El coche eléctrico es una alternativa ecointeligente (3)

El coche eléctrico ya está presente en diversas competiciones

Tras comprobar que el vehículo eléctrico es un gran aliado para reducir las emisiones de gases contaminantes, nos gustaría cerrar esta serie sobre electromovilidad con una serie de consideraciones que nos sitúan en su contexto y que pueden afectar a su futuro.

Es cierto que existen dificultades en el acceso a la información, ya que al no estar todavía disponibles los vehículos eléctrico de forma masiva en el mercado, es muy difícil definir los costes que sirvan para hacer un análisis cuantitativo completo, a pesar de que el asunto se está alegrando últimamente, sobretodo por la irrupción de Tesla con sus últimos modelos.

Las estimaciones no se han cumplido y estamos lejos de las cifras previstas, añadiéndose que el grueso de las unidades vendidas han sido para flotas

También apreciamos que la viabilidad económica del vehículo eléctrico dependerá también del segmento de mercado o nicho donde se plantee su introducción.

Con respecto a la imagen corporativa y a la conciencia ecológica, los vehículos eléctricos pueden ser interesantes para empresas y particulares que quieran ofrecer una imagen respetuosa con el medio ambiente aceptando incrementar los costes del transporte.

La utilización del coche eléctrico puede tener una mayor introducción para utilización urbana, ya que la limitación en la autonomía afecta menos y la ganancia en eficiencia energética es mayor, frente a una utilización mixta o predominantemente de carretera. Un ejemplo claro es la aceptación del modelo Twizy de Renault, ideal para la circulación urbana y que está siendo fabricado a gran escala en España.

En lo que toca al ámbito geográfico, el mercado estadounidense, caracterizado por un mayor número de kilómetros recorridos por conductor y una mayor disponibilidad de garajes (el 80% de los hogares en Estados Unidos tienen garaje propio frente al 20% en Europa), se presenta como un contexto propicio para la introducción del vehículo eléctrico enchufable, ya sea puro o híbrido, por la mayor facilidad de recarga doméstica nocturna.

Los puntos de recarga eléctrica cada día son más abundantes

Otro punto de inquietud es el impacto que puede suponer para las redes eléctricas la implantación masiva del coche eléctrico. Pues es tranquilizador saber que no se prevé que la introducción masiva de estos vehículos afecte de forma negativa a estas redes de suministro. Más bien es de esperar que la recarga de estos vehículos se realice por la noche, que es cuando más barata es la energía y menor es la utilización de las instalaciones, lo cual nos llevará a un uso ecointeligente de las mismas

También es bien recibido que una fiscalidad ventajosa y las ayudas públicas puedan modificar sustancialmente los costes de movilidad de los vehículos eléctrico en detrimento de los convencionales.

Las tendencias incrementales en el precio de combustibles fósiles afectarán favorablemente al vehículo eléctrico

Y en lo relativo a los aspectos sociológicos, la confortabilidad de los vehículos eléctricos es similar a la de los vehículos convencionales, siendo la menor contaminación local, tanto sonora como de emisión de gases. Esto es un elemento que juega muy a favor del coche eléctrico y ayudará sin duda a su introducción. El inconveniente de los atropellos por su marcha silenciosa se está solucionando incorporando efectos sonoros cuando los vehículos eléctricos están en movimiento.

Esperamos que estos artículos os hayan sido de interés y que os acerquen al mundo del coche eléctrico que tanto nos gusta en ecointeligencia.

Seguro que este vídeo no os deja indiferentes:

¿Creías que los coches eléctricos eran lentos?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú