Green Deal, la ecoeficiencia empieza por el tejado

 
imagen de perdida de temperatura en vivienda
Es conocido que el Reino Unido tiene uno de los parques de vivienda más antiguos de Europa. Son hogares que soportan importantes corrientes de aire y están deficientemente aislados, con fugas de calor y un alto consumo de energía. Los consumidores británicos pagan un precio elevado por la ineficiencia energética de sus casas, y de alguna manera también lo pagamos todos por los efectos que tiene en el planeta. A modo orientativo, un cuarto de las emisiones de CO2 del Reino Unido proceden de la energía que se usa para calentar sus hogares, y una cantidad similar se consumen en negocios, industrias y oficinas.

Green Deal es un programa revolucionario que busca renovar las edificaciones británicas

Green Deal es la principal política ambiental en Reino Unido y consiste en un instrumento para financiar el aislamiento de tejados y paredes en hogares y negocios. Bajo este programa, los usuarios y pagadores de la factura energética podrán alcanzar mejoras en eficiencia energética sin  tener que hacer desembolsos económicos. De hecho, inversores privados proporcionarán el capital necesario, recuperando su dinero por medio de la factura de energía. Esta propuesta gira alrededor de una regla de oro: los ahorros estimados en la factura deben ser siempre iguales o mayores que el coste de las reformas.

vivienda unifamiliar britanica

Destacamos algunas ideas alrededor de este proyecto que todavía se está definiendo:

  • Se podrán acoger a este plan viviendas unifamiliares cuya reforma se ajuste a un determinado umbral de inversión todavía por determinar.
  • Será necesaria una auditoria previa de las carencias del hogar o del negocio en materia energética.
  • Es una iniciativa asociada al inmueble, no al cliente, ya sea propietario o inquilino.
  • Parte de la factura de energía pagará la inversión.
  • El cliente se beneficia de ahorros en su factura por el incremento de eficiencia energética.

Green Deal representa una oportunidad significativa para hacer negocios. Distribuidores, comerciales, compañías energéticas e inversores pueden acceder a un enorme mercado en crecimiento, con importantes implicaciones para el empleo a lo largo de la cadena de suministro. El gobierno británico estima que se pueden crear unos 100.000 puestos de trabajo en cinco años haciendo los hogares y negocios más eficientes, reduciendo las emisiones de carbono y acercándose a los objetivos de recorte de emisiones previstos para 2050.
El éxito o fracaso del esquema dependerá en gran medida de que la regla de oro del Green Deal sirva para incentivar a ciertos agentes a realizar las inversiones iniciales, que deben recuperar a partir de un flujo futuro de rentas por un concepto incluido en la tarifa energética.
A priori y mientras vamos conociendo más detalles sobre este programa, el planteamiento del Green Deal parece interesante, pero sin duda, todavía quedan muchas cuestiones pendientes del diseño de su entramado normativo, como por ejemplo, cómo asegurar que el cliente va a reducir su tarifa energética tras las inversiones, quién gestiona el programa, lo audita y lo verifica, cómo se dispone de los recursos humanos para desarrollar el programa, entre otras incógnitas.
Desde ecointeligencia seguiremos de cerca esta iniciativa.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.