La (necesaria) revolución en nuestra movilidad: escenarios (2)

Inmersos en los cambios que están aconteciendo alrededor de nuestra movilidad y después de tratar el modelo ecointeligente al que estamos evolucionando, aparecen ante nosotros diferentes escenarios para la movilidad del futuro.

Autobús híbrido de TransMilenio en Bogotá

Si partimos de 2 incertidumbres que se identifican como críticas, el nivel de colectivización y el grado de digitalización del transporte de pasajeros, se pueden construir 4 escenarios posibles.

Estos escenarios recogen las posibles evoluciones de la movilidad de pasajeros y que se diferencian de modo significativo en el número de vehículos necesarios para cubrir una misma demanda de movilidad.

Vamos a describirlos:

1.- Todo cambia para que nada cambie

Este es un escenario en el que se ha incrementado la eficiencia de los motores de combustión interna, los sistemas de control de tráfico son mucho más inteligentes que los actuales y se ha avanzado en las políticas de fomento del transporte público.

La naturaleza de la movilidad actual se mantiene, ya que los nuevos modelos de negocio colaborativos y el transporte público no han sido capaces de modificar los hábitos de movilidad, ni la importancia del status, ni la flexibilidad / independencia que aporta el coche particular.

Suponiendo el caso de España, en el año 2050 circulan por sus calles 23-24 millones de coches, cubriendo las necesidades del 86% de la movilidad de pasajeros (82% con coche particular y 4% con coche compartido). El 14% restante se realiza en transporte público colectivo

2.- Movilidad basada en modelos de negocio colaborativos

Este es un escenario donde la introducción masiva de la digitalización en el transporte facilita el desarrollo de modelos basados en economía colaborativa, lo que conlleva una mayor utilización de los vehículos y una reducción del parque de vehículos necesario.

Ejemplo de coche de Lyft con su peculiar publicidad

Aun así, la flexibilidad que aporta la propiedad privada del vehículo sigue siendo relevante en los hábitos de movilidad.

Debido a la mayor utilización de los mismos, existen alrededor de 12-13 millones de coches en el año 2050. El 35% de la movilidad de pasajeros se realiza en un coche compartido, el 51% en coche particular y el 14% en transporte público

3.- Movilidad autónoma y compartida

Este es un escenario donde se produce un desarrollo tecnológico que permite la plena introducción de los sistemas de conducción autónoma, lo cual facilita la penetración de flotas de vehículos autónomos, que son usados de modo compartido.

El autopilot de Tesla es un punto de inflexión en la industria del automóvil

La utilización de los vehículos se incrementa significativamente, lo que permite reducir el número de coches hasta los 9-10 millones en 2050 con la misma demanda de movilidad.

El 50% de la movilidad de pasajeros se realiza en un coche compartido, el 36% en coche particular y el 14% en transporte público

4.- La colectivización tradicional del transporte

Este es un escenario donde existe una mayor concentración de la población en las ciudades y se establecen políticas decididas de impulso al transporte público tradicional (principalmente, autobús o ferrocarril) como, por ejemplo, el establecimiento de restricciones a la circulación de vehículos particulares en ciudades.

Estas políticas se acompañan de elevados recursos en vehículos e infraestructuras de transporte público, lo que consigue hacerlo mucho más atractivo con respecto al privado e individual en términos de tiempo de trayecto, comodidad y precio.

En el año 2050 existen alrededor de unos 14-15 millones de coches. El 45% de la movilidad de pasajeros se realiza en transporte público tradicional, mientras que el 55% restante se realiza en coche particular (52%) y en coche compartido (3%)

Como puedes observar, todos estos escenarios analizados consideran la misma demanda total de movilidad de pasajeros y se diferencian entre sí por la penetración del transporte público, el coche particular o el coche compartido y el número total de vehículos.

Se ha considerado que el desarrollo exponencial de la penetración de los modelos de negocio colaborativo se produce a partir del año 2025 – 2030. A partir de ese momento se prevé la introducción completa de las tecnologías que deben catalizar este desarrollo, como, por ejemplo, la movilidad autónoma.

Y la penetración estimada de  la electromovilidad en cada escenario se ha definido como aquella que permite cumplir con los objetivos de descarbonización del transporte de pasajeros.

Si te ha gustado lo que acabas de leer, puedes ampliar esta información sobre el futuro del transporte en el informe realizado por Deloitte titulado Un modelo de transporte descarbonizado para España en 2050 y disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

, , , , , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario