Botellas sostenibles, ejemplo de economía circular

Cada día más personas somos conscientes que adoptar ese estilo de vida sostenible que necesita el Planeta requiere que nos cuestionemos pautas de consumo que tenemos interiorizadas desde hace años.

Elige productos sostenibles para tu estilo de vida

Replantearnos la manera en que utilizamos algunos de los recursos que tenemos a nuestra disposición, como son los plásticos, nos lleva a modificar ciertos hábitos en el hogar y en los lugares donde desarrollamos nuestra actividad profesional.

Nos referimos a cuestiones cotidianas como tomar un café, agua o un refresco, y actos que nos llevan a utilizar un recipiente desechable (vaso o botella) concebido para un solo uso.

Casi sin darnos cuenta, este uso compulsivo de vasos y botellas desechables se ha extendido de manera global, provocando que diariamente acaben en la basura millones de botellas de plástico de un solo uso.

Si nos fijamos en España descubrimos que consumimos unos 3.800 millones de botellas de plástico y unos 1.500 millones de vasos de plástico al año, según datos de 2017 de la plataforma Seas at Risk.

Este consumo poco responsable de envases de un solo uso provoca que se generen una gran cantidad de residuos plásticos que son difíciles de gestionar y nos aleja de ese estilo de vida sostenible que debemos alcanzar.

Son muchos e importantes los efectos que causa este consumo generalizado y poco responsable de productos de un solo uso, como pueden ser los vertidos de basura en el entorno natural, el coste de la limpieza de los mismos, el incremento de costes de tratamiento de estos residuos y el desperdicio de recursos valiosos que no pueden ser introducidos de nuevo en el proceso productivo.

Ante escenario surgen marcas que apuestan por la economía circular y por introducir en el mercado productos ecointeligentes que proporcionan soluciones para revertir este gran problema que padecemos. Entre ellas destaca Nalgene Sustain sus botellas sostenibles fabricadas con la mitad de material recicladoporcentaje que equivale a incorporar 8 botellas desechables de plástico.

Hablamos de un proceso diferencial que consigue separar en sus componentes químicos básicos el plástico que se tira a la basura, lo que permite que los materiales plásticos se reciclen una y otra vez. Es decir, se emplea un material que se introduce una y otra vez en el ciclo técnico (Tecnosfera) que forma el modelo circular.

Empleando un material denominado Tritan Renew, que es producto de esta innovadora tecnología de reciclaje, se consigue que los residuos plásticos de un solo uso se conviertan en materiales del ciclo técnico, evitando el uso de materias procedentes de combustibles fósiles y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Estas botellas sostenibles son robustas, resistentes al sabor y al olor, no contienen Bisfenol A (BPA) ni ftalatos, están disponibles en una amplia gama, y tienen garantía de por vida.

De alguna forma, disponer de este tipo de alternativas responsables nos permite utilizar los recursos a nuestro alcance sin esquilmar ni degradar el Planeta y adoptar ese tan anhelado estilo de vida sostenible.

Lo cierto es que la reutilización es una buena opción, ya que es una alternativa sencilla y asequible que podemos poner en marcha a nivel individual y supone una muestra de nuestro compromiso con la sostenibilidad.

Por lo tanto, el cambio real viene de la mano del desarrollo, en nosotros mismos como consumidores, de unos nuevos hábitos sostenibles que antepongan el consumo responsable y la reutilización, antes que la inmediatez y falsa comodidad que ejemplarizan los productos de usar y tirar.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.