¿Conoces los distintos tipos de hidrógeno y sus colores?

Mucho se habla en la actualidad del hidrógeno como solución a la falta de sostenibilidad del actual sistema energético, por sus grandes posibilidades como transportador de energía (vector energético) y por poder ser obtenido sin emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

El hidrógeno aparece como un vector energético sostenible

El hidrógeno tiene características que le confieren propiedades para ser un elemento renovable capaz de proporcionar energía segura, económicamente competitiva y libre de emisiones.

Sin embargo, la penetración actual del hidrógeno bajo en carbono en el panorama energético global es todavía incipiente, por lo van a aparecer multitud de iniciativas y proyectos relacionados con electrolizadores, almacenamiento y desarrollos de capacidad de producción, para la puesta en marcha de la hoja de ruta que va a implantar el nuevo escenario ligado al hidrógeno.

Entre toda esta información aparecen alusiones a los colores del hidrógeno, sorprendentes en primera instancia ya que el hidrógeno es un gas incoloro 🙂

Este uso de los colores identifica la forma de producir el hidrógeno  y es un indicativo de la cantidad de emisiones de GEI que se libera durante el proceso, etiquetando lo limpio que es el proceso de obtención.

Recordemos que el hidrógeno proviene de varias fuentes y se produce a través de varios métodos diferentes, incluida la electrólisis del agua

Llegados a este punto vamos a repasar los principales colores con los que se etiqueta al hidrógeno:

Hidrógeno verde

El hidrógeno verde está de moda debido a su carácter sostenible y se produce con electricidad renovable a través de la electrólisis.

Es una de las apuestas para descarbonizar nuestra sociedad debido a su capacidad para ser una alternativa viable a nuestra necesidad de combustibles líquidos y gaseosos.

Los electrolizadores utilizan una reacción electroquímica para dividir el agua en sus componentes de hidrógeno y oxígeno, sin emitir dióxido de carbono durante el proceso.

La electrólisis del agua se ha utilizado ampliamente desde la década de los 20 del pasado siglo, primero con hidrolizadores de tecnología alcalina (TA), seguida en la década de los 60 por los sistemas de membrana de intercambio de protones (PEM), y ahora, los electrolizadores de membrana de intercambio aniónico (AEM) de alta eficiencia.

Este hidrógeno verde tiene un largo recorrido hasta su implantación, ya que en la actualidad supone menos del 1% de la producción total de hidrógeno.

Hidrógeno azul

El hidrógeno azul se produce principalmente a partir del gas natural mediante lo que se conoce como reformado con vapor, que une gas natural y con agua en forma de vapor.

El resultado del proceso es hidrógeno y CO2, capturándose este último por medio de procedimientos de captura y almacenamiento de carbono, siendo los más comunes el almacenamiento del CO2 en cavidades subterráneas o el uso usos industrial de este gas capturado.

Lo más prudente es aludir a este hidrógeno como con bajo contenido de CO2, ya que el proceso de reformado con vapor en realidad no evita la creación de gases de efecto invernadero (GEI).

Hidrógeno gris

Este es el habitual a día de hoy y se produce a partir de gas natural sin capturar los gases de efecto invernadero producidos durante el proceso.

El hidrógeno gris a partir de gas natural reformado con vapor sin captura y almacenamiento representa alrededor del 71% de toda la producción de hidrógeno en la actualidad.

Hidrógeno negro

Si para obtener hidrógeno empleamos lignito (carbón marrón), lo más probable es que sea hidrógeno marrón, y hablaríamos de hidrógeno negro si provienen de otras formas de carbón.

El hidrógeno se ha obtenido a partir del carbón mediante el proceso de gasificación, suponiendo en la actualidad la segunda forma de obtención después del reformado a partir de gas natural.

Hidrógeno rosa

El hidrógeno rosa es el vinculado al uso de energía nuclear, y en cuyo proceso apenas hay emisiones contaminantes.

En la actualidad no hay estudios que muestren la viabilidad económica de la producción de hidrógeno nuclear, por lo que esta alternativa está muy poco desarrollada.

Hidrógeno turquesa

Se obtiene mediante un proceso denominado pirólisis de metano que produce hidrógeno y carbono sólido.

En un futuro, este hidrógeno podría valorarse como un hidrógeno de bajas emisiones, dependiendo de que el proceso térmico se alimente con energía renovable y el carbono se almacene o utilice de alguna manera sostenible.

La hidrogenera es una propuesta para alimentar nuestros vehículos con pila de combustible de hidrógeno

Hidrógeno amarillo

Este color se ha incorporado recientemente e y se refiere al hidrógeno que se obtiene mediante electrólisis alimentada con energía de origen solar.

Hidrógeno blanco

Es un hidrógeno geológico de origen natural que se encuentra en depósitos subterráneos y que se podría extraer mediante la técnica conocida como fracturación hidráulica o fracking.

Actualmente no existen estrategias conocidas para explotar racionalmente este hidrógeno.


Como has podido observar, aparecen posibilidades ecointeligentes para la obtención sostenible de este gas, especialmente durante la última década en la que se han producido importantes avances tecnológicos en toda la cadena de valor del hidrógeno.

Así, la producción de hidrógeno renovable puede llegar a ser competitiva y paritaria a los costes de los procesos no renovables a medio plazo, de ahí que haya sido incluida como uno de los pilares de un sistema energético descarbonizado que nos permita abordar el futuro de una manera responsable y sostenible.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible y fundador de ecointeligencia

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.