Jardines en el cielo

Ejemplo de techo verde en el Ayuntamiento de Chicago

Un día en nuestras ciudades, podremos alzar la mirada y admirar los jardines que crecen en los tejados de los edificios y las plantas que se apoyan en los lados de las casas. Con suerte, porque significará que habremos adoptado un enfoque sostenible en la planificación urbana: utilizar el tejado verde las azoteas y las paredes para obtener viviendas más saludables, sostenibles y naturales, y hacer que los espacios urbanos sean más ecológicos.

Ya es una práctica ecointeligente en muchos países. Sin embargo, en España sólo existen algunas experiencias aisladas. Demasiado poco para beneficiarse de las ventajas que ofrece esta técnica, que son muchas, no sólo para los edificios individuales, sino para todo el entorno urbano.

Para difundir este tipo de planteamientos sostenibles surgen iniciativas de empresas como BASF, que dentro de sus proyectos de mejora medioambiental, colabora activamente con las principales organizaciones y empresas del mundo que construyen este tipo de techos verdes ajardinados, principalmente proporcionando los materiales aislantes adecuados. Dentro de su Creator Space, creado con motivo de la celebración del 150 aniversario, ha lanzado un debate sobre la expansión de cubiertas verdes.

Pero, ¿porqué son tan importantes?

Realizar jardines en las cubiertas comporta una re-naturalización de la ciudad, que se tornan más bellas y habitables. Además, los techos verdes reducen el flujo de agua al limitar los efectos de las inundaciones repentinas en las zonas urbanas. Nuestras ciudades, de hecho, se construyen con materiales impermeabilizados y con las fuertes lluvias se comportan como canales, el agua no penetra más en el suelo, pero se acumula en la superficie y se desplaza.

También en Nueva York podemos encontrar techos verdes

El techo verde, luego, reduce la contaminación: las plantas absorben parte de los contaminantes en el aire, fijando las partículas finas, y producen oxígeno. No sólo. Mitiga la isla de calor que se genera en la ciudad debido al sobrecalentamiento de las cubiertas y tejados. Un techo  poco reflectante, de hecho, no sólo calienta el edificio en cuestión, sino que refleja parte de la luz del sol alrededor, causando un aumento de las temperaturas de 10 grados.

También hay evidencia de que vivir y trabajar rodeado de plantas promueve la productividad, y que la hospitalización de los pacientes que están en un entorno rodeado de vegetación son más cortos y la curación más fácil .

Muchos son también las ventajas puramente estructurales, tales como una mayor duración de los pisos, que protegidos de la intemperie duran mucho más tiempo, los entornos más saludables y mayor ahorro de energía, sobre todo en verano, gracias a la labor de enfriamiento proporcionado por el verde .

En resumen, los techos verdes mejoran la calidad del aire y la vida. Sin embargo, su difusión se encuentra todavía en la fase pionera. Nada que ver con lo que sucede en Berlín, Malmö, Seattle, San Francisco, Chicago, Toronto y Vancouver, que han puesto mucho en la integración de los techos verdes en la ciudad.

Ejemplo en España de techos verdes sostenibles

Vamos a finalizar con un ejemplo en España de instalación de estos techos ecointeligentes. Nos referimos a la Sede Financiera del Banco de Santander, en Boadilla del Monte (Madrid), que tiene el techo verde más grande de Europa con 100.000 m2.

¿Conoces algún ejemplo de techo verde cercano a ti?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Me parece excelente idea de hacer techos verdes en mi país Santiago de chile
    como puedo conseguirás mas información de como se pueden construir sin dañar la estructura del edificio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú