Ciudades que se adaptan al cambio climático: Vancouver

Muchas veces se piensa en la sostenibilidad como una carga necesaria que deben afrontar nuestras ciudades y territorios para garantizar su futuro en el actual contexto de crisis climática.

Vancouver, ciudad sostenible que lucha contra el cambio climático

Pero, ¿no podríamos considerar la sostenibilidad como una ventaja? Pues si, los elementos que hacen a una comunidad sostenible, también la hacen rica.

Funcionalmente, una ciudad compacta y ecoeficiente, con un sistema de transporte bien organizado y una huella medioambiental pequeña, es más barata y fácil de mantener, y es nuestra misión debería ser expandir esta concepción para que todas nuestras ciudades sean más deseables y habitables.

En esta recopilación de casos de ejemplo e inspiración también se pude aprender de ciudades que están avanzando en esta idea de ciudad ecointeligente y resiliente que lucha contra el cambio climático.

En nuestra anterior entrega repasamos como Sevilla, consciente de su susceptibilidad climática, está desarrollando diferentes actuaciones relacionadas tanto con la mitigación como con la adaptación al cambio climático.

Ahora saltamos de continente y nos ocupamos de Vancouver. Ciudad de la costa pacífica de Canadá, ubicada en el suroeste de la provincia de Columbia Británica, cuenta con unos 630.000 habitantes que se reparten en una superficie de 115 km2 con tipo de clima Oceánico – mediterráneo.

La ciudad verde y brillante de Vancouver puso en marcha en 2011 la iniciativa Greenest City, que tiene como objetivo enfrentar los principales desafíos ambientales de la ciudad a través de unos objetivos ambiciosos pero medibles y realizables que pusieran a la ciudad en el camino de la sostenibilidad.

Entre los retos a los que se enfrenta la ciudad está el incremento de la intensidad y frecuencia de eventos de precipitación, aumento del nivel del mar (estimado en 1 metro para 2100), aumento de la frecuencia de eventos climáticos extremos, veranos más calurosos y olas de calor.

Los planes puestos en marcha para hacer de la ciudad un entorno más sostenible incluyen:

Plan de acción Greenest City

Es una estrategia para mantenerse a la vanguardia de la sostenibilidad urbana, en cuya implementación están trabajando con empresas, otras organizaciones y todos los niveles de gobierno.

La visión es crear oportunidades mientras que se construye una economía local fuerte, barrios dinámicos e inclusivos y ser una ciudad internacionalmente reconocida que cumpla con las necesidades de las generaciones futuras.

El Plan cuenta con 3 áreas foco que se subdividen, a su vez, en 10 subareas:

    1. Zero Carbon: desde una perspectiva fundamentalmente de mitigación, con objetivos relacionados con clima y energías renovables, edificios verdes y transporte verde. La ciudad tiene como objetivo obtener el 100% de su energía de fuentes renovables para 2050 y reducir la contaminación por CO2 en un 80% para 2050.
    2. Zero Waste: con la visión de hacer de Vancouver una ciudad zero waste en 2040 a través incentivar la prevención, el compostaje o la reutilización de los productos, entre otras medidas.
    3. Healthy Ecosystems: a través de acciones como mejorar el acceso a la naturaleza, favorecer un agua y aire limpios o el fomento de la alimentación local.

Estrategia de adaptación al cambio climático

Destaca la estrategia climática adoptada por el Ayuntamiento de Vancouver en 2012 con el objetivo de hacer de Vancouver una ciudad más resiliente al cambio climático, se encuentra en proceso de revisión desde 2018.

La estrategia plantea acciones vinculadas a los principales riesgos a los que se enfrenta la ciudad, y es complementaria a Greenest City.

Resumen de logros del Plan Green Vancouver

¿Cómo se han materializado estos planes?

Las acciones puestas en marcha en relación al Greenest City persiguen los siguientes objetivos a 2020:

  • Reducción de las emisiones de GEI en un 33% comparado con niveles de 2007 (en 2014, el resultado era un 7%)
  • Exigir que todos los edificios construidos para 2020 sean carbon neutral y reducir el uso de energía y las emisiones en los existentes en un 201% comparado con niveles de 2007.
  • Superar los mayores niveles de calidad del agua y reducir su consumo en un 33% con respecto a 2006 (en 2014 el consumo disminuyó un 14%)
  • Conseguir que el 50% de los viajes sean a pie, en bicicleta o en transporte público (conseguido en 2014).
  • Reducir los residuos sólidos que van a vertedero o incineradora en un 50% respecto a 2008 (en 2013 ya se había reducido en un 18%)
  • Plantar 150.000 árboles (Estrategia Urbana Forestal) y asegurar que cada persona viva a 5 minutos andando de un espacio verde

En lo relativo a la adaptación al cambio climático, algunas de las acciones específicas desarrolladas en este apartado son:

  • Creación de alianzas y colaboración con instituciones a nivel nacional
  • Incremento de la resiliencia de las infraestructuras a la erosión o inundaciones
  • Puesta en marcha de un plan de gestión del agua de lluvia integrado a nivel de ciudad
  • Creación de una estrategia de biodiversidad para proteger, mejorar y restaurar la biodiversidad en los parques y paisajes
  • Plantación de especies resilientes

Futuro verde y brillante de la ciudad sostenible de Vancouver (Canadá)

Toda esta estrategia expuesta ha establecido objetivos que implican a diferentes departamentos de la ciudad expertos en las diferentes áreas, lo que asegura que la estrategia sea más duradera en el tiempo y facilita su implementación.

Además esta estrategia cuenta con otros planes de acción complementarios como el Plan de Acción para una Ciudad Renovable, Zero Emissions Buildings, Zero Waste 2040 y la Estrategia energética para los barrios.

Finalmente mencionar que Vancouver forma parte del programa de la Carbon Neutral Cities Alliance y C40, entre otras redes.

Este caso es uno de los recogidos en la guía realizado por Forética y denominada Casos de éxito nacionales e internacionales en la adaptación de las ciudades al cambio climático, y disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.