¿Tiene cura nuestra adicción al petróleo?

surtidor de combustiblesSegún escribe Friedman en su Caliente, plana y abarrotada, acabar con la adicción mundial al petróleo ya no es simplemente una necesidad medioambiental; es un imperativo estratégico. Sólo respiraremos libremente (en todos los sentidos) si somos capaces de reducir la demanda global de petróleo, gas y carbón. La dependencia del petróleo de las grandes economías está detrás de mucho de lo malo de lo que sucede políticamente fuera de nuestras fronteras. Nuestra adicción al petróleo hace que se agudice el calentamiento global, que los petrodictadores se fortalezcan más, que los pobres lo sean más, que los países democráticos sean más débiles y que los terroristas sean más ricos.

Como respuesta a nuestro título, se acaba de presentar un interesante informe en el que se proponen medidas con las que se podría reducir más de un 46% el petróleo consumido en España para 2030.

El Informe Cambio Global España 2020/50: Energía, economía y sociedad editado por el Centro Complutense de Estudios e Información Medioambiental y la Fundación Conama y patrocinado por la Fundación Caja Madrid, trata el cambio de modelo energético en España y recoge las medidas necesarias para alcanzar un ahorro del 23% en 2030. Este ahorro implica reforzar la lucha contra el cambio climático y pasa por una reducción del uso del petróleo para reducir las emisiones asociadas. Además, con las últimas subidas del petróleo, supone un beneficio añadido para la economía española.

Así, este informe plantea cómo pasar a un nuevo modelo de economía descarbonizada con un conjunto de medidas en varios sectores:

  • En relación con el urbanismo y edificación se propone rehabilitar cada año medio millón de viviendas hasta 2050 para conseguir un ahorro energético del 50% y que todas las nuevas viviendas construidas tengan una demanda  energética un 80% inferior a la actual. Os recomendamos nuestro artículo Ruina Energética en edificaciones.
  • En el sector transporte propone un aumento de la eficiencia en 2020 de un 22% respecto de la existente en el año 2000. Además, este informe aboga por el coche eléctrico y la electromovilidad en el transporte de pasajeros con 2,5 millones de estos vehículos en 2020, 5 millones en 2030 y 15 millones en 2050.
  • Con respecto al transporte de mercancías se apuesta por un cambio modal radical hacia el transporte ferroviario. De esta forma, en 2020 un 10% de la demanda de transporte total de mercancías saltaría de la carretera a las vías de tren, en 2030 un 30% y en 2050 un 70%.
  • En cuanto a la oferta de energía, considera una penetración masiva de fuentes renovables, basada en el elevado potencial disponible y la previsible reducción de costes de las mismas, en contraposición a la subida del coste de los combustibles fósiles. De este modo, el objetivo propuesto es que para 2020 las fuentes renovables supongan cerca del 70% de la electricidad total y que para 2030 alcancen el 100%.

El informe aborda el cambio de modelo energético también desde el punto de vista de la demanda. Por ello es necesario impulsar activamente el ahorro y la ecoeficiencia en toda la sociedad. Con medidas en ese sentido es cómo se consigue reducir en casi una cuarta parte el consumo total de energía total de energía primaria.

En este enlace puedes acceder al informe completo

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. mi respuesta a la pregunta que plantea en el titular es no…no hay cura…la necesidad que tenemos de petróleo para casi todo en el mundo es una realidad incurable que seguramente terminará siendo una de nuestras condenas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú