Las 10 mejores Smart City en América del Norte (1)

Seattle, ciudad neutra en carbono en los Estados Unidos

La supervivencia de la raza humana va a estar determinada por lo que ocurra en nuestras ciudades. Se calcula que para 2050 el 70% de la población humana vivirá en ellas.

Podemos observar unos movimientos migratorios sin precedentes hacia las ciudades. El crecimiento urbano conlleva una alta demanda de infraestructuras asociadas al transporte y a la edificación, sin olvidarnos del incremento en la necesidad de recursos con el agua, alimentos y energía.

Las ciudades del futuro no pueden seguir extendiéndose como lo hicieron las ciudades estadounidenses durante el siglo pasado

Las necesidades de las ciudades del siglo XXI para acomodar a sus crecientes poblaciones no sólo van en la vía de mantener la calidad de vida sino en mejorarla, si es posible. Las ciudades inteligentes o Smart Cities buscan la manera de ser más eficientes proporcionando servicios, por ejemplo, utilizando las TICs, optimizando las infraestructuras existentes o fomentando la participación de los ciudadanos en lo que toca a la gestión del territorio, reducir la burocracia y a estimular la creatividad y emprendedurismo. En pocas palabras, la Smart City es una ciudad innovadora.

La metodología aplicada para evaluar a estas ciudades ha sido la Smart Cities Wheel (la rueda de ciudades inteligentes), un marco creado para ayudar a cuantificar a las ciudades inteligentes, donde a partir de datos públicos para cada uno de los 6 componentes, se calculan 28 indicadores.

Este es el último ranking de ciudades inteligentes de América del Norte:

Seattle

Seattle, ciudad verde y brillante, lidera los apartados de Economía y Buen Gobierno y queda en segundo lugar detrás de Washington, D.C. en el de Ciudadanía. También está a la cabeza en innovación sostenible y cuenta con el Bainbridge Graduate Institute, que imparte uno de los mejores programas de master en innovación sostenible y emprendedurismo.

Sustainable Seattle y Climate Solutions son buenos ejemplos de organizaciones locales enfocadas en la promoción del desarrollo sostenible. También destaca Happiness Initiative, cuyo objetico es medir el nivel de felicidad de los ciudadanos, algo que podemos considerar como esencial en el programa de una Smart City.

Seattle también destaca por la calidad de sus viveros de startups. En el Global Startup Ecosystem Index de 2012, el ecosistema emprendedor de esta ciudad fue el cuarto a nivel mundial. Esto y la capacidad de atraer talento sin duda ha influido en que Seattle alcance el primer puesto de este ranking.

Boston

En el ranking anterior, Boston ocupó el primer lugar y ha descendido una posición. Esta urbe destaca por tener una población innovadora y ecointeligente, jactándose de tener más de 70 universidades y de liderar el número de patentes y de inversión en capital riesgo per cápita. Sus dirigentes destacan por impulsar los planes de innovación a través del conocido como Distrito de la Innovación, la creación de la Oficina para Nuevas Mecánicas Urbanas, y dar soporte a programas de aceleración como el MassChallenge.

En Boston econtramos el Distito de la Innovación

Boston también destaca en el Buen Gobierno y en uso de tecnología para hacer que sus ciudadanos tengan acceso a servicios de mayor calidad sin coste adicional para el contribuyente, cosa que es de agradecer.

San Francisco (compartido)

San Francisco comparte posición con Boston, y como ella, una de las áreas más interesantes es la del ecosistema emprendedor. Destaca el movimiento que está habiendo desde Silicon Valley a la Bahía de San Francisco. De manera similar a Boston, San Francisco también ha creado oficinas municipales dedicadas a la innovación.

Durante años, esta ciudad ha sido líder el fomento de la sostenibilidad y en el desarrollo urbano ecointeligente como lo atestigua que ha estado siempre en los primeros puestos de las Smart Cities del Norte de América. San Francisco tiene más de 300 edificios certificados en LEED, lo que la pone a la cabeza entre las ciudades de su área.

Washington, D.C.

Los expertos coinciden en que la ecomovilidad es crítica para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, ya que reduce de manera notable la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes del sector del transporte. Esta ciudad ha quedado por detrás únicamente de Nueva York en el uso de la bicicleta, del fomento de caminar y del uso de transporte público. También destaca por la alta tasa del población con estudios y por las bajas tasas de desigualdad social.

Washington tampoco se queda atrás en cuestiones relacionadas con las TICs como el Big Data y las redes sociales, contando con iniciativas públicas y plataformas al servicio de los ciudadanos. Una vez procesada la información, ésta queda disponible. Además es un signo de transparencia ya que está accesible para el público en general.

Nueva York

Esta ciudad es un clásico de estas clasificaciones, y tiene buenas razones para serlo. Ha sido pionera en la adopción de vehículos eléctricos, ha adoptado medida de regneración urbana y medioambiental, y ha formado un potente ecosistema emprendedor (Silicon Alley).

Nueva York tiene un número significativo de universidades y de población con estudios universitarios. Ha tenido como líder destacado a Michael Bloomberg, reconocido apóstol de la Economía Baja en Carbono.

Bicicleta compartida en Nueva Yor, Smart city de América del Norte

Recientemente, Nueva York ha lanzado la iniciativa de mayor volumen relacionada con la bicicleta compartida, con 4.500 unidades. Esto contribuye a que esta ciudad esté a la cabeza en Norte América del transporte público no motorizado.

Esta urbe también está a la cabeza del concepto de Open Data, con más de 2.400 bases de datos abiertas al público, más del doble que la siguiente ciudad en la lista.

En una próxima entrega conoceremos las 5 ciudades que nos faltan para completar esta lista ecointeligente. Os las anticipamos: Toronto, Vancouver, Portland, Chicago y Montreal.

Este artículo es una traducción libre del original The 10 Smartest Cities In North America publicado por Boyd Cohen el 14 de Noviembre de 2013 en Fast Company.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Enhorabuena por el articulo, muy interesante.
    Me sorprende ver a NY en la lista. Aunque salieron muchos programas piloto para la adaptación de coches eléctricos y se hicieron pruebas con autobuses electricos, en la realidad apenas se ven por las calles, ni hay muchos puntos de recarga públicos.
    El sistema de bicicletas, que cumplió un año la semana pasada, está al borde de la ruina y solo cubre medio Manhattan, por lo que no es tan usado (bicis propias si).
    Tampoco los paneles solares han sustituido aun los depósitos de agua y en los edificios nuevos lo que se lleva es un roof-top (terraza).
    Y por ultimo en el sistema de basuras llevan años tratando de separar la orgánica sin mucho éxito, los plásticos y papeles se han empezado a separar en una fabrica nueva hace poco tiempo y en gran medida poca gente recicla.
    Aunque claro, es América del Norte, y el nivel de sostenibilidad es muy bajo aquí. Esto deja muy mal al resto de ciudades del país. A ver ahora con el nuevo alcalde como le va.
    Saludos

      1. Gracias por la respuesta Res, había leido ese post pero no los comentarios.
        Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú