Energías renovables en tu casa (II): solar fotovoltaica

Instalación de módulos fotovoltaicos en la cubierta de una vivienda

Esperamos que después de la primera entrega sobre las opciones que tienes a la hora de introducir las renovables en tu casa, ahora veas este asunto algo más cercano.

El descubrimiento del efecto fotovoltaico ha permitido a la humanidad convertir la ingente cantidad de energía liberada por el sol, en forma de radiación solar, directamente en energía eléctrica.

Cuando la luz solar incide sobre la célula fotovoltaica, los fotones con energía suficiente liberan electrones, apareciendo de este modo una corriente eléctrica que se extrae de la célula, y posteriormente se transforma y adecúa para su consumo. A los paneles que contienen células agrupados en muchas unidades, se les denomina módulos fotovoltaicos.

Las primeras aplicaciones de importancia de esta tecnología se centraron en la electrificación de viviendas aisladas, bombeos de agua … Sin embargo, su desarrollo ha llegado con las instalaciones conectadas a red, que ha permitido el crecimiento exponencial de la capacidad de fabricación y de la potencia instalada en todo el mundo.

Las soluciones fotovoltaicas combinan perfectamente con la electromovilidad

Los usos son crecientes y cada vez más diversificados, pudiéndose distinguir dos grandes grupos: el de aplicaciones aisladas de la red eléctrica y el de aplicaciones conectadas a la red.

A modo de ejemplo, en España, la sección HE-4 del Código Técnico de la Edificación (CTE) exige que los edificios nuevos o las rehabilitaciones de edificios con consumos apreciables de agua caliente sanitaria, incluyan instalaciones de paneles solares para la producción de agua caliente sanitaria.

Suministros eléctricos de puntos aislados de la red eléctrica

Entre las aplicaciones aisladas de la red destacan la electrificación rural y las aplicaciones agroganaderas: bombeo de agua, sistemas de riego, iluminación de invernaderos, suministro eléctrico a sistemas de ordeño, refrigeración y depuración de aguas. También están las aplicaciones en el campo de señalización y comunicaciones de la navegación aérea y marítima: faros y radiobalizas, principalmente.

Asimismo, También nos podemos encontrar señales luminosas e indicadores en la señalización de carreteras y ferrocarriles, los repetidores de radio y televisión, repetidores de telefonía móvil … En definitiva, podemos aplicarla a cualquier sistema que necesite una fuente de energía fiable e independiente.

Solución de módulos fotovoltaicos en la pared de una vivienda

Estas instalaciones amortizan su inversión por el ahorro que supone no tener que extender la red eléctrica hasta el punto de consumo y por el ahorro de la energía producida.

Las instalaciones aisladas tienen razón de ser en aquellos emplazamientos en los que no es posible acceder a la red de distribución eléctrica

La energía generada durante las horas de radiación suele almacenarse en baterías para su aprovechamiento durante las horas de baja o nula insolación.

Instalaciones conectadas a la red

Las aplicaciones conectadas a la red pueden ser centrales fotovoltaicas en espacios no construidos, o instalaciones integradas o superpuestas en la envolvente de los edificios, tales como fachadas y cubiertas.

La inversión realizada se recupera mediante la venta de la energía producida a una tarifa regulada, aunque ahora se abre la posibilidad del autoconsumo

Las centrales fotovoltaicas son cada vez de mayor potencia. Se suelen realizar utilizando los sistemas disponibles más avanzados, como el seguimiento solar en dos ejes y concentración solar, y así incrementar la producción. Con seguimiento solar se puede estimar un incremento de producción de entre un 20% y un 40%. No obstante, todavía se realizan muchas centrales fijas, por su sencillez de instalación y mantenimiento.

En las integraciones en edificios, los módulos pueden colocarse superpuestos sobre fachadas o cubiertas, o integrados en el edificio. Se considera que existe integración cuando los módulos fotovoltaicos cumplen una doble función, energética y arquitectónica.

Primero eran prototipos y ahora la fotovoltaica es una realidad en nuestra vivienda

En España se ha dado paso importante en este sentido se ha dado con la aprobación del Código Técnico de la Edificación. La sección HE-5 del CTE obliga a que determinados edificios, como pueden ser hipermercados, naves de almacenamiento, hoteles y hospitales, tengan la obligación de colocar sistemas fotovoltaicos.

La amortización de la inversión se realiza con la venta de la energía producida a una tarifa regulada, estimándose un plazo de amortización de la misma de entre 10 y 12 años. Un horizonte esperanzador es la producción de energía para el autoconsumo. Pero ver la realidad de esta cuestión merece otro capítulo.

¿Conoces alguna aplicación cercana de la solar fotovoltaica?

, , , , , ,

3 Responses to Energías renovables en tu casa (II): solar fotovoltaica

  1. vicente 23 marzo, 2013 at 13:42 #

    El presente y el futuro está, entre otras, en la energía fotovoltaica.

    Este tipo de tecnologías deben ser apoyadas antes de que sean sostenibles por si mismas.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 22 marzo, 2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Esperamos que después de la primera entrega sobre las opciones que tienes a la hora de introducir las renovables en tu casa, ahora veas este asunto algo más cercano. El descubrimiento del efecto fotovoltaico ha permitido a la…..

  2. Energías renovables en tu casa: biomasa - 29 marzo, 2013

    […] presentamos otra posibilidad para introducir las renovables en tu casa, en este caso la evolución de un método tradicional de obtención de […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.