Impactos ambientales: Agotamiento de la capa de ozono

Aerosol con CFC daña la capa de ozono

En nuestro recorrido por los impactos ambientales más relevantes que está sufriendo nuestro Planeta nos vamos a detener esta vez en el agotamiento de la capa de ozono.

El ozono (O3) es un gas muy reactivo que en la parte baja de la atmósfera es muy contaminante, pero que en la estratosfera es de vital importancia.

El papel de Ozono es el de filtrar aproximadamente el 99% de las radiaciones ultravioletas que nos llegan del Sol

La mayor parte del ozono se encuentra en lo que se conoce como baja estratosfera, entre los 20 y 30 km de altura. Esto es lo que se conoce como la Capa de Ozono.

Cuando decimos que esta capa se agota nos referimos al adelgazamiento de ésta como resultado de la acción de los compuestos llamados halocarbonos, Clorofluorocarbonos ó CFC

Distribución de capas de la atmósfera terrestre

En la estratosfera se está continuamente creando y desapareciendo ozono mediante una serie de reacciones químicas. La concentración de ozono estratosférica es pequeña y su valor depende del equilibrio entre estos procesos de creación y destrucción.

Hay reacciones sencillas de creación a partir del oxígeno molecular y la radiación ultravioleta y de destrucción principalmente por la noche cuando hay ausencia de radiación.

Además de esta reacciones hay otras más complejas en las que intervienen otros compuestos y que contribuyen a la destrucción del ozono. Aquí es donde aparecen los compuestos clorofluorocarbonados (CFC) que son moléculas sintetizadas, muy poco activas químicamente y que por lo tanto cuenta con un tiempo de permanencia en la atmósfera muy largo (de 100 a 200 años).

Cuando una molécula de CFC llega a la estratosfera se puede disociar por radiación ultravioleta liberando átomos de cloro que reaccionan con el ozono contribuyendo a la destrucción del mismo. En esta reacción catalítica queda libre un átomo de Cloro por lo que la acción destructora se multiplica. Además del cloro, hay otros átomos e iones que producen el mismo efectos destructivo.

Reacción química de CFC con el ozono

Aumenta el ritmo de destrucción del ozono por la acción del Hombre mientras se mantiene el ritmo de creación da lugar a una disminución neta de la concentración del ozono.

Sin embargo, las emisiones de CO2 producen el efecto opuesto ya que al causar una bajada de la temperatura troposférica disminuyen la velocidad de las reacciones químicas que destruyen el ozono.

Quizás lo que hemos comentado os haya aclarado algunas de las cuestiones que se plantean con la capa de ozono, tema recurrente en las noticias veraniegas.

En nuestra mano está reducir el uso de aerosoles , aunque ya no empleen CFC, y en vigilar frigoríficos y climatizadores para que no tengan fugas de gases refrigerantes.

, , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Impactos ambientales: Acidificación - 8 diciembre, 2015

    […] de tratar el calentamiento global y el agotamiento de la capa de ozono vamos a continuar con lo que se denomina […]

  2. ¿Conoces al asesor en cambio climático del Papa y del Dalai Lama? - 23 febrero, 2016

    […] que los clorofluorocarbonos (CFC), un tipo de gases hasta entonces asociados únicamente a la destrucción de la capa de ozono, eran además potentes gases de efecto invernadero y contribuyen al cambio […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.