¿Qué puedo hacer yo frente al desperdicio de alimentos? (4)

Finalizamos nuestro recorrido por las posibilidades a nuestro alcance para dejar de desperdiciar alimentos considerando lo que puede aportar la formación, la concienciación y el activismo.
Participa en campañas para no desperdiciar alimentos
En nuestra anterior entrega nos centramos en la preparación de la comida para su consumo y ahora vamos a dar un paso más ya sin estar en contacto necesariamente con los alimentos.
El activismo gastronómico puede sonar extraño, pero en realidad es algo que se ha realizado a menudo, tanto por nosotros como por nuestros antepasados. Es una dedicación intensa a una determinada línea de acción en la vida y, gracias a las redes sociales, esa línea de acción supera el ámbito familiar y pasa al plano público.
Cuando se habla de activismo gastronómico, se habla de impulsar una forma de ver la comida desde todas las perspectivas de la sostenibilidad: social – cultural, económica y ecológica.
Aunque es un concepto más utilizado en otros países, en España hay grandes chefs que luchan por la sostenibilidad como es el caso de Ángel León, conocido como El chef del mar, que durante años ha concienciado a muchos colegas cocineros, consumidores y pescadores para que se utilice en cocina el pescado de descarte, es decir, ese que se suele tirar por la borda porque no entra en los patrones comerciales de venta.
Ángel León es conocido como el Chef del Mar
En esta línea se encuentran también grupos ecointeligentes, como pueden ser consumidores, blogueros gastronómicos, agricultores, viticultores, ambientalistas y ecologistas.

Hazte activista gastronómico

El llamado activismo gastronómico está orientado a promover formas de producción y de consumo más justas y responsables.
Cualquiera puede convertirse en activista y empezar a actuar para cambiar las cosas desde su papel: el de consumidor, el de cocinero/a, el de gestor de cada hogar.
La forma de cocinar y de comer es capaz de mejorar la sostenibilidad del sistema alimentario.
Todavía, por motivos absurdos, hay personas que sólo quieren comprar lo perfecto y llegan a tirar a la basura lo que se podría consumir.

Utiliza tu poder como consumidor

El consumidor tiene la posibilidad de premiar o castigar aquello en lo que cree o aquello en lo que no cree.
Porque tus decisiones en tu alimentación, no solo tienen repercusión a nivel económico o de salud, sino también en el ecosistema.

Intenta consumir no menos, sino mejor

La eficiencia y la responsabilidad que implica un nuevo concepto de cocinar, comer y hablar de gastronomía, significa no consumir a ciegas, no creer que todo vale.
Significa pararse a pensar más en qué comprar, qué comer y por qué. Así podrás comprobar cómo la comida está directamente relacionada con la economía, la salud, el medio ambiente o la cultura.

Alimentarse más sano, más barato, más responsable

Preparar la comida en casa es mucho más económico, y en general más saludable, que tomar cualquier otra cosa muy elaborada.
La utilización racional de los recursos naturales es uno de los frentes más importantes por los que batallan los activistas gastronómicos.
Verduras procedentes de la Agricultura Sostenida por la Comunidad (ASC)
El desperdicio de alimentos no supone solo un desaprovechamiento o despilfarro de estos productos, sino también de agua, tierra, energía, mano de obra y dinero.

Movilízate y participa en campañas para promover cambios y en contra del desperdicio alimentario

Hay buenos ejemplos de campañas recientes y lo mejor es que te mantengas actualizado con información acerca de estas iniciativas.
Algunas piden apoyo a los ciudadanos para reclamar leyes y normativas impidan que comida en buen estado acabe en la basura, otras quieren por ejemplo limitar las capturas de peces de pequeño tamaño, y otras inciden en la importancia de apoyar el consumo de productos locales.
Esperamos que te haya resultado interesante esta serie de artículos sobre cómo puedes combatir tu el desperdicio alimentario. Accede a la Guía de Buenas Prácticas frente al Desperdicio Alimentario  de Ecodes, disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú