La economía circular en China: ejemplos (2)

En nuestra anterior entrega recordamos que los primeros pasos de China en la economía circular datan de finales del siglo XX y que tuvieron como objetivo que China hiciera un mejor uso de los recursos naturales y de la energía a su alcance.

La economía circular tiene numerosos ejemplos en China

Desde entonces, el modelo circular se ha integrado en la estrategia económica china, que se basa en estos 4 ejes principales: producción circular, sistemas circulares para los principales sectores de actividad, fomento de la industria del reciclaje y consumo responsable.

Ahora es el momento de repasar casos de estudio e iniciativas en China que nos mostrarán cómo se están implementando estas áreas de actuación:

Guangzhou Huadu

El reacondicionamiento es un proceso industrial de circuito cerrado cuya intención es recuperar componentes de valor de un producto para puedan incorporar a otros en lugar de ser llevado al vertedero o ser reciclado (infraciclado).

En contraposición a la fabricación, el potencial del mercado del reacondicionamiento de unos 16 millones de automóviles, frigoríficos, ordenadores y televisores que finalizan su garantía cada año en China, se estima en unos 30.000 millones de dólares.

Además, usando como referencia la planta de reacondicionamiento que Renault tiene en Choisy-le-Roi, cerca de París, los ahorros potenciales en recursos son significativos: 80% menos de energía, 88% menos de agua, 92% menos de productos químicos y 70% menos de producción de desechos.

Guangzhou Huadu Worldwide Transmission es una empresa de reacondicionamiento del sur de China que brinda servicios en torno a cajas de cambios, engranajes y otros sistemas de transmisión automotriz.

Guangzhou Huadu posee varios centros de reparación y de servicios que producen 35.000 unidades reacondicionadas al año. El principal impulsor del éxito ha sido el desarrollo de un ecosistema que permite la recolección y distribución sin problemas de las piezas entre sus socios clave, que incluyen 21 empresas del sector de la automoción y las 4 principales franquicias de repuestos para automóviles.

Los técnicos de Huadu disfrutan de miles de horas de formación que les capacita para llevar a cabo las complicadas reparaciones. Los productos reacondicionados están asegurados por Pingan, una de las compañías de seguros más grandes de China.

A nivel estatal, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, responsable de la planificación y coordinación de la economía circular en China, supervisa un esquema denominado Comercio de lo usado para su reacondicionado, junto con otros ministerios.

Los clientes obtienen un 10% de descuento si cambian sus equipos antiguos por artículos reacondicionados. También se cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información en otras formas, incluida la administración de un esquema de certificación de reacondicionamiento oficial y la publicación de un catálogo anual de siete volúmenes de piezas oficiales certificadas.

GemChina

Si bien la reutilización, reacondicionamiento y reparación son fundamentales para la economía circular, cuando los productos tienen un período de uso corto o ya no pueden mantenerse en servicio, cobra sentido reciclar los materiales de los que están compuestos.

GEM Co. Ltd es una compañía con sede en Shenzhen y que lidera el mercado del reciclaje de materiales en China, siendo finalista en del prestigioso certamen Circulars Awards 2018.

GEM recicla materiales procedentes de sectores industriales como la electrónica, la automoción y el tratamiento de aguas

Destaca su actividad en el área del reciclaje de baterías, un sector de gran importancia estratégica para China debido al crecimiento experimentado en el parque de vehículos eléctricos, híbridos e híbridos enchufables.

La economía circular elimina el concepto de residuo

Los vehículos eléctricos son un componente clave de los planes de China para crear un sistema de movilidad ecointeligente, como una vía para aliviar la congestión y los altos niveles de contaminación del aire en las ciudades chinas.

Los autobuses públicos de Shenzhen ya están completamente electrificados, y para 2020, el gobierno chino planea poner a rodar 5 millones más de vehículos eléctricos, incluida la electrificación de toda la flota de 70.000 taxis de Pekín.

Para apoyar esta transición, GEM China ha logrado la tasa más alta de reutilización de baterías, procesando más del 10% de todas las baterías usadas, extrayendo su níquel y cobalto para crear productos químicos que pueden usarse para fabricar baterías nuevas, de marcas tan conocidas como Samsung y Ecopro.

Lo cierto es que China sigue siendo, con mucho, el mayor consumidor mundial de materias primas. En 2015, sus fábricas e industrias representaron alrededor del 50% de la demanda de acero, cobre, níquel y aluminio.

Para protegerse contra la falta de suministro y las fluctuaciones de costes una buena herramienta es el uso circular de materiales, un enfoque por el que GEM Co Ltd apostó casi hace 2 décadas.

En 2016, la compañía procesó 3 millones de toneladas de recursos que de otro modo se habrían desperdiciado, ahorrando energía equivalente a 14 millones de barriles de combustible fósil.

Plataforma de reutilización JD

Según una encuesta de Bain and Co de 2017, los consumidores chinos compran el 32% de los artículos de lujo de todo el mundo. Esta categoría de consumo se caracteriza por un alto coste y gusto por la calidad, pero también una alta rotación, debido a las modas cambiantes y los rápidos avances tecnológicos.

Para los clientes que desean el dispositivo más nuevo pero que no pueden comprar un artículo nuevo, China está viendo la aparición de mercados especializados en artículos de lujo de segunda mano, un mercado que se estimó en 125.000 millones de dólares en 2017.

Aunque este tipo de mercado por Internet para productos de segunda mano ha existido desde hace años, la ampliación de estas plataformas se ha visto obstaculizada debido a la incertidumbre en la calidad de los productos que se comercializan.

Los teléfonos inteligentes aún tienen un gran valor de segunda mano

Una empresa llamada Jingdong (JD) espera superar estos problemas de confianza mediante la incorporación de una serie de características que incrementan la confianza del cliente y crean una experiencia de compra – reventa perfecta.

JD planea invertir 150.000 millones de dólares en los próximos 3 años para desarrollar su plataforma de reutilización, con un primer foco en teléfonos inteligentes de gama alta.

Para proporcionar su garantía de calidad premium, se han asociado con Aihuishou, empresa experimentada en el mercado de reciclaje de productos digitales. El socio tecnológico verifica cada teléfono que llega, realiza reparaciones técnicas y estéticas y otorga una clasificación de calidad.

La garantía está respaldada por un reembolso de siete días si el cliente no está satisfecho. JD e-commerce ya es un gran jugador en el mundo minorista online, por lo que la plataforma de reutilización también se beneficia de una logística rápida y sin problemas.

Existen beneficios directos de plataformas como Jingdong, por ejemplo, ahorros de recursos de material a medida que los productos se mantienen en uso por más tiempo. Pero también los clientes se benefician ya que están incentivados para cuidar sus teléfonos inteligentes, para maximizar el tamaño de la contribución de devolución de efectivo para su próxima actualización.

También hay beneficios indirectos. De acuerdo con la plataforma de reventa de lujo de Estados Unidos, The Real Real, sus clientes apuestan por marcas más duraderas en el mercado primario, sabiendo que podrán obtener un mejor precio de reventa.

Todo esto puede tener repercusiones en las marcas, alentándolas a abandonar la obsolescencia programada, priorizando la calidad y la durabilidad.

En el próximo artículo terminaremos de repasar estos casos de estudio que nos ayudan  a ver cómo se está poniendo en marcha la economía circular en China.

Este artículo es una traducción libre y adaptada del original realizado por publicado por Vigil Yu, de la Fundación Ellen MacArthur, y titulado Circular economy in China: six examples.

, , , , , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.