Las claves de la Cumbre de Durban (COP17)

logo cumbre cop17 durbanSiguiendo la sugerencia de una lectora nuestra nos vamos a ocupar de la Cumbre del Clima de la ONU que se está desarrollando en Durban (Sudáfrica). Es la decimoséptima Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP17), que se enmarca dentro de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (CMNUCC, 1992), y reúne a 200 estados de la Tierra para negociar un acuerdo que permita evitar al calentamiento de la atmósfera de la Tierra.

La cumbre COP17 se celebra en Durban del 28 de noviembre al 9 de diciembre y tiene como precedente la COP16 celebrada en 2010 en Cancún (México, que logró devolver la esperanza de conseguir un acuerdo internacional para la lucha contra el cambio climático tras el fracaso de la edición de Copenhague (COP15).

Pese a que en COP16 no se aportó solución a la cuestión más complicada, la renovación de un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, la cita mexicana logró arrancar la voluntad de los países emergentes de comprometerse con la reducción de emisiones, una de las principales demandas de las economías occidentales.

Los acuerdos recogieron, además, la puesta en marcha de un Fondo Verde para el Clima que pondrá a disposición de los países en desarrollo 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para virar hacia energías más limpias y combatir el cambio climático.


Cancún
designó un Comité Transitorio para diseñar los mecanismos del Fondo, que canalizará las aportaciones de los países ricos hacia los países en desarrollo, cuyo objetivo último es crear un nuevo marco económico en que todos compitan en igualdad de condiciones.

Objetivo principal: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y encontrar una continuación al Protocolo de Kioto, pacto vigente que expira en 2012

En Durban se plantean tres importantes claves. La primera es la renovación del Protocolo de Kioto, que se firmó en 1997 y entró en vigor en 2005, y estableció compromisos legalmente vinculantes de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 37 países desarrollados y la Unión Europea. El acuerdo no fue ratificado por EEUU y no obliga a China, India y Brasil por ser economías emergentes.

El Protocolo expira a finales de 2012 y los negociadores tratan de acordar un segundo periodo de compromiso que sirva de transición a un nuevo acuerdo internacional jurídicamente vinculante.

Los países en desarrollo consideran imprescindible que las economías occidentales ratifiquen ese segundo período de compromiso del Protocolo, mientras Rusia, Japón y Canadá han anunciado que no renovarán el tratado mientras sus competidores comerciales, China, India y EEUU no asuman compromisos similares.

El segundo asunto de importancia en discusión es la capitalización del Fondo Verde para el Clima. El Comité de Transición, establecido por mandato de la cumbre de Cancún y formado por expertos de distintos ámbitos, ha trabajado durante este año en el diseño de los mecanismos del Fondo Verde. Las diferencias sobre las fuentes de financiación, la forma de acceso a los fondos, la participación de la iniciativa privada y las acciones que podrían beneficiarse de esa bolsa de dinero acabaron por impedir un acuerdo algo más de un mes antes de la reunión de Durban, con la negativa de EEUU y Arabia Saudí a suscribir el texto. Los negociadores deben resolver sus diferencias para lograr liberar las aportaciones económicas necesarias y animar a las economías en desarrollo a adoptar compromisos.

El tercer punto fundamental es conseguir reducir las emisiones para limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados. El consenso científico sitúa el límite máximo de calentamiento global en 2 grados centígrados sobre la temperatura previa a la era industrial, como el punto de no retorno antes de que las consecuencias del cambio climático puedan tornarse fatales. Para lograr ese objetivo, las países deben analizar cómo recortar aún más la emisión de gases causantes del calentamiento global.

activistas ong en cop17 durban

Inicialmente envuelta en un ambiente de escepticismo, según fuentes, en esta semana de trabajo hay razón para el optimismo porque han habido progresos, como el anuncio por parte del representante de China de que el gigante asiático podría adherirse a un acuerdo para reducir sus emisiones contaminantes.

La UE aboga por una hoja de ruta para lograr en 2015 un acuerdo de reducción de emisiones de gases causantes del efecto invernadero que entraría en vigor en 2020 y comprometería a todas las grandes economías.

Después de la Cumbre de Durban los países volverán en reunirse en Qatar (COP18) a finales de 2012. No obstante, si no se acuerda en Durban un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, éste expirará en 2012 y el mundo se quedará sin el único acuerdo legalmente vinculante para la reducción de emisiones. La postura de la UE es lograr que, al menos, haya un acuerdo para que en 2015 todos los países se hayan comprometido a entrar en un esquema global de reducción de emisiones.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Interesante información , completa y concisa ya tienes una fan mas

  2. Muy ilustrativo!!!

  3. Señores muy interesantes sus comentarios y opiniones, brindan un panorama extenso, sin embargo, pongo a su consideración las siguientes reflexiones a manera de un breve resumen.
    Se plantea un cambio climático, algunos argumentan que será un calentamiento y otros plantean el efecto contrario; lo cual no es muy alentador para la Biodiversidad en el planeta.
    Comentan, que el principal problema a resolver para mitigar este cambio climático es que no se cuenta con los recursos económicos para hacerle frente, además se ve que los actores que intervienen en este proceso no logran generar acuerdos de fondo.
    Algunas preguntas que surgen son:
    Quién aportará el capital para el fondo verde y si esta alternativa de financiamiento no agravará más el problema de fondo.
    En estos momentos unos actores quieren disminuir su producción – pero aún así es muy alta – otros quieren mantener sus niveles de fabricación y los que no son industriales quieren ayudarles a los dos anteriores a trasladar sus responsabilidades ambientales, a través de bonos de carbono, lo cual genera muchas dudas e interrogantes de estos mecanismos.
    Es de aplaudirse las acciones que están llevando a cabo la sociedad civil, independientemente la finalidad de cada una de las OSC o de las ONG, sin embargo, entre ellas mismas hay muchas líneas filosóficas y de acción, lo cual no les permite tener un tipo de liderazgo, que realmente presiones para tener acuerdos más sólidos para los fines que pretenden lograr; como lo que paso en Cancún que no lograron ponerse de acuerdo y tuvieron que ir en tres o más direcciones.
    Concluyendo, todos tenemos un poco de verdad y mucho interés de que la humanidad y de que la Biodiversidad pueda en un futuro próximo sobrevivir ante los difíciles tiempos que nos esperan, por lo cual, tenemos que ser incluyentes, entender que tenemos que aprender de formas distintas hasta el momento exploradas y, generar acuerdos de fondo, no importa que se lleven más tiempo, siempre y cuando vaya en pro de generar un cambio inteligente.

    Si se quieren tener resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes, por las formas que se ven desde Copenhague Dinamarca, hasta este momento, no parece que las propuestas de los distintos actores puedan tener un impacto inteligente que ayuden en las negociaciones mundiales, no se encuentran hasta el momento, por ningún lado.
    Los habitantes de todo el mundo deberán plantearse si se está haciendo lo correcto, o mejor dicho, si se está planteando correctamente el problema.
    #SIGEPOLIS

  4. MI NUEVO MENSAJE PARA LOS ORGANIZADORES DE LA PRÓXIMA CONFERENCIA MUNDIAL DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO QUE SE CELEBRARÁ EN EL MES DE DICIEMBRE ESTE AÑO EN DURBAN, SUDÁFRICA
    Como no he logrado que los Organizadores y Responsables de la próxima Conferencia Mundial de las Naciones Unidas celebrado en el año pasado en Cancún, que aceptarán mis proposiciones expuestos en MIS MENSAJES…en fecha 17 de Enero de 2011, de incluir en sus programas un informe sobre la causa de este antinatural y amenazada acontecimiento, elaborada por un equipo de Filósofos, Poetas, Artistas, Arquitectos, Antropólogos, Historiadores de conducta y actividades del hombres, y Científicos de ciencias naturales, quienes por su tipo de trabajos están acostumbrados de ver y juzgar las cosas en esencia y holisticamente, y por eso conocer la verdadera naturaleza de la especie humana, que ha causado nuestros nuevos tipos de males, surgidos después de la revolución industrial, entre los que el problema de cambio climático es sólo uno, repito nuevamente el indispensable necesidad de incluir este tipo de informe también en el programa de próximo Conferencia, porque sólo teniendo estos dos tipos de informes: uno, el informe científicos sobre los manifestados males existentes, presentados por el reconocido equipo de científicos, y el otro, un informe de tipo filosófico que expone la causa de los manifestados efectos de estos males, tendrán los participantes suficiente datos para poder juzgar, valorar y aprobar la solución justa y necesitada.
    No hacer esto y si no se incluirá este tipo informe en el programa de la próxima Conferencia, sino se continuará de tratar ésta con el mismo enfoque, como hasta ahorra, para demostrar la imposibilidad de obtener sus deseados objetivos y llegar a un acuerdo aceptado y realizable, nuevamente expongo los siguientes: En el año 1997 cuando se celebro la Cumbre de Kyoto, la población del mundo era de 6.000 millones, y en este tiempo sólo los países económicamente desarrollados como Europa, América de Norte, Canadá y Japón que significaba 1/3 parte de la población de la planeta, han producido en exceso energías contaminantes, pero hoy que la población del mundo ya es de 7.000 millones, y que se aumentan con 80-90 millones de cada año y que para el año 2020 puede llegar de tener 7.500 millones, y los países económicamente emergentes como China, India, Brasil, México, y otros países en vía de desarrollo, que significa 2/3 de la población del mundo de nuestro planeta, también están convirtiéndose en sociedades de consumo, para satisfacer esta nueva demanda, para el año 2050 con el aumento de la población del mundo y consumo de energía llegara de ser el doble que exista hoy, sólo un infundido y benévolo optimismo, en nuestras ciencias y futuros avances técnicas y tecnológicas, podría creer de resolver nuestros problemas y salvar nuestras civilizaciones de su destrucción planetaria.
    Evitar este catastrófico fin de nuestras civilizaciones, sabiendo ya que es la causa de nuestros males, si lograríamos centrar nuestras investigaciones sobre esta causa, aunque por la gravedad de nuestros males, ya no tendremos suficiente tiempo para poner en practica 100% el resultado de este conocimiento, y evitar con ello un cierto tipo de destrucción, al menos, aprendiendo de este inevitable destrucción, los supervivientes y las futuras generaciones estarán dispuestos de aceptar esta elaborada justa y necesitada “filosofía del mundo y de la vida” que cambiara sus erróneos modo de vida, abriendo con ello un nuevo camino para una nueva y renovada vida y cultura.
    Madrid 24 de Octubre de 2011
    Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú