La sostenibilidad es la próxima revolución (2)

Estamos empezando a darnos cuenta que la revolución que viene de la mano de la sostenibilidad va a propiciar una serie de oportunidades que unos pocos serán los primeros en aprovechar, mientras a la mayor parte de las organizaciones les van a bloquear las amenazas y la resistencia al cambio.

El futuro de los centro de datos es que sean alimentados por energías renovables

Después de ver por qué está sucediendo este cambio y lo que puede suponer el salto hacia la sostenibilidad para empresas e inversores, es el momento de intentar encontrar nuevos motores de crecimiento.

La sostenibilidad es un desafío para todos los sectores y ofrece oportunidades que las empresas deberían aprovechar para conservar (y acrecentar) sus ventajas competitivas:

Nos vamos a contar en éstas 4:

Redefinir la estrategia

Cuando las compañías miran hacia el futuro, muchas ven que su única opción para ser sostenibles es hacer un cambio disruptivo en esta dirección, es decir, adoptar la mentalidad de cambiar o desaparecer que impulsó a tantas empresas que se embarcaron de manera decidida en lo que se ha conocido como transformación digital.

Las empresas deberán realizar cambios que afecten fundamentalmente en dónde van a operar y cómo reformular sus objetivos.

Por ejemplo, así como la aparición de las startups conocidas como Fintechs obligó a los bancos a cambiar sus estrategias rápidamente, las compañías cárnicas deben adelantarse a los nuevos hábitos de sus clientes.

El número de veganos aumentó en un 600% en EEUU en el periodo 2014 – 2017

Vion (Países Bajos), un productor de carne de cerdo y de vacuno, ha fijado su prioridad en el desarrollo de sustitutos de carne y de proteínas de gran calidad, renfocando su misión para convertirse en una compañía de proteínas, con alternativas a la carne como nuevo motor de crecimiento.

Rediseñar el catálogo de productos y servicios

Así como lo digital cambió el panorama del mundo de la música y de la información, la sostenibilidad ha abierto la puerta a nuevos productos que hasta hace poco ignorábamos o no nos parecían relevantes.

Hablamos de soluciones que ayudan a reducir el desperdicio alimentario, minimizar las emisiones de carbono y mejorar nuestro bienestar

Especialmente, para las compañías de productos de consumo, la revolución de la sostenibilidad es una oportunidad para reinventar su catálogo, desde su formulación o escandallo, hasta su envase y embalaje.

Los envases de alimentación deben ser sostenibles y responsables con el entorno

Reinventar la operativa

Otra opción mu interesante al alcance de las empresas es examinar detalladamente sus operaciones y su cadena de valor.

Esto supone mirar con lupa desde la cadena de aprovisionamiento, pasando por la fabricación y terminando en el soporte postventa.

Este trabajo puede servir para tomar decisiones críticas sobre dónde invertir, reducir gastos o cambiar el enfoque establecido.

Incluso lo digital está siendo afectado por la revolución de la sostenibilidad: los centros de datos consumen ya el 2% de la electricidad global, una cantidad llegará al 8% en 2030, lo que supone, por ejemplo, para los proveedores de servicios en la nube (cloud computing) el reto de encontrar formas de reducir el consumo de energía y las emisiones de carbono asociadas.

Desarrollar asociaciones innovadoras para apoyar el crecimiento simbiótico y sostenible

La sostenibilidad viene con fuerza y va a provocar que surja un interés creciente entre las empresas para unir sus fuerzas.

Esto llevará a estas uniones a desarrollar las capacidades necesarias para abordar los problemas de nueva aparición relacionados con la sostenibilidad.

Y estás uniones serán heterogéneas formando ecosistemas a favor de la sostenibilidad que hace unos años nos parecerían impensables.

Por ejemplo, sería el caso de asociaciones industriales que introducen la economía circular en el planteamiento de sus embalajes, recuperando los distintos materiales para reciclarlos y crear nuevos envoltorios que se ponen nuevamente en uso.

Se recupera el papel de las cadenas de moda para producir sus bolsas y embalajes

En los próximos meses podremos apreciar como la sostenibilidad se expande y empieza a obligar a empresas de cualquier sector a tomar conciencia de la posición en la que se encuentran con respecto al nuevo escenario sostenible.

Antes o después las organizaciones se tendrán que preparar para este futuro (que ya es presente) y algunas se empezarán a erigir como referentes en sus sectores, y al igual que ha pasado con la transformación digital, este proceso de cambio será irreversible y no tendrá vuelta atrás.

Algunos de los movimientos necesarios serán asequibles y convivirán con los planteamientos actuales de las empresas, y otros muchos serán radicales y disruptivos y sacudirán el statu-quo de las organizaciones.

¿Tu empresa está preparada para la revolución de la sostenibilidad?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Sostenible o Sustentable

    Es realmente cierto. El consumidor cada día es más exigente y la sostenibilidad es y será un factor determinante a la hora de escoger.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.