Granjas de carbono contra el calentamiento global

Los bosques son sumideros de CO2

Preocupados por los niveles de CO2 que estamos alcanzado en la atmósfera, en esta ocasión hablaremos de lo que se conoce como granjas de carbono. Son extensiones de tierra o de mar que se presentan como una forma sistémica de capturar, procesar y almacenar grandes cantidades de carbono atmosférico y transformarlo en carbono orgánico.

El carbono es la base estructural de la vida. Se calcula que existen 2.700 Gigatoneladas de él en el suelo del planeta. Eso es mucho más que todo el de la atmósfera (78 Gt) y el de la biosfera (575 Gt) juntos.

Nunca a lo largo de la historia de la Humanidad hemos tenido la necesidad de secuestrar el carbono en el suelo, y nunca hemos tenido que entender por qué lo tenemos que hacer. Hasta ahora,  que viendo los niveles de CO2 que estamos alcanzando nos cuestionamos si podemos permitirnos el lujo de que nuestros coches, camiones y fábricas sigan emitiendo la cantidad de gases de efecto invernadero que elevan estos niveles. Pero, de hecho, estas emisiones humanas son sólo el 3% de la emisiones de GEI anuales. El otro 97% procede de fuentes naturales del planeta.

El carbono está almacenado en diferentes compartimientos. El compartimiento atmosférico almacena el carbono en forma de CO2. El agua almacena el carbono como bicarbonatos. Las formaciones rocosas almacenan el carbono como minerales como el carbonato de calcio. La biosfera está hecha con carbono y el suelo almacena el carbono como humus.

Esquema de los flujos del carbono

Entre los compartimientos  hay transacciones que dan y toman carbono. La fotosíntesis, por ejemplo, es una transacción que toma carbono de la atmósfera y lo transfiere a la biosfera. Cuando nosotros vemos los niveles de CO2 subiendo sencillamente tenemos un desequilibrio entre la transferencia de carbono entre compartimientos. Por suerte para nosotros hay soluciones sencillas para secuestrar carbono con métodos de granja, que son relativamente asequibles y tienen efectos que se pueden percibir.

La manera más fácil de secuestrar carbono es en el suelo. Más específicamente con praderas y bosques de especies perennes que son los tienen el mayor potencial de almacenar carbono. En la actualidad hay grandes extensiones de praderas en Estados Unidos y Australia dedicadas al secuestro de CO2.

Las granjas de carbono son una importante herramienta para luchar contra el calentamiento  global

En Australia, en concreto, hay planes importantes que tienen la finalidad de generar créditos de carbono mediante la preservación de bosques y plantación de árboles. Al plantar árboles y vegetación en general no solamente se disminuyen el carbono de las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que se repone el territorio australiano y se genera empleo para la comunidad aborigen. Se realizan talleres educativos sobre reforestación, identificación de suelos, recolección de semillas, recolección de alimentos nativos con el fin de implementar una biodiversidad viable de sumideros de carbono. Es la variable social de la sostenibilidad.

Proyecto de futuro de granja de fitoplancton denominada Bloom

Otra posibilidad de futuro es la granja flotante de fitoplancton que absorbe dióxido de carbono. Este proyecto futurista propone una granja sumergida donde se cultivan organismos marinos microscópicos, que juegan un papel clave en la eliminación de CO2 de la atmósfera de la Tierra. La granja también permitiría hacer un seguimiento a los niveles del mar, filtrar el agua salada en agua dulce y emitir alertas de tsunami.

El fitoplancton absorbe dióxido de carbono y liberan oxígeno mediante la fotosíntesis. La cápsula Bloom, que es cómo se denomina, no sólo producirá más oxígeno, sino que podría filtrar el agua salada en agua dulce.

Se están desarrollando granjas de algas que consumen CO2

También relacionada con el mar, podemos destacar la propuesta de construir granjas de algas que pueden convertir el dióxido de carbono en etanol, pudiendo ser utilizado como combustible en vehículos o también para producir plásticos mediante la sustitución del uso de gas natural.

Las algas se tratan en biorreactores, que son en realidad canales cubiertos con plásticos flexibles y llenos de agua salada. El agua es saturada con el dióxido de carbono, que ayuda a que las algas crezcan, utilizando la fotosíntesis para convertir el CO2 en etanol, oxígeno y agua dulce.

Como podemos ver el concepto clásico de granja se extiende a aplicaciones ecointeligentes para transformar el carbono dañino en formas aprovechables por el Hombre.

, , , , , ,

3 Responses to Granjas de carbono contra el calentamiento global

  1. vicente 22 junio, 2013 at 16:37 #

    El tema tratado por Ecointeligencia con fácil exposición para que se entienda la granja del carbono, nos engancha a comprender la importancia de la captura del carbono para la variable social de la sostenibilidad del planeta.Felicidades a Ecointeligencia y a su Director por estas enseñanzas.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 21 junio, 2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Preocupados por los niveles de CO2 que estamos alcanzado en la atmósfera, en esta ocasión hablaremos de lo que se conoce como granjas de carbono. Son extensiones de tierra o de mar que se presentan como una forma sistémica……

  2. Granjas de carbono contra el calentamiento glob... - 1 septiembre, 2014

    […] Las granjas de carbono son una forma asequible de secuestrar carbono dañino y convertirlo en beneficioso.  […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.