Tu próximo evento debe ser sostenible: concepto

En un mundo en el que se celebran a diario miles de congresos, reuniones, fiestas, festivales y eventos de toda condición y tamaño, cada vez se hace más necesario que sean sostenibles en sus 3 vertientes: económica, social y medioambiental.

Exige que tu concierto de música favorito sea evento sostenible

Precisamente gran parte de los impactos negativos que generan estos eventos pueden estar en nuestra mano ser reducidos o eliminados. Y, quizás, muchas veces no hacemos las cosas de otra manera o porque no sabemos como plantearlas de una manera sostenible, o porque nos dejamos llevar por la inercia de cómo se han estado haciendo siempre.

Esta serie de artículos que ahora iniciamos sobre el planteamiento y realización de eventos sostenibles quiere ser una recopilación actualizada de conceptos y prácticas útiles para todos aquellos que estén motivados en conseguir que este tipo de actividades sean responsables.

Según el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) se entiende por evento sostenible aquél diseñado, organizado y desarrollado de manera que se minimicen los potenciales impactos negativos ambientales, y que se deje un legado beneficioso para la comunidad anfitriona y todos los involucrados.

Los plásticos de un solo uso inundan los eventos poco sostenibles

Además de esta definición formal, puede ser interesante analizar los 2 términos que intervienen en este concepto.

Por una parte según la RAE un evento es un suceso importante y programado, de índole social, académica, artística o deportiva.

Podríamos decir que cualquier reunión de personas, independientemente de su motivo de reunión o de su tamaño, se convierte en un evento, durante el cual se realizarán unas u otras actividades, de las que disfrutan los participantes.

Sería el caso de los congresos de profesionales, reuniones de trabajo, festival de cine o música, conciertos, exposiciones de arte, pruebas deportivas, celebraciones familiares, ferias temáticas, fiestas populares …

Para entender lo significa sostenible podemos acudir a la definición de sostenibilidad, que supone atender a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social (es lo que se conoce como Triple Vertiente de la Sostenibilidad)

Y esta misma sostenibilidad la podemos y debemos aplicar a la organización y desarrollo de cualquier tipo de evento, teniendo así como resultado, un evento sostenible, respetuoso con las personas, con el entorno económico y con el medioambiental.

Basura producida en una fiesta popular de Murcia (España)

¿Por qué un evento sostenible? Porque en la situación actual de crisis climática en este tipo de actividades debemos reducir los siguientes impactos:

  • Residuos
  • Consumo de recursos
  • Contaminación atmosférica, en especial las relacionadas con los gases de efecto invernadero (GEI)
  • Contaminación acústica y lumínica
  • Riesgo de accidentes
  • Degradación del entorno

Con estos puntos de mejora en mente podemos aplicar una serie de buenas prácticas para que entre promotores, organizadores, patrocinadores, proveedores y participantes estemos en una mejor disposición para ejercer un consumo responsable, ahorrando recursos y dinero, disfrutando de un entorno mucho más sano y saludable.

En este sentido, y para finalizar esta entrega inicial, nos gustaría señalar cuáles son los principales beneficios de los eventos sostenibles. Vamos a ello:

  1. Bien Común: Reduce, de forma real, su impactos poco sostenibles
  2. Atracción: Proporciona un valor añadido humano y medioambiental al evento
  3. Economía: Ahorra dinero, tanto a la organización como a los participantes
  4. Compromiso: Apoya tanto la economía como el empleo local
  5. Sensibilización: Cambia nuestra relación con el Planeta, tanto de los participantes, como de los proveedores y patrocinadores
  6. Diferenciación: Posiciona y aporta buena imagen tanto al evento como a las empresas y marcas involucradas
  7. Fidelización: Refuerza la relación con clientes, patrocinadores y participantes
  8. Orgullo: Crea vínculos emocionales evento – medio ambiente – organización
  9. Ecoinnovación: Inspira la innovación y la creatividad tecnológica y de gestión
  10. Responsabilidad: Demuestra que existen otras formas de realizar eventos

En nuestra próxima entrega vamos a ver un conjunto de buenas prácticas para nuestros eventos sostenibles.

Si te interesa profundizar en este tema puedes acceder al informe de la Fundación Oxígeno titulado Manual de Eventos Sostenibles, y disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú