El camino del coche eléctrico en la próxima década

Comarth fabrica vehículos eléctricos desde Murcia - España

En un tiempo en el que algunos interesados se atreven a hablar del fracaso del coche eléctrico, ha llegado a nosotros la hoja de ruta del Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) para el desarrollo del vehículo eléctrico en los próximos años. Titulado EV Everywhere Grand Challenge Blueprint, se trata de un documento con las metas y objetivos que marcarán iniciativas, colaboraciones, ayudas y financiación tanto para proyectos de carácter público como privado en este área.

Comprende el periodo 2013 – 2022 con el compromiso de impulsar la evolución de áreas fundamentales como la de los acumuladores energéticos, la reducción del peso y de costes de la tecnología, y la infraestructura de recarga

Pasando a datos concretos, el DOE se centra en la mejora de la densidad energética de las baterías, la reducción de los costes y del precio final del almacenamiento energético. Importante en el campo de los acumuladores es el potencial de desarrollo de las baterías, que en la actualidad se encuentra en torno a la tecnología Ion-Litio, pero que a medio plazo se muestra necesario el respaldo a otras químicas como las de Litio-Aire, Zinc-Aire, Litio-Azufre o Ion-Magnesio.

Desde el punto de vista de la planta de propulsión eléctrica y los dispositivos de control electrónicos, la meta fijada igualmente es la reducción del peso en hasta un 40%, la reducción del tamaño en un 35% y la también reducción de las pérdidas de energía en los procesos de transformación. De unas cotas de eficiencia actuales situadas en un 90%, se pretende dar un paso adelante hasta alcanzar el 94%.

Esquema de las propuestas del DOE sobre el coche eléctrico

La inclusión de cargadores internos figuran dentro de las grandes líneas de actuación, pues gracias a la gestión incluida dentro del vehículo se podrá apostar por una infraestructura de recarga más simple y homogénea en todos los territorios, que además permitirá la gestión de los modos de carga a través de una única conexión, el estándar de recarga combinado SAE J1772 CCS.

En el plano de la reducción de pesos, el aprovechamiento de nuevos materiales y polímeros ligeros promete alcanzar la reducción de un 35% del peso en carrocería, un 5% en interior y un 25% en chasis y suspensión.

Por último, entre las cuestiones técnicas, los sistemas de climatización también son un camino de importante inversión por el DOE. Las mejoras demandadas tienen que ver principalmente con la reducción del impacto de estos sistemas sobre la autonomía, apostando por la mejora en el diseño de estos sistemas para conseguir un menor impacto negativo sobre el consumo de energía y, sobre todo, conseguir cifras de eficiencia superiores a los sistemas actuales de gestión térmica.

El informe propone una mejora notable de la electromovilidad de cara a limitar el impacto ambiental, y también identifica una importante oportunidad de innovación y creación de nuevas industrias y fórmulas de negocio

Otra iniciativa del DOE, en la línea de esta hoja de ruta, ha sido la firma con 13 compañías de un acuerdo de colaboración para llevar a cabo un plan de expansión de la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos en los lugares de trabajo. Se trata de una iniciativa que pretende maximizar las opciones de recarga de cara a afrontar el despliegue de vehículos eléctricos contando con puntos de recarga en los que se denominan como recorridos habituales: casa-trabajo, trabajo-casa.

Los primeros socios que han firmado este acuerdo para el despliegue de infraestructura de recarga en emplazamientos de trabajo han sido empresas de primer nivel: 3M, Chrysler, Duke Energy, Eli Lilly, Ford, General Electric, General Motors, Google, Nissan, San Diego Gas & Electric, Siemens, Tesla, y la compañía de telecomunicaciones Verizon. Este acuerdo impulsa que el lugar de trabajo se convierta en nuestro segundo punto habitual de recarga, una idea muy a tener en cuenta ya que nuestro vehículo permanece estacionado durante la duración de nuestra jornada sin posibilidad alguna de recarga en caso de tratarse de vehículo eléctrico o vehículo híbrido enchufable.

Como podemos observar de lo expuesto, tenemos un amplio abanico de retos cuyo desarrollo e implantación llevarán algún tiempo pero que sin duda incentivarán a la industria para avanzar en innovación, ecoeficiencia y sostenibilidad.

Y para terminar, un vídeo que demuestra que el coche eléctrico está cada día más presente en nuestras vidas:

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Se ven pocos coches eléctrico pero seguro que con las nuevas ayudas a los vehículos eficientes empezamos a ver más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú