Espirulina, ¿vitaminarse y supermineralizarse?

¿Espirulina? ¡Vaya otro superalimento! Todavía tengo pendiente probar la moringa y ahora me habláis de otro. Mejor que lo pruebe Súper Ratón :-)

Espirulina ¿moda o alimento beneficioso?

La verdad es que nosotros pensábamos lo mismo hasta que nos enteramos que se cultivaba en Acebo (Cáceres – España) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hablaba maravillas de este alimento.

Superalimento (en inglés, superfood) es un término de marketing utilizado para describir los alimentos con supuestos beneficios para la salud. Hasta la fecha, este término no era de uso común por dietistas y estudiosos de la nutrición, pero las modas se imponen.

Podemos encontrar otras definiciones de superalimento, como aquél que se considera muy bueno para su salud y que incluso puede ayudar a algunas condiciones médicas. También podemos entender que es ese alimento rico en nutrientes y que puede ser especialmente beneficioso para nuestra salud y bienestar.

La espirulina es un alimento catalogado como apropiado por la OMS

La espirulina es un tipo de alga cuyo consumo ha sido apoyado por organismos como la OMS, principalmente debido a sus propiedades nutricionales y a que diversos estudios científicos indican que tiene efectos biológicos que pueden mejorar ciertos trastornos de salud.

Pero, ¿qué dice la OMS sobre la Espirulina? En 1993 la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas (OMS, United Nations World Health Organization) indicó que la espirulina era un alimento apropiado por su alto contenido en proteínas y hierro, porque se le puede administrar fácilmente a los niños sin ningún tipo de riesgo, y porque es una herramienta de respuesta inmediata para responder a emergencias.

La OMS ha catalogado la espirulina como nutracéutico o alimento promotor de la salud

Vamos a entrar en detalle. La espirulina tiene un elevado contenido en proteínas (hasta un 55%, un 30% más por gramo que el pescado o la carne), y es rica en ácidos grasos omega 6, minerales (yodo, hierro, calcio, fósforo, potasio y magnesio), antioxidantes (vitamina E, vitamina C, betacarotenos y ficocianina), y vitaminas A, B12, B1 y B2. ¡Ahí es nada!

Por esta riqueza nutricional se utiliza en casos de fatiga, astenia y anemia. Según los expertos, su consumo puede contribuir a prevenir o controlar la hipercolesterolemia, algunas patologías inflamatorias, infecciones virales, la exposición a determinados tóxicos ambientales, y patologías cardiovasculares y metabólicas, entre otros problemas.

Por otra parte, es un alimento que sacia rápidamente por su contenido en fenilalanina, fibra y sus pocas calorías, por lo que también se usa en dietas de adelgazamiento. También es cierto que, desde 1981, la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) declaró la espirulina ineficaz para la pérdida de peso.

Sin embargo, antes de tomar estos suplementos debemos consultar a un experto porque existen algunas contraindicaciones para su consumo.

En 1974 la espirulina fue declarada por la Conferencia Mundial del Alimento de la ONU como el mejor alimento para el futuro

No es recomendable su consumo en casos de hiperuricemia (gota), fenilcetonuria, hipertiroidismo, o de enfermedades autoinmunes, ya que es posible que la espirulina interfiera con fármacos administrados para suprimir el sistema inmune. Tampoco se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia.

Los bosques del mundo han sufrido la pérdida del incendio de Acebo, Sierra de Gata

Y lo que comentábamos al inicio. Aunque un 99% de la espirulina que consumimos en España procede de China, en Acebo, en plena Sierra de Gata (Cáceres – España), se cultivan hasta 300 kilos de alta calidad por temporada.

Aquí os dejamos un vídeo sobre su cultivo en el precioso pueblo de Acebo:

¡La espirulina nos puede dar más fuerzas en nuestro camino hacia un estilo de vida sostenible!

, , , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario