Oasis: la autopista ecointeligente

Operación de Autopistas, Seguras, Inteligentes y Sostenibles
En un artículo anterior hablamos de las autopistas solares. En esta ocasión el concepto es más amplio y modela lo que puede ser la autopista del futuro. Su nombre en clave es Oasis, que corresponde al acrónimo de Operación de Autopistas, Seguras, Inteligentes y Sostenibles.
Oasis es fruto de un proyecto español cofinanciado por el Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) y dentro del programa Cenit. Participan 16 empresas, entre ellas OHL, ACS y Abertis, más 16 grupos de investigación de universidades y centros tecnológicos. Se trata de un proyecto pionero de concepción de la autopista del futuro en España.

Oasis propone una vía más segura, inteligente, eficiente e interactiva, aprovechando las nuevas tecnologías y los avances en renovables

Uno de los ejes centrales de este proyecto es la definición de una metodología para medir la huella energética de las autopistas en su ciclo de vida, junto con la propuesta de medidas para optimizar los consumos y servicios, centros de intercambio modal, sumideros de CO2 y estudios sobre la interacción con el medio ambiente y producción de energías alternativas.
Con respecto a las renovables, destaca el estudio del aprovechamiento de la eólica residual, es decir, la turbulencia eólica que produce un vehículo a su paso, algo complicado en la actualidad con la tecnología eólica a nuestra disposición.
La reducción de emisiones es otro de los objetivos. No hay que olvidar que los firmes suponen el 70 % de la energía total empleada en el ciclo de vida de una autopista. Un trazado eficiente es crucial cuando se multiplican los vehículos que pasan por un trazado por los años de servicio de la vía.
Con respecto al impacto ambiental, las conclusiones del proyecto apuntan a la utilización de vegetación autóctona en los taludes y a la habilitación de corredores naturales para los animales que se refugian en ellos.
Sabemos que la iluminación supone el 20 % del gasto energético de estas infraestructuras, por lo que el uso de LED y el apagado y encendido automático por medio de cámaras instaladas a modo de sensores, pueden importantes instrumentos en aras de la eficiencia energética: las luces de un túnel se podrían encender sólo cuando pasan vehículos con técnicas de visión artificial, analizar qué cantidad de luz hay y así ajustar la intensidad de luz necesaria.

Sistemas Inteligentes de Transporte

Si bien la ecoefiencia es importante, lo es mucho más la seguridad. Factores de riesgo como el viento son tenidos en cuenta en el diseño de las vías. Soluciones de Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) como la gestión de las colas de peajes, velocidad límite variable o servicio de ruta óptima al conductor según el tráfico, son opciones que incorporará Oasis en su diseño. La velocidad límite variable cambiaría en determinados tramos en función de cómo pueda variar el tráfico y así gestionar las congestiones para evitar frenazos y reducir las ondas de frenado. Unas cámaras en los peajes monitorizarían la formación de las colas de modo que desde el centro de control se optimizan las filas y se reduce el tiempo de espera. También una comunicación bidireccional entre vía y conductor facilitaría la asistencia en accidentes.
Como vemos un proyecto que cambia nuestra concepción actual de autopista y que seguiremos de cerca desde ecointeligencia.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú