Nuevas normas para ciudades inteligentes: introducción (1)

Recientemente han sido publicadas 2 nuevas normas sobre la Smart City, y ya sabéis que las ciudades inteligentes son un tema que nos apasiona. Quizás esta serie de artículos sea un poco técnica, pero creemos importante dar a conocer estas iniciativas para estandarizar los esfuerzos alrededor de las smart cities.

El movimiento open data nos lleva al open goverment

Vamos a ocuparnos, en concreto, de la Norma UNE 178104 relativa a los requisitos de interoperabilidad para plataformas de ciudades inteligentes; y de la Norma UNE 178108, que recoge los requisitos de los edificios inteligentes para su consideración como nodo IoT de acuerdo con la UNE 178104.

Para los que no estáis familiarizados con este tipo de documentos, deciros que permiten el diseño e implementación de plataformas abiertas y normalizadas, lo que causa un efecto clave a corto plazo: la interoperabilidad con plataformas externas.

España es un referente reconocido en el ámbito internacional en el campo de la ciudad inteligente ó smart city. Y es que, el modelo español de normalización desarrollado en el comité técnico de UNE, el CTN 178 presidido por la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital (SESIAD), cuenta ya con 23 normas técnicas nacionales que están sirviendo de base para elaborar estándares internacionales en el seno de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU).

Las Normas UNE 178104:2017 Sistemas Integrales de Gestión de la Ciudad Inteligente. Requisitos de interoperabilidad para una Plataforma de Ciudad Inteligente y UNE 178108:2017 Ciudades Inteligentes. Requisitos de los edificios inteligentes para su consideración como nodo IoT según la Norma UNE 178104 han sido las últimas en publicarse.

Concretamente, la Norma UNE 178104, cuya primera edición data de 2015, ha dado lugar a las recomendaciones ITU-T Y.4200: Requerimientos de interoperabilidad para plataformas de Ciudades Inteligentes, y la ITU-T Y.4201: Requerimientos de alto nivel y marco de referencia de las Plataformas de Ciudades Inteligentes, que han adquirido relevancia internacional.

En el ámbito de las ciudades inteligentes nos encontramos con una cuestión importante a tener en cuenta, y es que, las necesidades que hay que cubrir van por delante de la capacidad de desarrollo de la normalización. Y, además, son muchos los factores que hay que tener en cuenta.

Y es que, los protocolos y estructuras de comunicación de los servicios demandados pueden ser de naturaleza diversa. Y es por ello que es tan importante contar con normas técnicas consensuadas.

En esta introducción vamos a comenzar por las plataformas, ya sean de servicios, sencillas o complejas, hasta hace no mucho eran un todo un desafío para la interoperabilidad. Si se analizan sus estructuras, observamos que todas tienen una capa de adquisición de datos, que generalmente proceden de diferentes fuentes.

Modelo normalizado de capas de la Plataforma de Ciudad Inteligente

Por ello, será necesario desacoplarlas para que la información pase a una capa de procesamiento (que la identificamos como conocimiento, knowledge) que se combinará con elementos externos y, finalmente, la plataforma ofrecerá los servicios que correspondan.

Asimismo, cuentan con una capa adicional que ofrece lo que se conoce como API (Application Program Interface) y salidas de datos abiertos (Open Data). Todo ello, en un entorno que ha de cumplir con normas de seguridad en acceso y procesamiento.

En la actualidad, si se intenta intercambiar la capa de una plataforma por la de otra, aun en el caso más sencillo (verticales con sistemas de captura de datos tipo SCADA, Supervisory Control and Data Adquisition), se presentaría un problema prácticamente irresoluble.

Pero tal vez se puede requerir que sus salidas sean normalizadas, al menos en el formato de intercambio de datos. Éstos suelen ser del tipo API REST (Representational State Transfer), protocolo de intercambio o manipulación de datos en los servicios de Internet.

De esta manera conseguimos intercambiar datos con otras plataformas. Aún harían falta 2 aspectos más: cumplir las normas semánticas y la arquitectura de transferencia. Pero esta explicación, la dejamos para otra ocasión ;-)

Red de sensores de Internet de las Cosas para el automóvil conectado

Un tema que nos parece apasionante, que marcará el futuro de nuestras ciudades y en el que ecointeligencia participa como vocal del Comité de Normalización ISO CTN 178 de Ciudades Inteligentes (Smart Cities). ¡Todo un honor y una responsabilidad!

Si te interesa este tema puedes ampliar esta información con el informe Nuevas normas para ciudades inteligentes: UNE 178104 y UNE 178108 realizado por AENOR, disponible como siempre en nuestro fondo documental ecointeligente.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

, , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.