Cómo convertir desperdicios en recursos, en Onda Regional de Murcia

A menudo oímos que la economía circular va a ser el remedio de para todos nuestros dispendios y que nos salvará del horizonte apocalíptico que nos acecha debido al maligno y adictivo modelo lineal basado en el fabricar – usar -tirar.

De cómo actualmente se está implantando este modelo circular vamos a hablar con Marta Ferrero en la sección Nos ponemos verdes del programa MURyCÍA de Onda Regional de Murcia (España).

Recordemos que la economía circular tiene como fin desterrar de nuestras vidas el concepto de residuo, desperdicio o desecho

Aunque esta preocupación por el deterioro ambiental fruto de nuestro consumismo no es nueva, fue con el Informe Brundtland cuando se definió el concepto de desarrollo sostenible.

Como evolución de todos estos términos alrededor de la sostenibilidad, surge la economía circular como un flujo cíclico, que implica extraer, transformar, distribuir, usar y recuperar los materiales y la energía de los productos y servicios que consumimos.

Sin embargo, cuando hablamos de economía circular, lo habitual es fijarnos en el ahorro de costes de materiales, es decir, en la gestión de residuos y en el reciclaje, aspecto muy importante pero que solo es una parte del gran potencial que nos ofrece la economía circular.

La economía circular ofrece oportunidades para alcanzar la sostenibilidad

Es en este punto cuando aparecen nuevos modelos de negocio basados en la economía circular que pueden ayudar a ésta elevar su peso dentro de la economía global.

Y en este sentido, repasamos las 4 áreas de creación de valor en la economía circular:

Recursos duraderos

Nos referimos a recursos que se pueden regenerar en el tiempo de modo que no solo duren más (eficiencia), sino que sean para siempre (eficacia).

Esto significa una rotura del vínculo entre escasez de recursos y actividad económica, utilizando únicamente aquellos recursos que se puedan regenerar para darles un uso productivo.

Ejemplo: Las energías renovables y los productos bioquímicos

Mercados líquidos

En éstos se hace un uso óptimo de productos y activos, que los usuarios pueden utilizar e intercambiar con facilidad

Se enfoca a eliminar los tiempos de inactividad de productos en el mercado con el fin de aumentar el número de usuarios que disfrutan del mismo volumen de productos.

Ejemplo: Uso compartido y el intercambio de productos y activos sobrantes

Ciclos de vida más largos

Se conciben y emplean productos hechos para durar.

Es necesario poner en valor productos con uso económico durante más tiempo para que satisfagan una demanda mayor y sean más útiles sin necesidad de recursos naturales adicionales.

Ejemplo: monetización de la longevidad de productos mediante servicio, actualización y reacondicionamiento

Cadenas de valor interconectadas

En las que se generan #DesperdicioCero desde la producción hasta la eliminación.

Desperdicio Cero, el libro Zero Waste

Su objetivo es minimizar la destrucción del valor de los recursos en una cadena de valor, recuperando residuos y usándolos como puntos de partida para el siguiente proceso de producción.

Ejemplo: El fomento del reciclaje y el uso eficiente de recursos

Ricardo Estévez , especialista y consultor de economía circular desde Murcia (España), nos explica cómo este modelo circular es una gran opción sostenible para ser implantada en nuestras empresas y negocios:

¡No te quedes únicamente en el reciclaje!

¡Aprovecha las oportunidades que nos ofrece la economía circular!

, , , , , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.