¿Cómo puede ser gratis un automóvil?

fluence zero emissionsBetter Place está redefiniendo la industria del automóvil. Ahora con elevados precios en los combustibles, nos damos cuenta de que el coste del coche va más allá del precio de compra: el coste de mantenimiento puede ascender a unos 2.000 € anuales. Tomando de partida el negocio de los teléfonos móviles, Better Place planea regalar el coche y vender el kilometraje por menos de lo que gastaríamos en un coche tradicional.

Better Place puede proponernos esta opción ya que sus coches son eléctricos y la electricidad es más barata que la gasolina. Si firmamos un contrato a 3 años (y vivimos en Israel, Dinamarca, Australia y la bahía de San Francisco), Better Place nos puede alquilar un coche gratuitamente. Lo cargaríamos en casa y en lugares públicos donde nos indique el GPS instalado en el coche. Si tenemos prisa, podremos  acudir a una estación donde sustituir la batería en el mismo tiempo que se llena un tanque de combustible.

La diferencia actual entre los precios de la gasolina y su equivalente por milla en electricidad en Israel, el mercado principal de Better Place, es de unos 3 $ por galón. En países donde la gasolina tiene impuestos muy altos y hay mucha energía renovable, como en la mayor parte de Europa, esta diferencia puede ascender a 4 $. Better Place utiliza la diferencia para subvencionar el coche.

Su propuesta distingue dos tipos de clientes: los que compran el coche y obtiene la batería gratis, y los que obtiene las dos cosas gratis. Better Place quiere que los primeros sientan que ahorran, así que establece precios por milla más barato que el coste equivalente en gasolina. Está apostando a que la gasolina se encarecerá más rápido que la electricidad, dado que las reservas de petróleo son limitadas mientras que las fuentes de energía renovable no lo son. Si un conductor viaja 10.000 millas al año un coste de 0,15 $/milla y Better Place le ofrece viajar a 0,12 $/milla, cuando la electricidad cuesta realmente 0,02 $/milla, gana 10 céntimos por milla. Al año son 1.000 $ de beneficio bruto, lo cual compensa el coste de la batería con el tiempo (las batería duran al menos 10 años). A medida que aumente la diferencia de precio entre la gasolina y la electricidad, Better Place recuperará el coste de las baterías más rápidamente y ganará más dinero.

Al segundo tipo de clientes, Better Place le cobrará más por milla, 0,50 $/milla, lo cual es suficiente para compensar el coste del coche y la batería. Y las cuentas incluso mejoran si la gasolina se vuelve más cara en comparación a la electricidad.

Los coches eléctricos no emiten gases de efecto invernadero

Los beneficios no económicos son aún mayores: no se producen emisiones GEI y la dependencia del petróleo extranjero es menor. Esto permite a Better Place obtener subvenciones del Gobiernos y corporaciones que financian gran parte de la infraestructura de nuevas instalaciones.

En relación a los planes que Better Place tiene con Renault, a finales de octubre  comenzó el desembarco del Fluence ZE en el puerto vigués de Bouzas, donde el fabricante galo ha puesto en tierra en silencio las primeras unidades de uno de los pilares de su programa eléctrico, el Fluence, procedente de la planta que Renault tiene en Turquía.

fluence en una estacion de recarga better place

Sin embargo, las estaciones de cambio de baterías, que permiten reemplazar las baterías vacías por otras con carga en apenas tres minutos, no estarán disponibles en España ni está previsto que lo estén próximamente. Entre otras cosas, por su elevado coste y porque obligan a mantener un elevado inventario de baterías, por lo que de momento, sólo funcionarán en Israel, Dinamarca y Australia.

El Fluence ZE mide 13 centímetros más que la versión  térmica, ya que Renault ha tenido que alargar la carrocería para poder integrar las baterías tras los asientos y dejar espacio para un maletero aceptable. La razón hay que buscarla en la génesis de este coche eléctrico, concebido para Israel a modo de proyecto piloto de escala nacional, con gran apoyo del gobierno israelí. Se escogió adaptar el Fluence porque se fabrica en Turquía, un país cercano a Israel, y porque en este mercado prefieren las berlinas de tres volúmenes a los familiares compactos de cinco puertas. Así mismo, se acordó con Better Place la instalación de las estaciones de cambio de baterías.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Better Place continua con su crecimiento
    Cuando en 2007 nació el proyecto Better Place, pocos le auguraban futuro, razones no nos faltaban a los que pensábamos que era imposible poner en marcha un sistema de cambio de baterías que involucrase a fabricantes para que adaptasen sus modelos de fábrica para su tecnología. Pero la explosión de la movilidad eléctrica ha atraído mucha atención en esta empresa que acaba de recibir un nuevo impulso con la inyección de 147 millones de euros que elevan el valor de esta joven compañía hasta los 1.650 millones de euros.
    Se trata de un caso que nos recuerda a los de Tesla y Fisker, que con mucho esfuerzo y años de pérdidas ha logrado poner en marcha sus propias fábricas en el momento del nacimiento de la industria. Con instalaciones en funcionamiento en Dinamarca, Japón y sobre todo, en su principal mercado, Israel, donde Better Place espera poner la primera piedra de su expansión comercial definitiva, gracias a las miles de unidades que los israelíes han reservado del único modelo compatible con el sistema, el Fluence ZE.
    La idea es sencilla y al mismo tiempo tiene su complicación, ya que en teoría simplemente debemos disponer de un coche que disponga de un sistema habilitado para usar las estaciones de Better Place, como decimos hasta el momento el Fluence ZE y proximamente el Zoe, meternos en una de sus estaciones y en cuestión de dos o tres minutos tendremos instalada, de forma totalmente robotizada, una batería cargada.
    El problema aparece cuando encontramos que para poder utilizar este sistema, debemos disponer de un coche compatible con el, y el único hasta el momento que lo dispone es Renault, lo que supone que estaremos atados a un alquiler por su batería mientras queramos usar este sistema, ya que si rescindimos el contrato con Renault y nos hacemos en propiedad con la batería, no podremos usar el sistema de Better Place, y como hemos visto en infinidad de comentarios, hay mucha gente que no está abierta a pagar un alquiler por la batería.
    En definitiva, un proyecto que le queda mucho recorrido por delante, pero que poco a poco se está asentando en un mercado en pleno nacimiento y que descubre cada día nuevas necesidades.
    http://www.forococheselectricos.com/2011/11/better-place-continua-con-su.html

  2. Se nos estaban poniendo los ojos como platos hasta que hemos llegado a este punto del artículo: «(y vivimos en Israel, Dinamarca, Australia y la bahía de San Francisco)» jeje. No importa, aún así nos parece una opción genial. Esperemos que llegue pronto a España.
    Saludos del equipo de RiiV. Nos vemos por twitter!!

    1. En efecto, por ahora no tendremos a Better Place en España.
      En sus planteamientos iniciales han decidido empezar por zonas tipo islas o paises de un tamaño asequible.
      Quizás en sus próximos planes pueda entrar alguna isla española 🙂

  3. Carlos Ghosn quiere vender 500.000 eléctricos en 2020
    Cada vez que el presidente del grupo Nissan-Renault habla, la industria escucha, ya que parece que el Sr Ghosn sabe algo que los demás ignoran. Puede ser esa seguridad en una idea la que ha logrado poner en el mercado productos tan extraordinarios como el Nissan Leaf, la ¨Renault Kangoo ZE y en unos días el Fluence ZE. Pero las expectativas son igualmente muy elevadas y estas indican que para el 2020, saldrán de las plantas de Nissan-Renault 500.000 coches eléctricos cada año.
    La puesta en marcha de las plantas norteamericana y europea, supondrán un impulso muy importante para aumentar la pobre capacidad de producción actual de poco más de 20.000 unidades, y que está provocando que en medio de una de las crisis económicas más duras de las últimas décadas y a pesar de su elevado precio, Nissan no de abasto para atender las peticiones del Leaf, lo que indica que el mercado demanda eléctricos.
    Preguntado sobre la posibilidad de una reducción del precio gracias a este aumento de la producción, el Sr Ghosn ha comentado que gracias a las plantas situadas en suelo occidental, se podrá evitar obstáculos como la fortaleza del yen y los elevados costes del transporte, pero a pesar de esto, la reducción solamente será lo suficiente para amortiguar la desaparición paulatina de las ayudas a la compra, por lo que por lo menos a corto o medio plazo, podemos irnos olvidando de una bajada de precio.
    http://www.forococheselectricos.com/2011/11/carlos-ghosn-quiere-vender-500000.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú