20 consejos para que la eficiencia energética sea cosa de todos

La eficiencia energética es cosa de todos

El 5 marzo se celebra el Día de la Eficiencia Energética, cuyos orígenes se remontan a Austria en el año 1998, y que nos deben llevar a plantearnos cuestiones como ¿de qué forma podemos alcanzar la eficiencia energética? La clave está en emplear menos recursos para obtener los mismos bienes sin que ello disminuya la calidad de vida de las personas. Y en ello tiene mucho que ver el reciclaje, el consumo responsable, el uso de productos no contaminantes y las políticas que nos alejen del uso de combustibles fósiles.

Además de ayudar al Planeta, la eficiencia energética es un instrumento importantísimo para reactivar la economía de un país

  1. Empezando por tu hogar, una de las primeras medidas a adoptar es la verificación del estado de nuestra instalación eléctrica, no sólo para evitar gastos innecesarios tanto de energía como de dinero, sino por una cuestión de mera seguridad, pues una sobrecarga puede desembocar en un cortocircuito y éste, en un incendio.
  1. Así, es recomendable revisar que no existan las llamadas fugas a tierra, es decir, que una vez apagados todos los aparatos eléctricos y todas las luces el disco medidor siga girando.
  1. Si tu vivienda es muy grande, instala detectores de presencia en vestíbulos, garajes y zonas comunes, para que las luces se enciendan y apaguen de manera automática.
  1. Si hablamos de equipos electrónicos como dvd, televisores, consolas de videojuegos, equipos de sonido … es preferible apagarlos cuando no estén en uso, porque no sólo ahorraremos energía, sino que prolongaremos su vida útil.
  1. Este punto incluye, incluso, el modo estado de espera (standby) que consume entre 1 y 4 W y, sumados todos los aparatos, pueden ayudarnos a alcanzar el ahorro de energía eléctrica con la sencilla instalación de una zapatilla (regleta anti stand-by).Usa una regleta con interruptor para apagar los adaptadores eléctricos
  1. Prestar atención a la iluminación de nuestra casa es esencial para alcanzar el ahorro de energía eléctrica, puesto que una tercera parte de su consumo se da en este ámbito.
  1. Así, además de lo obvio, como es apagar las luces cuando no las utilicemos o aprovechar al máximo la luz natural manteniendo abiertas cortinas y persianas, y realizar actividades de limpieza, planchado … durante el día, es conveniente sustituir las lámparas incandescentes y halógenos por LEDs y lámparas fluorescentes compactas, que consumen hasta cuatro veces menos.
  1. Además, limpiar periódicamente el polvo de las lámparas también ayuda, pues su acumulación bloquea la luz.
  1. El mantenimiento de aparatos como la aspiradora también puede contribuir al ahorro de energía eléctrica. Si sus filtros estuvieran sucios y los depósitos de polvo y basura saturados, el motor trabajaría sobrecargado, reduciendo su vida útil.
  2. Disponer de un buen aislamiento en los muros de nuestro hogar y en puertas y ventanas también contribuye a optimizar la temperatura regulada en el interior y, con ello, redunda en una reducción de nuestra factura de la luz.
  1. Plantar árboles en los alrededores de nuestra vivienda mejora la calidad del aire y evita que en los meses de verano se incremente el calor.
  1. Los frigoríficos y congeladores constituyen otra de las mayores demandas de electricidad, rondando el 30% del total que consumimos en nuestros hogares. Es importante regular correctamente su temperatura, de manera que fijar el termostato entre el 2 y el 3 en los lugares de clima templado y entre el 3 y el 4 en los calurosos debería ser más que suficiente.
  1. Verificar que las puertas sellan bien, que el frigorífico no está expuesto a fuentes de calor o a los rayos del sol o asegurarnos de que cuenta con espacios suficiente para su ventilación trasera (unos 5 centímetros) son otros consejos útiles.
  1. Al comprar un nuevo aparato no olvides revisar su etiqueta de eficiencia energética. Los equipados con deshielo automático pueden consumir hasta un 30% menos.
  1. En tu trabajo, durante la jornada laboral, en la preparación de un simple documento se están consumiendo recursos y energía. La redacción del documento implica consumo eléctrico debido al ordenador y a la iluminación de la sala de trabajo, consumo eléctrico o de combustible para la climatización de la zona de trabajo, y consumo eléctrico durante la impresión del documento, a la vez que se está empleando como recurso el papel.
  1. Procura emplear equipos de climatización e iluminación de última generación más ecoeficientes. Usa los sistemas de ahorro que tienen implementados los equipos ofimáticos cuando no se usan durante un largo tiempo.
  1. Evita los descuidos en los sistemas de iluminación que se quedan encendidos sin necesidad.
  1. Puedes utilizar un dimmer, que es un dispositivo electrónico que permite regular la intensidad de la luz emitida por las lámparas, con el objetivo de adecuar la iluminación a las necesidades de cada momento.
  1. También tenemos el termostato inalámbrico, que hace funcionar el sistema de climatización para conseguir la temperatura de confort óptima. Enciende y apaga la caldera o el refrigerador, en función de la temperatura fijada por el usuario. Fija las temperaturas de los equipos de climatización dentro de límites razonables. Lo ideal en una oficina son entre 17 y 27 grados centígrados.Ejemplo de termostato ecointeligente para tu hogar u oficina
  1. El medidor de consumo nos permite analizar nuestros hábitos de consumo eléctrico e identificar las acciones que nos pueden reportar mayor ahorro.

Si os han gustado estos consejos, podéis acceder a la guía completa de Twenergy en nuestro fondo documental ecointeligente o desde este enlace: Consumo eficiente en la casa y el trabajo de Twenergy.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Gracias por estos consejo, los cuales resultan imprescindibles sobre todo hoy en día, cuando los precios del abastecimiento eléctrico se dispara. Es una pena que España, caracterizado país del Sol, no se aprovechen los recursos que podemos obtener de la energía fotovoltáica. En Omegaa llevamos años fomentando este tipo de alternativa para el uso de los hogares. Esperemos que pronto empiecen a valorarse estos nuevos instrumentos y se conviertan en el medio principal de suministro eléctrico, lo cual ayudará de forma muy efectiva a los hogares a reducir sus gatos en luz y sobre todo, perjudicará mucho menos al medio ambiente.

  2. Muy buenos consejos pero hay que añadir otro método para aumentar nuestra eficiencia energética y es la instalación de equipos de ahorro de energía. Aunque hay que reconocer que no todos los modelos «legales» son fiables y que mucha gente desconfía de la eficiencia de unos aparatos «milagrosos» de dudosa procedencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú