La guía de la biomasa para tu casa (6)

Es interesante el acopia de biomasa en verano

Tras explicar sobre cómo transportar y almacenar la biomasa vamos a despejar las claves para preparar el inicio de temporada y gestionar el funcionamiento de las calderas.

Ahora que ya hemos introducido a la biomasa como fuente de energía renovable en viviendas y conocemos cómo tomar las decisiones en relación al tipo de combustible, caldera y sistema de almacenamiento – transporte del combustible a la caldera, es el momento de conocer el proceso de puesta en marcha de la caldera y su mantenimiento.

El suministro de biomasa debe asegurarse durante al menos 2 semanas en calderas que no disponen de silo a través de bolsas pequeñas. En las calderas que disponen de estancia para el almacenamiento, es conveniente realizar las cargas en el menor número de veces posible para cubrir la demanda térmica de una temporada.

Para el usuario final es recomendable adquirir la biomasa en los meses de verano ya que su precio es más barato

Como paso previo a la puesta en marcha de la caldera, el instalador debe llevar a cabo unos procedimientos definidos. Estas pruebas garantizan una correcta preparación de los componentes que participan en la instalación y aseguran las condiciones de seguridad necesarias para la puesta en marcha.

Regulación del funcionamiento de la caldera

El objetivo de cualquier instalación térmica es obtener el máximo rendimiento con los menores costes posibles. Para ello hay que tener en cuenta principalmente:

  • Horario y puesta en marcha – parada de la instalación
  • Orden de puesta en marcha de los equipos

Un correcto control de todos los parámetros permite regular la potencia necesaria en función de las demandas térmicas existentes. La regulación en calderas proporciona altas rentabilidades de funcionamiento, buenas condiciones de combustión y escasa emisión de contaminantes.

En el mercado, existen diferentes dispositivos de regulación de calderas:

Esquema de dispositivos de regulación de calderas de biomasa

Las calderas de biomasa presentan además la posibilidad de activar y regular la temperatura vía telefónica o vía ordenador. La ventaja radica en que se puede gestionar la temperatura de una vivienda aunque no se esté presente en ella, de modo que en el momento en que hagas uso de la vivienda, ésta ya se encuentre climatizada.

Mantenimiento de la caldera

La primera premisa para reducir las labores de mantenimiento de las calderas es la correcta estimación de su potencia.

En España, y según el RITE, la empresa autorizada debe de realizar inspecciones periódicas en los generadores de calor superiores a 20 kW. En estas inspecciones se debe de evaluar el rendimiento del generador y comprobar si el funcionamiento de la caldera se rige bajo su Manual de Uso.

Además, se requiere de una inspección completa después de 15 años desde la fecha de emisión del primer certificado. Por tanto, es imprescindible que el mantenimiento de las calderas las realice una empresa autorizada.

A diferencia de otros sistemas de generación térmica como el gasóleo o el gas natural, las calderas de biomasa generan residuos en forma de cenizas

Como es habitual, dependiendo del tipo de caldera, el sistema de evacuación es diferente. El mecanismo más común se basa en dos tornillos sinfín que transportan las cenizas desde la cámara de combustión hacia el cajón de cenizas. Existen calderas con dispositivos electrónicos capaces de detener el funcionamiento de la caldera si el contenido de cenizas es elevado.

Si la caldera genera una gran cantidad de cenizas, se plantean 2 alternativas posibles:

  1. Conectar el cajón de cenizas con un contenedor de mayores dimensiones para ampliar el intervalo de recogida
  2. Contratar a una empresa encargada del servicio de recogida de cenizas.

Las cenizas procedentes de la biomasa son un buen fertilizante agrícola

Las cenizas provenientes de la biomasa de madera y los residuos agroindustriales (en la mayoría de los casos) no son peligrosas.

Lo más apropiado es utilizarlas como fertilizantes en los ambientes rurales o desprenderse de ellas junto con la materia orgánica en ambientes urbanos, teniendo en cuenta que debe cumplirse con las normativas locales.

Con esta entrega finalizamos los artículos dedicados esta guía. La podéis encontrar completa en nuestro fondo documental ecointeligente ó en este enlace: Guía para la instalación de biomasa térmica en tu vivienda o comunidad de vecinos de Twenergy.

, , , , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 6 febrero, 2015

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: 23 Tras explicar sobre cómo transportar y almacenar la biomasa vamos a despejar las claves para preparar el inicio de temporada y gestionar el funcionamiento de las calderas. Ahora que ya hemos introducido a la biomasa como …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.