también una clasificación de los países según un índice des desempeño global de los ODS.

Con la incorporación en esta edición de tendencias, se han añadido nuevos indicadores para cubrir con mayor precisión los ODS y sus metas asociadas con un enfoque de no dejar a nadie atrás, ya que son 193 estados miembros de la ONU los que se analizan.

En 2018, nos encontramos 3 países nórdicos, Suecia, Dinamarca y Finlandia, encabezando el ranking mundial de los ODS.

Sin embargo, es necesario resaltar que incluso estas 3 naciones todavía se enfrentan grandes desafíos para alcanzar los ODS

Como puntos importantes de este informe SDG Index and Dashboards 2018 nos vamos a detener en estos 6 hallazgos relevantes:

1. La mayoría de los países del G20 han comenzado la implementación de los ODS, pero aún existen brechas importantes

Los resultados de los estudios de seguimiento muestran grandes variaciones entre los países del G20 en cómo los ODS son interpretados por los líderes políticos y traducidos en mecanismos institucionales.

Algunos países han definido unidades de coordinación, estrategias y planes de acción específicos, y sistemas de evaluación, mientras que otros se encuentran más rezagados en algunas o todas las  dimensiones.

Se puede concluir que se necesitan más datos y análisis para medir el nivel de compromiso y la efectividad de las estrategias, herramientas y procesos relacionados con los ODS.

2. Ningún país está en el camino de lograr todos los ODS

Por primera vez, podemos demostrar que ningún país está en disposición de alcanzar todos los objetivos para 2030.

Por ejemplo, Suecia, Dinamarca y Finlandia encabezan el Indice ODS 2018, pero necesitan acelerar significativamente el progreso hacia el logro de algunos objetivos, como pueden ser el Objetivo 12 (Consumo y producción sostenibles) y el Objetivo 13 (Acción climática).

3. Los conflictos están llevando a retrocesos en el avance de los ODS

La mayoría de los países en desarrollo han experimentado un progreso significativo para acabar con la pobreza extrema en todas sus formas, incluida la relativa a los ingresos, la nutrición, el acceso a los servicios de salud y educación, y el acceso a la infraestructura básica.

Erradicar la pobreza sigue siendo el Objetivo nº 1

Las brechas en su logro se hacen patentes cuando hablamos de la incorporación universal de la educación secundaria. Los países que experimentan conflictos han experimentado algunos de los cambios más drásticos, en particular para alcanzar el Objetivo 1 (Fin de la pobreza) y el Objetivo 2 (Hambre Cero).

4. El avance hacia patrones de consumo y producción sostenibles es demasiado lento

Los países con ingresos altos obtienen sus puntuaciones más bajas en el Objetivo 12 (Consumo y producción sostenibles) y en el Objetivo 14 (Vida submarina).

Si bien no hay datos de tendencia disponibles para el Objetivo 12, los datos del Objetivo 14 sugieren que la mayoría de los países con ingresos altos no han progresado en los últimos años hacia el logro del Objetivo.

Las tendencias en el Objetivo 15 (Vida de ecosistemas terrestres) también son insuficientes, poniendo en evidencia que se necesitan esfuerzos adicionales para proteger la biodiversidad y apoyar una producción y consumo responsables.

5. Los países con altos ingresos generan efectos indirectos negativos de los ODS

Lejos de lo que se podría pensar, estos países adelantados generan importantes efectos colaterales ambientales, económicos y de seguridad que menoscaban los esfuerzos de otros países para alcanzar los ODS.

Sin embargo, existe una gran variación en los efectos indirectos entre los países con un ingreso per cápita similar. Esto sugiere que los países pueden reducir sus efectos indirectos negativos sin reducir sus ingresos per cápita.

6. Las desigualdades en los resultados económicos y sociales requieren mejores datos

Los indicadores recientemente añadidos para los países de la OCDE que se centran en las desigualdades en los resultados económicos, sanitarios y educativos reducen los puntajes del Indice ODS para algunos países.

La equidad es un principio del desarrollo sostenible

Esto sugiere importantes deficiencias para garantizar que nadie se quede atrás, que quizás queden ocultos por los datos agregados. Dichos datos desglosados no están disponibles para la mayoría de los países que no pertenecen a la OCDE, por lo que se necesitan una mayor inversión y dedicación para desarrollar el alcance de estos datos.

Para terminar nos gustaría indicar que este informe SDG Index and Dashboard 2018, disponible en nuestro fondo documental ecointeligente, muestra también tableros por regiones de los logros en materia de ODS, las tendencias para consecución, así como la metodología empleadaen este revelador estudio.

¡Pongámonos las pilas!

¡El esfuerzo, sin duda, vale la pena!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

, , , , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.