Carsharing: planteamientos ecointeligentes

carsharing en europaDespués de tratar el estado del carsharing en España, nos vamos a fijar en una serie de casos internacionales, no porque no se esté haciendo bien en España, sino para corroborar que vamos por buen camino.

I-Go en Chicago proporciona un innovador servicio por internet que permite a sus miembros integrar sus desplazamientos des de un punto A hasta otro punto B conectando múltiples modalidades de transporte a lo largo de esa ruta. Un usuario dado puede iniciar su viaje en un tren, cambiar a sun servicio de bicicletas y recoger finalmente un coche compartido para realizar el tramo final de su trayecto. Se trata, en definitiva, de minimizar los kilómetros recorridos en automóvil y de reducir notablemente la huella de carbono de cada usuario.

Cada vehículo compartido puede eliminar de las carreteras hasta 20 coches convencionales

Los usuarios de estos servicios comentan que suelen reducir el kilometraje que recorren en coche en un  44% aproximadamente. La disminución  de emisiones de CO2 puede ser significativa. Communauto, el servicio canadiense de automóviles compartidos que opera en Quebec, afirma que sus 11.000 miembros han generado una reducción de 13.000 toneladas de emisiones de CO2. Según un  estudio similar realizado en Europa, los automóviles compartidos recortan las emisiones de CO2 hasta en un 50%.

Zipcar, la mayor empresa de vehículos compartidos del mundo, es un servicio comercial que opera desde el 2000. Desde esa fecha ha crecido hasta contar con cientos de miles de miembros y tiene más 8.000 vehículos para escoger, repartidos en varios miles de puntos por todo el mundo. Sus ingresos superaron en 2009 los 130 millones de dólares y está creciendo a un ritmo anual del 30%. En 2010, Zipcar lanzó un proyecto piloto de coches híbridos en su sucursal de San Francisco (EEUU). Con este programa y otros mundo, esta empresa ha adquirido una gran popularidad entre toda una generación con gran conciencia ecológica y sus miembros se autodenominan zipsters.

coche compartido para zipsters

A medida que se vayan generalizando las energías renovables, los aparcamientos de vehículos compartidos podrían suministrar electricidad verde a sus unidades eléctricas. Sin duda, este escenario sería la guinda del pastel.

Los servicios colectivos de vehículos compartidos tienen muchas probabilidades de convertirse en una alternativa al modelo convencional de adquisición de coches en el mercado, principalmente en áreas urbanas densas donde el coste de mantenimiento de un vehículo de esas características usado de forma no muy frecuente hace que sea una opción sin mucho sentido desde el punto de vista práctico.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Sandra GPS

    Muy buena combinación la que se sugiere, coches eléctricos para usar por tiempos. Así se baja la contaminación del aire y también la saturación en las calles. A ver si las compañías siguen este ejemplo para colaborar en el empeño que ponemos todos por mejorar la calidad de vida. Ojo, los privados que usan su coche pueden aprovechar las plazas libres en sus desplazamientos también (www.blablacar.es, viajamosjuntos.com, etc) o aparcar el coche y darse al pedaleo, aunque me temo que esto les costará un poco más, por la costumbre… Mejoremos la movilidad, con un poquito cada uno haremos mucho por todos.

    1. admin

      Gracias Sandra por tu aportación!!
      El carpooling y las bicicletas sin duda son una buena solución para reducir la dependencia del vehículo privado.
      Está en nuestra mano racionalizar el uso de los vehículos que emiten gases de efecto invernadero (GEI)
      Saludos,
      -Ricardo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.