Los bosques del mundo en 2014: ideas fuerza

Ejemplo de bosques del mundo: Acebo, Cáceres , España

Dentro de nuestro repaso por la reciente edición de El estado de los bosques del mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), vamos a resumir los mensajes ó ideas fuerza que se quieren transmitir en este estudio.

A fin de medir los beneficios socioeconómicos de los bosques, la recopilación de datos debe centrarse en las personas y no solamente en los árboles

Con la excepción de las cifras sobre el empleo formal, las administraciones forestales disponen de escasa información sobre la forma en que muchas personas pueden beneficiarse de los bosques, y los datos disponibles son a menudo deficientes. La recolección de datos actual, centrada en los bosques y en los árboles, debe complementarse con información sobre los beneficios que reciben las personas. A tal efecto, lo mejor es colaborar con las organizaciones públicas que realizan encuestas sobre el tema.

Las políticas forestales deben abordar explícitamente el papel que desempeñan los bosques en el suministro de alimentos, energía y vivienda

Muchos países han logrado avances enormes en cuanto a fortalecer la tenencia y los derechos de acceso a los bosques y brindar apoyo a grupos de sus usuarios. No obstante, parece persistir una desconexión importante entre las políticas, centradas en las actividades del sector forestal formal, y el inmenso número de personas que utilizan los bosques para satisfacer sus necesidades de alimentos, energía y vivienda.

Es necesario preservar el arbolado de la Amazonía

Para la toma de decisiones acertadas es esencial que se reconozca el valor de los servicios prestados por los bosques, por ejemplo la protección que brindan contra la erosión o la polinización

Si no se mide o no se reconoce el valor de los servicios que prestan los bosques, las decisiones económicas y normativas que afectan a los bosques se basarán en información incompleta y sesgada. Esto tiene una importancia crítica para la prestación sostenible de muchos servicios, desde los que son esenciales para la seguridad alimentaria y la productividad agrícola —como la polinización y la protección contra la erosión— hasta las posibilidades recreativas y otras comodidades que los bosques brindan a la población.

Para poder satisfacer demandas que crecen y se modifican, la gestión forestal sostenible debe incluir una producción más ecoeficiente

Es probable que la demanda de muchos de los beneficios derivados del consumo de productos forestales siga aumentando con el crecimiento demográfico y que se modifique con los cambios en el estilo de vida, sea que estos obedezcan a la expansión de la nueva clase media, a la transición mundial hacia una vida predominantemente urbana o a otros factores. Estas demandas deberán satisfacerse a partir de un recurso estático o en disminución. A fin de evitar que se degrade considerablemente habrá que adoptar técnicas de producción más ecoeficientes, incluso en el sector informal.

Brindar acceso a los recursos y mercados forestales para la población es un método útil para potenciar los beneficios socioeconómicos

Los países están proporcionando a su población un acceso mayor a los recursos y mercados forestales, entre otras medidas dirigidas a fomentar el suministro de bienes y servicios. Esto resulta particularmente eficaz en el plano local. La promoción de organizaciones de productores puede respaldar el acceso a los mercados así como una producción más inclusiva y ecoeficiente.

En las Lagunas de Uidera (España) hay una gran diversidad forestal

Para lograr un progreso efectivo en cuanto al potenciamiento de los beneficios socioeconómicos de los bosques, las políticas deben sustentarse en la creación de capacidad

Desde 2007 se han elaborado numerosas políticas y medidas destinadas a promover la Gestión Forestal Sostenible (GFS), en particular incluyéndola entre los objetivos nacionales de carácter general, incrementando la participación de los grupos interesados y fomentando una mayor apertura a enfoques voluntarios y basados en el mercado. Sin embargo, en muchos países sigue siendo escasa la capacidad de aplicación.

En la próxima entrega presentaremos las conclusiones de este estudio de la FAO.

Podéis acceder al estudio completo en nuestro fondo documental ecointeligente o desde este enlace: El estado de los bosques del mundo (potenciar los beneficios socioeconómicos de los bosques, FAO – 2014

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú