Bienvenidos a la fábrica del futuro

Cuando hablamos de Industria 4.0 destaca un concepto sobre otros, y es el que se asimila a su motor y que denominamos como fábrica del futuro (en inglés, factory of future – FoF).

La fábrica del futuro (FoF) viene a introducir la revolución sostenible en la industria

En un momento de crisis continua, con importantes cambios en los factores socioeconómicos, mezclado con una innovación tecnológica de gran envergadura, todo esto fuerza a que el concepto de fábrica cambie para integrarse en un entorno hiperconectado y sostenible.

La fábrica del futuro (FoF) es una visión de cómo la industria debería mejorar la producción haciendo mejoras en 3 dimensiones: estructura de la planta, digitalización y procesos de la planta.

Es más, esta fábrica del futuro es la mezcla del estado actual de la industria, los factores socioeconómicos que nos envuelven y las posibilidades que nos proporciona lo que conocemos como industria 4.0.

Poner en marcha lo mejor de estos conceptos nos va a permitir dar el salto desde el modelo imperante de fábrica a un modelo más inteligente de producción y fabricación, que será impulsado por personas comprometidas con el cuidado y respeto hacia nuestro entorno.

Además, el cambio en la definición tradicional de mercado, debido a la globalización ya consolidada, obliga al sector industrial a situarse en esta nueva línea de pensamiento y actuación.

Aunque nos solemos fijar casi siempre en la parte tecnológica de los conceptos que desarrollamos, en esta ocasión nos parece especialmente relevante detallar las tendencias socioeconómicas que influyen en esta fábrica del futuro. Son 6:

1. Nuevas tecnologías disponibles

Las fábricas ecointeligentes experimentarán el desarrollo e implantación masiva de aplicaciones y herramientas disruptivas.

Estos avances nos proporcionara la capacidad de alcanzar metas nunca antes logradas.

2. Escasez de recursos y materias primas

Esta circunstancia, que es una constante, será especialmente acuciante de aquí en adelante.

De ahí que la eficiencia sea la clave para hacer frente a esta nueva situación frente a la escasez de recursos naturales.

3. Impacto en el medio ambiente

Las consecuencias de la actividad humana sobre la vertiente ambiental de la sostenibilidad requiere que de una vez por todas adoptemos las medidas necesarias para preservar nuestro entorno.

4. Trabajadores de mayor edad

La inversión de la pirámide poblacional y la jubilación cada vez más tardía conducen hacia un incremento inexorable en la edad de los trabajadores, lo que conlleva a una reducción de la eficiencia en los trabajos físicos.

Sin embargo, los avances en robótica industrial nos van a ayudar a reducir los efectos de esta circunstancia.

5. Requerimientos en la cualificación de los trabajadores

Se requiere una mayor especialización de la plantilla en ámbitos concretos de la propia actividad de la fábrica.

Esto exigirá estar continuamente invirtiendo para adaptar el nivel de cualificación de los trabajadores para mantener la productividad

6. Personalización

Ya es una realidad la demanda de productos adaptados a las necesidades específicas de cada cliente.

Esto choca con la tradicional producción en serie donde el eje cómo se configuraba la la cadena productiva en vez del producto.

Los robots colaborativos y autónomos son un desafío para el trabajo con personas

Estos factores socioeconómicos son parte de la ecuación de la fábrica del futuro, que se erige como la solución más inteligente hacia la ecoeficiencia, la sostenibilidad y, al fin y al cabo, la competitividad.

Este nuevo modelo de factoría viene a ser el motor del cambio en un entorno conectado y que no para de evolucionar, donde las personas y su conocimiento seguirán siendo, aún con mayor fuerza, las piezas tractoras de su actividad.

La fábrica del futuro se alimenta de conocimiento

Y las claves de la FoF serán las siguientes:

1. Social

El conocimiento de los trabajadores y su capacidad para innovar están tomando cada vez mayor protagonismo en la industria.

Las personas seguimos siendo el centro de la actividad y concentramos el mayor valor dentro del nuevo modelo de fábrica.

2. Sostenible

Gracias a un uso racional de recursos y energía, nace el concepto de fabricación sostenible.

Un modelo de producción ecointeligente, enfocada en la productividad y que contribuye a la sostenibilidad de los negocios.

3. Inteligente

Fabricación inteligente tanto en procesos como en sistemas, más sensible a los cambios del entorno, capaz de notificar sobre tareas de mantenimiento y que ayuda al trabajador en su operativa.

4. Flexible

La flexibilidad en la fabricación acelera la reconfiguración de máquinas, plantas y procesos logísticos.

Una fábrica flexible se adapta de forma dinámica a los cambios de producción.

5. Automatizada

La robotización en las fábricas incrementa la velocidad y la repetitividad en los procesos, al mismo tiempo que supera las restricciones ergonómicas y mejora la productividad de las plantas.

6. Conectada

La era digital impulsa la conexión entre todos los agentes partícipes en la fábrica del futuro.

Mayor conectividad, relaciones mejoradas y un importante aumento de la productividad gracias a una mejor gestión gracias a la intensa digitalización de las empresas.

Aprendizaje automático en la Industria 4.0

Todo esto rodeado de tecnologías de impacto que posibilitan nuevas oportunidades de negocio dentro de un nuevo marco de relaciones entre los humanos y el Planeta.

¿Crees que está preparada tu empresa para competir en este nuevo contexto de desarrollo sostenible?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.