Hazlo tu mismo y consigue tu independencia energética

cultivo de colza para biocombustibles

Surgido de la cultura underground, el Do It Yourself (DIY) ó Hazlo tu mismo se convirtió en una forma de creación y distribución cultural que tuvo su mayor repercusión en los albores del movimiento punk, convirtiéndose a partir de ese momento en una alternativa a la creación destinada a las masas.

Los argumentos a favor del DIY son numerosos: nos permite ahorrar dinero, nos brinda entretenimiento, nos incita a la formación y el aprendizaje permanentes y nos permite concretar proyectos sin depender de los demás.

Pero, ¿nos puede ayudar este concepto a lograr nuestra independencia energética? ¿Existen planteamientos DIY al alcance de particulares y pequeñas empresas que permitan ahorrar dinero en la factura energética?

Hemos encontrado dos ejemplos que pueden dar pistas a la hora de afrontar este desafío; uno de mano de los combustibles alternativos y otro por parte de la energía termosolar.

El ingeniero agrónomo José Santos Pulido ha publicado un libro titulado Utilización del aceite vegetal como combustible para motores diesel, y cuya finalidad es recoger en pocas páginas las nociones básicas acerca de la utilización de los aceites vegetales como combustibles alternativos al gasóleo.

La guía explica que lo que se plantea no es utilizar biodiésel sino aceites vegetales, sin ninguna transformación química sustancial, como combustible en los motores diésel de los automóviles y en la calefacción. La razón es que los aceites vegetales son la materia prima del biodiésel y, por tanto, resultan más baratos. Además generan menos CO2, apenas producen residuos y es posible producir el aceite vegetal en pequeña escala.

¿Significa esto que cualquier aceite y en cualquier condición se puede echar al depósito de un automóvil diésel y éste funcionar sin ningún riesgo?

Mejor no probarlo, ya que el automóvil debe estar previamente adaptado y el aceite tener unas características determinadas. La adaptación afecta, fundamentalmente, a los sistemas de alimentación y a la regulación de la inyección del combustible en los cilindros, aunque ya hay motores especialmente diseñados para utilizar aceite vegetal, sobre todo de colza, lo más habitual es adaptar vehículos usados. En el mercado hay una amplia gama de equipos para hacer la conversión, casi todos vendidos como kits para que los monte el propietario del vehículo o en un taller mecánico.

aceites procedente de cultivos

En cuanto a qué tipo de aceite usar, todo depende de cuánto se use el vehículo. Los mayores ahorros se consiguen si se dispone de una fuente muy barata, como por ejemplo aceite de cocina usado. Pero si los consumos son elevados puede ser rentable incluso comprar aceite de uso alimentario nuevo.

Y en lo relativo al aspecto normativo, en España es legal usar el aceite vegetal como combustible diésel según la ley 38/1992, de 28 de diciembre, ya que el aceite vegetal se considera igual que el biodiésel y, por tanto, susceptible de ser usado como alternativo al gasóleo, solo o mezclado con éste.

¿Alguna vez has pensado en construir un captador solar de forma casera? Pues te presentamos el proyecto SolarFlower, creado por Daniel Connell y en el que lleva trabajando varios años. Consiste en un captador de energía solar de concentración que podemos construir nosotros mismos siguiendo una serie de instrucciones asequibles. Además, SolarFlower también está presente en Facebook.

concentrador solar denominado Solar Flower

SolarFlower se concibe como un proyecto open source para construir un captador de energía solar que sigue la posición del sol a través de un mecanismo simple no eléctrico. Puede fabricarlo cualquier persona con materiales reciclados y utilizando herramientas básicas y simples, es portable y no tiene costes de funcionamiento ni emisiones.

Según impulsores, el abanico de usos de este dispositivo incluye la generación eléctrica, purificación del agua, cocinado de alimentos, deshidratación de frutas y verduras, calor, gasificación, y casi cualquier cosa que necesite del calor para funcionar.

Son dos casos de cómo una afición puede llegar a ser beneficiosa para el medio ambiente y para nuestro bolsillo. Pero seguro que hay muchos más …

¿Conoces tu algún otro ejemplo?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Más de 40.000 estudiantes participarán en un proyecto para producir biodiesel
    El proyecto EDUCO tiene como objetivo diseñar y construir una planta piloto para el tratamiento de aceites de cocina residuales que se recogerán y que posteriormente se utilizaran en una planta piloto para la producción de biodiesel mediante la tecnología de cavitación. Los aceites residuales se recogerán en nueve escuelas catalanas.

    http://www.ambientum.com/boletino/noticias/Más-40000-estudiantes-participaran-proyecto-producir-biodiesel.asp

  2. Yo le echaba a mi coche aceite de frituras decantado y filtrado al 50%, sin transformar nada en el coche. Hice más de 40.000 Km y no tuve nunca ningún problema.
    Si utilizáis aceite de semillas de los supermercados va incluso mejor. Siempre y cuando el precio del aceite sea menor que el del gasoil no hay ningún problema.

    1. Gracias por compartir con nosotros tu experiencia José!!
      Antes de emular a nuestro lector, cercioraos de que vuestros motores admiten estas mezclas de aceites.
      Saludos,
      -Ricardo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú