La revolución que acecha a la industria del automóvil

Nos llegan noticias de países, como puede ser Francia, decididos a combatir la asfixiante contaminación en sus ciudades, y principalmente, la procedente de la quema de combustibles fósiles por parte del transporte y de los vehículos privados.

La revolución que acecha a la industria del automóvil ya está aquí

El pasado verano se puso en marcha en la capital francesa una normativa que prohíbe a los vehículos diésel o gasolina matriculados antes de 1997 acceder al centro de París. Sabemos que en España también están saltando las alarmas en Madrid, aplicándose restricciones al tráfico rodado, y Barcelona también se encuentran en una situación parecida.

La contaminación del aire es responsable de 430.000 muertes al año en Europa

De ahí que la electromovilidad destaque como una aliada para la reducción de emisiones contaminantes, en concreto, de gases de efecto invernadero (GEI) como el CO2 ó NOx.

¿Y por qué, si es tan bueno, no avanza el vehículo eléctrico? Pues principalmente porque las grandes marcas de la industria del automóvil han venido frenando el desarrollo de alternativas eléctricas para imponer a los consumidores sus productos ya desarrollados y basados en motores de combustión.

Pero un jugador, insignificante en sus inicios, se les ha escapado a estos líderes dejándolos en evidencia. Hablamos de Tesla, impulsada por su fundador, Elon Musk.

Primero con sus modelos eléctricos, y ahora con sus propuestas alrededor del automóvil conectado y los sistemas autónomos de conducción, este innovador fabricante está sentando las bases de una revolución en la industria del automóvil.

Según analistas de Global Equities Research, fabricantes como General Motors ó Ford están siendo superados claramente a nivel tecnológico por Tesla.

El autopilot de Tesla es un punto de inflexión en la industria del automóvil

Una de las claves de la ventaja que ha adquirido Tesla con sus sistemas se encuentra en la cantidad de kilómetros que recorre su flota cada día en condiciones reales. Y no solo es Tesla, el coche autónomo de Google lleva 3,2 millones de kilómetros recorridos.

Tesla ya acumula 2.000 millones de kilómetros desde el arranque de su programa de vehículo autónomo

Como podemos observar, los sistemas necesarios para la puesta en marcha del vehículo autónomo ya están desarrollados. Es necesario que algunos conceptos pasen de la fase de prototipo a la de producto, pero la tecnología ya está madura y disponible.

Según expertos europeos en el vehículo conectado, la industria automovilística prevé sus primeros lanzamientos de coches sin conductor para el año 2020. Para Tesla esa fecha es ya. Aunque esta transición nos llevará unos años, siempre es útil tener a mano y recurrir al compramos tu coche rápidamente.

Si nos referimos a un parque automovilístico 100% autónomo, este horizonte se amplía hasta el año 2040 o incluso 2070

Electromovilidad y vehículo autónomo llevan a grupos industriales como el alemán Daimler, con marcas como Mercedes o Smart, a lanzar planes de inversión para recuperar el terreno perdido en relación a la competencia. Este impulso tiene una cifra, 10.000 millones de euros, con la que se quiere desarrollar una oferta de 10 modelos para 2025.

También Volkswagen, que sufre las consecuencias de su #DieselGate, ha puesto su mirada en el coche eléctrico, estimando que entre 2023 y 2025 fabricar un coche eléctrico será más barato que su equivalente en diésel ó gasolina.

Por su parte Toyota mantiene sus planes centrados en los modelos híbridos enchufables y a hidrógeno, ya que para ellos el coche eléctrico no logrará captar una parte significativa del mercado. Aunque es cierto que tímidamente anuncian vehículos eléctricos a batería.

Para este fabricante nipón, los coches eléctricos solo tienen sentido en lugares donde la electricidad proceda de fuentes renovables. Parece que se olvidan de lo que aporta el mejor rendimiento de un motor eléctrico.

Y no podríamos dejar de mencionar a un actor crucial curtido en revoluciones. Nos referimos a China.

El mercado chino es el mayor del mundo para el coche eléctrico. En lo que llevamos de año se han vendido casi 350.000 coches enchufables en el país asiático, superando los 331.000 vendidos en 2015.

Todo ello gracias a un gobierno que necesita disminuir la contaminación de sus ciudades, que está potenciando a los fabricantes locales y que incentiva la compra de este tipo de vehículos por de sus ciudadanos.

La contaminación procedente de la movilidad amenaza nuestra salud

Resumiendo, la revolución está en marcha. Nuevas normativas sobre emisiones en mercados como Estados Unidos y Europa nos llevarán a que cada vez sea más difícil y caro fabricar un motor de combustión, al mismo tiempo que los precios de los coches eléctricos acompañarán bajando paulatinamente.

No olvidemos que se van a desarrollar nichos de negocio como los servicios en la nube y el Big Data en el sector de la automoción, pues el vehículo autónomo es, en esencia, un vehículo conectado y, como tal, un gran demandante de información.

Y es en el inicio de esta revolución donde vemos a Tesla con una gran ventaja y a sus perseguidores todavía decidiéndose a intentar alcanzarlo.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. sin duda el coche electrico es el futuro,ami,personalmente,me haria muy feliz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú