Nuevas formas de movilidad para salir de la crisis

Bluemove Carsharing y Amovens presentan las nuevas formas de movilidad para salir de la crisis

En tiempos de crisis el abaratamiento de costes resulta imprescindible para todos. Y más aún, cuando se trata de pagar por algo que no se usa a diario o con cierta continuidad, como es el caso de muchas personas con el tema de su coche privado. Por este motivo, Bluemove Carsharing y Amovens han organizado una mesa redonda para hablar sobre las nuevas formas de ecomovilidad que pueden usar los ciudadanos para salir de la crisis.

En la mesa redonda, han participado Diego Hidalgo de Amovens (carpooling), Gabriel Herrero-Beaumont de Bluemove Carsharing, Alexandra Ramió de Social Car (alquiler de vehículos, Persona a Persona ó P2P) y, representando al sector de las bicicletas, Pablo León de El País.

Evento sobre ecomovilidad en Madrid 10/10/2012

El carsharing y el carpooling son dos alternativas complementarias a la actual congestión de tráfico en las ciudades. Ambos nacen de dos premisas comunes: reducir las emisiones contaminantes y ahorrar dinero. El carsharing es un servicio ofrecido por una empresa para que los usuarios puedan alquilar el coche por horas, sólo cuando lo necesitan. Bluemove es una de las empresas pioneras en España y sus coches se encuentran en distintos puntos estratégicos de la ciudad. Esto permite que los usuarios tengan los vehículos a su disposición a escasos metros de la puerta de su casa. Sólo se pagan las horas utilizadas y el kilometraje recorrido.

A diferencia del carsharing, en el carpooling los usuarios utilizan sus propios coches y alternan los turnos de conducción. Internet ha sido fundamental para que el carpooling pueda desarrollarse a nivel nacional e internacional. A través de la red los usuarios se pueden poner en contacto para compartir horarios y rutas. Es ideal para desplazarse a la oficina o para viajes de largas distancias. En España, Amovens es la empresa más importante que ofrece este servicio.

El ahorro económico no es sólo la única ventaja

Las cuatro propuestas de movilidad presentadas (carsharing, carpooling, P2P e ir en bicicleta) tienen en común el ahorro económico que supone para los ciudadanos, pero también fomentan otros beneficios para el usuario y la sociedad.

  • Más espacios de aparcamiento y de ocio: La reducción del número de vehículos permite liberar espacios de aparcamiento en la ciudad. Las plazas de aparcamiento ocupan espacios muy valiosos en las ciudades. Esto espacios podrían dedicarse para más árboles, más parques, más aceras para pasear, más terrazas, etc.
  • Menores niveles de contaminación: Los ciudadanos pueden escoger entre varias formas de movilidad diferentes cada vez que van a desplazarse: bicicleta, carsharing, compartir coche, ir a pie… La reducción del número de kilómetros realizados permite reducir el consumo de combustible y por lo tanto los niveles de contaminación de las ciudades.
  • Mejora la comunicación y fomenta las relaciones sociales: Con el uso del carsharing, P2P y bicicleta, se disminuye el número de coches en la ciudad y eso fomenta la relaciones entre vecinos de una misma calle. Además, el carpooling permite la socialización con más gente y fomenta las relaciones interpersonales.

Como podéis ver son varias las alternativas que tenemos para fomentar la ecomovilidad en nuestro estilo de vida.

Y ya sabéis en caso de duda, un buen paseo nunca viene mal, ni para el bolsillo ni para nuestra salud!!

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. lobo199

    Primera planta de microalgas CO2algaefix del mundo
    La planta ‘CO2Algaefix’ producirá biomasa mediante el cultivo de microalgas y utilizará como nutriente el gas de combustión que emite la central eléctrica, permitiendo así reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. La biomasa de microalgas obtenida se empleará en sectores como acuicultura, cosmética, energía o nutrición.
    El proyecto tiene como objetivo producir unas 100 toneladas de biomasa de algas anuales, gracias a un innovador sistema de cultivo que utiliza un tipo de reactor vertical plano, conocido como jaula-bolsa. Éste permite mantener unas condiciones óptimas para el crecimiento de las microalgas y utilizar los gases de combustión de la central eléctrica anexa como aportación de carbono. De este modo, se evitará la emisión anual de 200 toneladas anuales de CO2, el equivalente a lo que absorberían 34.000 árboles.
    La producción de biomasa de esta planta es viable para uso industrial lo que puede suponer un paso trascendente para el sector.
    La iniciativa, liderada por la empresa AlgaEnergy, cuenta con el respaldo de Iberdrola, que cederá los terrenos para la ubicación de la planta (en Cádiz, sur de España) e implementará los sistemas de extracción y manipulación de gases de combustión; la empresa Exeleria será responsable de la fase de cosechado y concentración de la biomasa algal; la Agencia Andaluza de la Energía aportará la visión bioenergética, y las Universidades de Sevilla y Almería participarán en el diseño de las instalaciones. La asociación Madrid Biocluster sumará su experiencia en biotecnología.
    http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=54514&origen=notiweb&dia_suplemento=lunes

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.