Los bosques del mundo en 2014: introducción

Ejemplo de bosques del mundo: Acebo, Cáceres, España

Unos bosques bien gestionados tienen un enorme potencial para contribuir a objetivos como el desarrollo sostenible y la promoción de la seguridad alimentaria.

Estos objetivos, que son aspectos centrales del mandato de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), van a ser tratados en una serie de artículos de ecointeligencia basados en la reciente edición de El estado de los bosques del mundo. En este informe que publica la FAO, se analizan interesantes datos sobre los beneficios socioeconómicos de los bosques.

En la mayoría de las regiones del mundo, los bosques, los árboles en las explotaciones agrícolas y los sistemas agroforestales desempeñan un papel importante para los medios de vida de la población rural al proporcionarle empleo, energía, alimentos nutritivos y una vasta gama de bienes y servicios de los ecosistemas. Los bosques gestionados correctamente poseen un enorme potencial para contribuir al desarrollo sostenible y a una economía más verde; sin embargo, faltan datos empíricos que permitan demostrarlo con claridad.

Ejemplo de bosques del mundo: Ruidera, Ciudad Real, España

Precisamente las publicaciones de la FAO sobre el estado de los bosques del mundo buscan proporcionar información para cubrir esta laguna fundamental de conocimientos, reuniendo y analizando en forma sistemática los datos disponibles sobre los beneficios socioeconómicos de los bosques.

Es bien sabido que los bosques son el repositorio de diversidad biológica terrestre más grande del mundo

Asimismo, los bosques desempeñan un papel fundamental en la mitigación del cambio climático mundial y contribuyen a la conservación del suelo y el agua en muchos ecosistemas frágiles.

Además, los bosques contribuyen de forma significativa a la seguridad alimentaria de muchas maneras. Millones de personas dependen de los alimentos procedentes de los bosques, y de los arboles situados fuera de los bosques, para aumentar la calidad nutricional y la diversidad de sus dietas. Esto es especialmente importante en periodos en los que se dan escasez estacional de alimentos, fenómenos meteorológicos extremos y conflictos. También contribuyen a los medios de vida rurales y la mitigación de la pobreza mediante los ingresos generados por el empleo en la producción de bienes y servicios forestales.

Como se indica en el informe, alrededor de un tercio de la población mundial, principalmente habitantes de países menos desarrollados, depende de la madera como su principal o única fuente de energía. Estos últimos utilizan combustible de madera para preparar alimentos inocuos y nutritivos y, en muchos casos, para esterilizar agua hirviéndola. Los bosques también pueden contribuir a la mitigación de la pobreza proporcionando viviendas asequibles y sostenibles.

Entorno natural que rodea a los bosques: Río Jevero, Acebo, Cáceres, España

Para medir mejor la importancia de los bosques tenemos que mejorar nuestra comprensión de las personas que viven en los bosques y en sus cercanías, las cuales en muchos casos dependen directamente de los bosques para su sustento. Por esta razón, una de las recomendaciones clave es que la recopilación de datos debe centrarse en las personas, no solo en los arboles.

Esta es una declaración muy oportuna, dado que en 2014 se celebra el Año Internacional de la Agricultura Familiar, coordinada por la FAO

Las personas que viven en los bosques forman parte del grupo de familias de agricultores, ganaderos y pescadores artesanales que ya desempeñan una función importante en garantizar la seguridad alimentaria, promover el desarrollo sostenible y conservar la biodiversidad en muchos países, pero, al mismo tiempo, se hallan entre las personas más vulnerables del mundo.

Lectura muy recomendable la de este informe sobre el estado de los bosques del mundo ya que estimula nuevas ideas sobre las múltiples relaciones entre las personas y los bosques, y sobre el modo en que podemos colaborar con vistas a promoverlas para fomentar la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

En la próxima entrega hablaremos de los mensajes o ideas fuerza de este estudio de la FAO.

Podéis acceder al estudio completo en nuestro fondo documental ecointeligente o desde este enlace: El estado de los bosques del mundo (potenciar los beneficios socioeconómicos de los bosques, FAO – 2014

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú