Ciudades que se adaptan al cambio climático: Sevilla

Los países del sur de Europa comparten un desafío común: abordar de forma urgente y coordinada los efectos del cambio climático.

Sevilla, ciudad que ha puesto en marcha planes contra el cambio climático

Esta región será una de las más afectadas por el cambio climático, donde más de 500 millones de personas se verán afectados en los próximos años por el aumento del nivel del mar, la desertificación y la falta de agua dulce en unos países que ya ahora sufren un notable estrés hídrico.

Si en el conjunto del Planeta la temperatura media ha subido 1º C con respecto a los niveles preindustriales, en la región mediterránea ha subido ya 1,5 grados y si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, a final de siglo puede llegar a subir 3,8 grados.

La vulnerabilidad de esta región ante la crisis climática obliga a modificar la agenda política de cada país y de cada ciudad para adoptar medidas internas y establecer sistemas de cooperación con los que hacer frente a este futuro poco halagüeño.

En esta recopilación de casos de ejemplo e inspiración también encontramos ciudades que están avanzando en planes de acción para mitigar las causas y adaptarse a los efectos del cambio climático.

En nuestra anterior entrega repasamos como Singapur se había lanzado de lleno tanto a la implantación de energías renovables como a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que se producen en su territorio.

Es el turno de Sevilla, capital del sur de España que se extiende en una superficie de unos 141 km2 y en la que 688.000 habitantes gozan de un clima de tipo mediterráneo.

La ciudad de Sevilla presenta una importante susceptibilidad climática, debido a su situación geográfica y dinámica territorial.

Adicionalmente, siendo consciente del efecto del cambio climático a nivel global y nacional, Sevilla se unió en 2015 a Mayors Adapt, en el marco de la COP 21, y viene desarrollando diferentes actuaciones en base a una evaluación de los principales riesgos (vulnerabilidad) a los que se enfrenta la ciudad y considerando las proyecciones climáticas existentes.

El aumento de temperaturas, riesgo evidente en la ciudad de Sevilla

En general, los principales impactos esperados del cambio climático en la ciudad serán una tendencia de aumento de temperaturas, aumento de la frecuencia de olas de calor, un descenso en las precipitaciones medias, aumento de la torrencialidad y alta incidencia de periodos de sequía prolongada.

Cabe destacar que la elaboración del diagnóstico de vulnerabilidad y riesgos fue un proceso altamente participativo para el que se consultó al Consejo Asesor así como a la ciudadanía a través de diferentes eventos y talleres organizados.

Empleando como base principal el resultado de este estudio la ciudad elaboró y presentó finalmente en diciembre de 2017 su Plan de Adaptación, con objetivos a 2020, que forma parte del Plan de Acción por el Clima y la Energía sostenibles.

Los objetivos estratégicos fundamentales de este Plan de Adaptación son:

  1. Promover la participación de todos los agentes implicados en los distintos sectores de Sevilla, con objeto de integrar la adaptación al cambio climático en las políticas sectoriales
  2. Asegurar la resiliencia de los sectores más vulnerables al cambio climático
  3. Anticiparse a los riesgos mediante la innovación, el desarrollo tecnológico y la transferencia de conocimiento.

Las líneas estratégicas se dirigen a conseguir lo siguiente:

  • Hacer de la administración pública de Sevilla un referente en esta materia
  • Incorporar la adaptación al cambio climático a la planificación estratégica
  • La conservación de ecosistemas urbanos y servicios ambientales
  • Aumentar la resiliencia del sector primario
  • Favorecer la implicación de agentes económicos locales
  • Proporcionar infraestructuras climáticamente resilientes
  • Impulsar la innovación y la transferencia de conocimiento y la gestión integrada del riesgo.

¿Cómo se han materializado estos planes?

En concreto, algunas de las 21 medidas que forman parte del plan y que se están poniendo en marcha o lo van a hacer hasta 2020 son:

  • Estructurar la acción climática en la ciudad para disponer de una base coherente con la que promover la implicación activa de Sevilla en distintos foros, por medio de iniciativas novedosas y representativas.
  • Acciones dirigidas a los gestores de la administración local (planificación estratégica), así como a los agentes económicos locales y ciudadanía (campañas informativas sobre buenas prácticas). Especialmente orientadas al ahorro en el consumo de agua y prevención frente a olas de calor intenso.
  • Implantar incentivos fiscales y bonificaciones para favorecer la adecuación de las instalaciones a las nuevas condiciones climáticas, desarrollar actividades de I+D+i y promover las buenas prácticas.
  • Instalación de pequeños jardines en balcones, calles, terrazas y patios de la ciudad de Sevilla, acompañando tales acciones de elementos gráficos que muestren su motivación y concursos que promuevan la participación.
  • Colocación de pantallas y cubiertas vegetales en edificios municipales y colegios con el fin de mejorar el confort térmico en la ciudad y garantizar la habitabilidad de estos espacios en periodos de temperatura extrema.
  • Recuperación y acondicionamiento de las riberas y cauces mediante la eliminación de los obstáculos artificiales, la identificación, detección y erradicación de especies invasoras, limpieza y plantación de vegetación de ribera.
  • Completar el sistema de drenaje urbano con una completa red de sistemas de almacenamiento para optimizar la recogida y posterior aprovechamiento de aguas pluviales.

Ejemplo de techo verde en Sevilla como adaptación al cambio climático

Como buena práctica, existe un Consejo Asesor y de Participación Pública de la Agencia de la Energía y para la Sostenibilidad de Sevilla como órgano de carácter consultivo y de consenso.

Este consejo tiene por objeto promover y canalizar la participación de los ciudadanos, de sus asociaciones y de otras entidades interesadas en el conocimiento, planificación y gestión de todos aquellos asuntos que, teniendo relación con el municipio, están relacionados con la gestión de la energía, el cambio climático y la sostenibilidad del municipio de Sevilla.

La ciudad ha sido candidata al Premio Capital Verde Europea 2019 y su alcalde, y su alcalde, Juan Espadas, es en este momento, Presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima.

Este caso es uno de los recogidos en la guía realizado por Forética y denominada Casos de éxito nacionales e internacionales en la adaptación de las ciudades al cambio climático, y disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú