La promesa de Sidney

Sidney ha sido la sede del Congreso Mundial de Parques 2014

Finalizado en fechas recientes y celebrado en la ciudad de Sidney (Australia), el Congreso Mundial de Parques ha estado centrado en esta ocasión en el lema Los Parques, la gente y el planeta: inspirando soluciones.

Esta Cumbre de la UICN, que tiene lugar cada 10 años, es un foro mundial que marca un hito en materia de áreas protegidas. La UICN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, contribuye a encontrar soluciones pragmáticas para los principales desafíos ambientales y de desarrollo que enfrenta el planeta.

Este congreso está estrechamente alineado con la implementación del Programa de la UICN 2013-2016

En esta ocasión, el evento, que ha reunido a miles de delegados de 165 países, ha culminado con más de 100 compromisos concretos realizados por gobiernos y organizaciones no gubernamentales, cuyo espíritu se ha resumido en un documento poco concreto que se ha denominado como La Promesa de Sidney.

Esta lista de buenas intenciones incluyen 60 millones de hectáreas de áreas protegidas consolidadas en el Amazonas brasileño para 2020, el blindaje frente a la actividad industrial de 600.000 kilómetros cuadrados en Quebec (Canadá) ,y la plantación de 1.300 millones de árboles a lo largo de la histórica Ruta de la Seda a cargo de la Fundación Elion (China) y Naciones Unidas.

También ha habido promesas de terminar con el vertido de barro en la Gran Barrera de Coral, y se ha anunciado un acuerdo con China para lograr la prohibición permanente de la minería en la Antártida.

La Gran Barrera de Coral es un ecosistema que requiera una especial protección

Asimismo, Rusia ha anunciado la creación de al menos 27 nuevas áreas protegidas antes de 2020 e intentará llegar a la protección del 22% de su territorio terrestre, con los objetivos declarados de promover el patriotismo y aumentar su prestigio internacional. El anuncio supone un giro radical a las políticas heredadas de la URSS, que llegó a abolir los zapovedniks, los parques con mayor grado de protección medioambiental.

Destacar que Madagascar también se ha comprometido a triplicar las áreas marinas protegidas de su país, la misma promesa que ha realizado Sudáfrica, fijándose un plazo de 10 años. Esta isla – continente alberga el 5% de las especies de animales y plantas del planeta y más de 200.000 no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

En Sidney se han reunido 5 presidentes y primeros ministros, una quincena de ministros de Medio Ambiente y los líderes de las principales ONG ecologistas del planeta

Estados Unidos, por su parte, ha firmado un acuerdo con la República de Kiribati, un archipiélago en el océano Pacífico al noreste de Australia, con el objetivo es proteger unas 490.000 millas náuticas cuadradas alrededor del Monumento nacional marino de las islas remotas del Pacífico, perteneciente a EEUU, y los despoblados atolones de las Islas Fénix, en Kiribati.

En lo que concierne a España, su participación se ha limitado a una escueta representación y no se ha realizado promesa alguna concreta. Por su lado la Junta de Andalucía se ha comprometido a terminar en un año los trámites necesarios para que la malagueña Sierra de las Nieves sea declarada parque nacional. Este sierra, con 3.000 hectáreas de un abeto amenazado de extinción, el pinsapo, sería el tercer parque nacional andaluz, tras Doñana y Sierra Nevada.

La Sierra de las Nieves (Andalucía -España) va camino de ser Parque Natural

La Promesa de Sidney muestra una hoja de ruta para alcanzar el objetivo internacional de proteger al menos el 17% de la superficie terrestre y el 10% de los océanos en 2020, aunque reconoce el riesgo de que se multipliquen los llamados parques de papel, sin blindaje real, si no se mejora la gestión.  Se reconoce que las amenazas a la naturaleza, su biodiversidad y las áreas protegidas han alcanzado su nivel más alto en la historia, debido a la convergencia a inmensa escala de los patrones de consumo humano, el crecimiento de la población y la actividad industrial.

Muchas áreas protegidas y conservadas se encuentran en riesgo o son víctimas de una mala gestión, y solo un 25% de las más de 200.000 áreas protegidas del planeta se considera bien gestionado.

Para terminar, anunciaros que la próxima edición de esta Cumbre Mundial de Parques será en 2024 y se organizará en Rusia.

Quizás las conclusiones sean vagas y poco vinculantes, pero al menos se ha estado hablando del futuro del Medio Ambiente.

¿Consideras este congreso un avance?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.