Las oportunidades de la economía circular para los ciudadanos

En otras ocasiones hemos hablado de lo que aporta la economía circular al cuidado del medio ambiente y al funcionamiento de la industria del futuro (esperamos que ya sea del presente). Ahora vamos a profundizar en las oportunidades que surgen para los ciudadanos y los sistemas urbanos.

El éxito de la Smart City viene por involucrar al ciudadano

En el informe titulado Growth Within de la fundación Ellen MacArthur podemos ver analizados 3 ámbitos relevantes para la ciudad y sus habitantes. Nos referimos a la movilidad, la alimentación y la construcción, y cómo podrían integrarse estos sectores clave dentro de los postulados de la economía circular y aprovechar así el importante potencial que se genera en una transición lineal – circular.

Las ciudades desempeñan un papel fundamental como motores de la economía global, ya que el 54 % de la población reside en zonas urbanas, un porcentaje que se espera se incremente hasta el 66 % de aquí́ a 2050.

¿Y qué oportunidades nos brinda la economía circular a nosotros como ciudadanos?

Vamos a destacar 3 mejoras sustanciales:

  • Mayor renta disponible

En los sectores antes citados se llegó a la conclusión de que una senda de desarrollo económico circular podría incrementar la renta disponible de la familia media europea por el menor coste de los productos y servicios y la conversión de tiempo improductivo en productivo, por ejemplo, con la reducción de los costes provocados por la congestión del tráfico.

Colas kilométricas en las carreteras de China

La renta disponible media de las familias de la UE se incrementaría en 3.000 euros, o un 11 % más que con la senda de desarrollo actual, de aquí́ a 2030

  • Mayor utilidad

La utilidad o el beneficio que experimentan los clientes podrían mejorarse con la elección o calidad adicional que ofrecen los modelos circulares. La elección del cliente aumenta, ya que los productores proporcionan sistemas que permiten personalizar los productos o servicios para satisfacer mejor las necesidades de los clientes.

  • Obsolescencia programada

Los productos hechos para durar o para ser reutilizados mejorarán los la oferta y la calidad de vida. Para el cliente, superar la obsolescencia programada supone reducir considerablemente los costes totales de propiedad y gozar de una mayor comodidad, ya que evitarán en gran medida las molestias que ocasionan las reparaciones y las devoluciones.

Resumimos: una mayor utilidad como resultado de la mejor elección, menores precios y menor coste total de propiedad

Ya hemos visto las oportunidades que ofrece una economía tanto para las cuestiones económicas, el medio ambiente, las empresas y los ciudadanos. Todos estos beneficios y ventajas nos alientan a alcanzar esta visión de una economía regenerativa y restaurativa en el futuro.

Y, ¿qué aportan los principios circulares a nuestro entorno urbano?

Son muchas las ventajas y vamos a comentar algunas que consideramos interesantes:

La ciudad podría disfrutar de un sistema de movilidad multimodal dominado por un tránsito público y compartido.

El uso de la bicicleta en Bristol se ha duplicado en los últimos años

La movilidad individual se ofrecería como servicio y sería una solución de último recurso. Juntos, estos cambios supondrían menos coches, pero mejor utilizados, con menos suelo dedicado a aparcamientos y carreteras, y una menor contaminación del aire y congestión del tráfico.

Los ciudadanos dispondrían de acceso fácil y cómodo a la movilidad que necesiten, recobrando el acceso a los espacios que les rodean. Los planificadores urbanísticos podrían emplear este valioso suelo rescatado en la propia ciudad para integrar más sistemas y servicios en el entorno urbano.

El entorno construido evolucionaría para ofrecer algo más que alojamiento, ya que los edificios serían capaces de generar energía y alimentos, en vez de solo consumirlos. También se podría avanzar en construcciones que purifiquen el aire que les rodea.

Mediante los cultivos verticales y techos verdes, la ciudad suministraría buena parte de sus propios alimentos, reutilizando los desperdicios alimenticios y las aguas residuales en bucles cerrados locales para producir vegetales, fruta y pescado.

Jornada de puertas abiertas en el techo verde del Ayuntamiento de Toronto

Las viviendas y oficinas serían modulares y diseñadas para ser compartidas, con edificios duraderos de usos mixtos concebidos de forma modular y construidos con materiales no tóxicos procedentes del bucle circular.

Las infraestructuras tendrían un uso intensivo, gracias a la adopción de espacios de oficinas compartidos y flexibles, así́ como viviendas modulares, versátiles y ecointeligentes.

Con la creatividad, la ecoinnovación y el desarrollo sostenible como elementos centrales, los entornos urbanos se convertirán en focos de actividad económica circular, lo que posibilitará los circuitos cerrados de nutrientes biológicos y de materiales técnicos duraderos.

Puedes ampliar esta información procedente del informe realizado por la Fundación Ellen MacArthur y disponible en nuestro fondo documental ecointeligente ó en el enlace Hacia una economía circular: motivos económicos para una transición acelerada.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

, , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario