Bogotá, ejemplo de movilidad sostenible

TransMilenio, sistema Bus rapid Transit implantado en Bogotá

En nuestro artículo sobre las ciudades que lideran la sostenibilidad urbana conocimos el caso de TransMilenio, el sistema BRT ó Autobús de Tránsito Rápido (Bus Rapid Transit) implantado en Bogotá (Colombia). Es momento de conocer algo más sobre Bogotá y sus iniciativas sobre movilidad sostenible.

TransMilenio fue ideado para transportar a más del 70% de la población de Bogotá y es parte del Sistema Integrado de Transporte de Bogotá, que incluye la red de carriles-bici y los proyectos futuros de tren de cercanías y la primera línea del metro de la ciudad.

La inversión ha sido financiada con un porcentaje de sobretasa en los combustibles y aportaciones locales y estatales. Este sistema BRT consiste en vehículos articulados con paradas fijas en estaciones exclusivas y un corredor segregado del tipo sistema cerrado, de plataforma alta y con paradas tipo cápsula en las que se cobra antes de ingresar al bus. Por lo general, hay doble vía de exclusividad en los dos lados de la estación, para permitir que los articulados de servicio exprés sobrepasen a los de servicio corriente.

El sistema está basado en el modelo BRT de la ciudad de Curitiba con algunas mejoras. El sistema TransMilenio es el tercero de tipo BRT desarrollado en Latinoamérica, siendo el primero el mencionado de Curitiba (Brasil) y el segundo el trolebús de Quito (Ecuador).

Ejemplo de estación del sistema BRT TransMilenio en Bogotá (Colombia)

Ha dado como resultado la reducción anual de unas 350.000 toneladas de emisiones de CO2

Entre los desafíos que tiene que afrontar Bogotá se encuentran los de una urbe sin metro ni tranvía, con 5 millones de pasajeros viajando en autobuses diésel todos los día alrededor de Bogotá. Esto da como resultado una de las ciudades con niveles más altos de contaminación por dióxido de azufre en América Latina.

Sin embargo, un existe plan para reemplazar la mayoría de los autobuses diésel por vehículos híbridos y eléctricos, así como introducir una flota de taxis eléctrico, ayudará de reducir los altos niveles de polución y de emisión de carbono.

La ciudad comenzó a realizar un seguimiento de la contaminación de su aire y de sus problemas de aglomeración de tráfico, y en el año 2000 inauguró TransMilenio. En esto momentos, de una flota de autobuses de 18.000 unidades, unos 2.000 son parte del sistema BRT (algunos articulados y algunos otros híbridos) y circulan por una red de 87 Km y transportan a unos 1,5 millones de pasajeros al día.

La red BRT ha crecido estos últimos años y una tercera fase de 36 Km está siendo construida

La ciudad ha estado probando autobuses eléctricos e híbridos en algunas de sus rutas durante el último año, ha participado en el Programa de Prueba de Autobuses Eléctricos – Híbridos de América Latina (HEBTP), una iniciativa diseñada para probar este tipo de vehículos en esta zona del planeta en condiciones reales. El objetivo de Bogotá es sustituir miles de autobuses por vehículos de bajas emisiones a corto plazo, haciendo de él uno de los más ambiciosos programas sobre electromovilidad del mundo. Unos 2.000 autobuses híbridos se están produciendo y entregando para circular por la carreteras de la ciudad, con el objetivo de alcanzar el 100% de la flota en 2024.

Autobús híbrido de TransMilenio en Bogotá

Para completar estas iniciativas, en 2013 una flota de 46 taxis eléctricos estarán operativos en Bogotá como parte de un proyecto piloto. Los taxis tienen las emisiones por pasajero más altas de la ciudad. Una conversión a la tecnología del vehículo eléctrico permitiría que el consumo diario de combustible convencional de 27 litros se redujera en un 80% y la emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en más de un 70%.

Bogotá se ha comprometido en convertir en eléctricos el 50% de sus taxis en los próximos 10 años

Estos esfuerzos han dado como resultados que el sistema BRT implantado en Bogotá se reconocido por su reducción significativa en emisiones de carbono, siendo además el esquema de transporte que más créditos de carbono ha conseguido por el Protocolo de Kyoto en el mundo.

La ciudad está trabajando codo con codo con operadores e inversores como el Banco Mundial y el Inter-American Development Bank (IDB) para estudiar y promover opciones financieras innovadoras. La participación de la ciudad en el programa HEBTP refleja su compromiso en generar información concreta que esos operadores podrían usar para demostrar la viabilidad de la electromovilidad en las ciudades.

Si estas iniciativas ecointeligentes tienen éxito en Bogotá, se podría allanar el camino para que otras ciudades con sistemas tipo BRT repliquen su tecnología y modelos de financiación.

¿Te gustaría que cundiera el ejemplo en tu ciudad?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Todo lo sea mejorar el medio ambiente hay que incorporalo a nuestras ciudades y pueblos, con la apareción del coche eléctrico y otros aparatos electricos

  2. Una muy buena apuesta municipal, Málaga podría hacerla también, pero nos mantienen engañados con la ciudad inteligente y el proyecto smart city

    1. Nosotros visitamos el proyecto Smart City de Málaga en 2012 y nos gustó mucho.
      Según nos cuentas parece que no va al ritmo que se había previsto.
      Saludos,
      -Ricardo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú