Energías renovables en tu casa (IV): geotermia

La energía geotérmica se puede integrar en las viviendasOs presentamos una fuente de energía renovable para tu casa que proviene del calor interior de la Tierra: la Geotermia.

Es una de las fuentes de energía renovable menos conocidas y se encuentra almacenada bajo la superficie terrestre en forma de calor y ligada a volcanes, aguas termales, fumarolas y géiseres.

Considerando toda la superficie de la Tierra, la potencia geotérmica total que nos llega desde el interior es de 4,2 x 1.000.000.000.000 J.

Se trata de una cantidad inmensa de energía, pero sólo una fracción de ella puede ser utilizada por la Humanidad

Por tanto, la energía geotérmica es, en su más amplio sentido, la energía calorífica que la Tierra transmite desde sus capas internas hacia la parte más externa de la corteza terrestre. Se denomina recurso geotérmico a la porción del calor desprendido desde el interior de la tierra que puede ser aprovechado por el hombre en condiciones técnicas y económicas. Estos recursos se clasificarán en función de la temperatura del fluido geotermal que, a su vez, determinará sus usos y aplicaciones.

Cuando la temperatura del yacimiento no es suficiente para producir energía eléctrica (superior a los 100-150ºC) sus principales aplicaciones son térmicas en los sectores industrial, servicios y residencial. Para temperaturas por debajo de los 100ºC, ya sea de forma directa o a través de bomba de calor geotérmica (calefacción y refrigeración) para temperaturas muy bajas (por debajo de los 25ºC) para, entre otros usos, climatizar y obtener agua caliente.

Esquema de bomba de calor para aprovechamiento geotérmico

Los fluidos geotérmicos de baja temperatura (menores de 100ºC) pueden ser utilizados para la aplicación directa del calor en el desarrollo de redes de calefacción de barrios (district heating). En este caso, debido al elevado coste de los sistemas de transporte del calor y de las perforaciones, se requiere una importante demanda a poca distancia del aprovechamiento geotérmico.

Cuando la temperatura del fluido geotérmico no alcanza los niveles de temperatura superiores a 50ºC, la única posibilidad de suministrar calefacción consiste en la utilización de la bomba de calor. De esta forma, los recursos geotérmicos de muy baja temperatura, incluyendo los acuíferos convencionales con aguas a temperaturas del orden de 15-20ºC, pueden ser aprovechados para la calefacción de locales y viviendas con sistemas modernos que no utilizan temperaturas en el circuito de calefacción tan elevadas como antiguamente.

Además, en países con niveles altos de radiación solar, como es el caso de España, la temperatura del suelo a profundidades de más de 5 metros es relativamente alta (alrededor de 15ºC). A esas profundidades, los materiales geológicos permanecen a una temperatura estable, independientemente de la estación del año o de las condiciones meteorológicas. Esta estabilidad geotérmica es la que permite que en verano el subsuelo esté considerablemente más fresco que el ambiente exterior.

Mediante un sistema de captación adecuado y una bomba de calor geotérmica se puede transferir calor de esta fuente de 15ºC a otra de 50ºC, y utilizar esta última para la calefacción doméstica y la obtención de agua caliente. Del mismo modo que en invierno la bomba geotérmica saca el calor de la Tierra, en verano se extrae mediante el mismo sistema de captación, transfiriéndolo al subsuelo y refrigerando así el edificio. En el caso de contar con piscina se puede aprovechar el calor sobrante para calentar el agua y alargar así la temporada de piscina.

El sistema de climatización geotérmico funciona correctamente con cualquier instalación de calefacción actual de baja temperatura (suelo radiante o radiadores de baja temperatura) y en condiciones menos favorables en los sistemas más antiguos que utilizan radiadores con agua a muy alta temperatura.

Captadores para instalación geotérmica en una vivienda

Una instalación de este tipo puede proporcionar a una vivienda una climatización integral de la casa y el suministro de agua caliente sanitaria. La obra necesaria para colocar este sistema consiste en realizar una serie de perforaciones o conducciones en un terreno disponible para intercambiar energía con el suelo. En ellas, se introducen tubos por los que se hace circular un líquido que absorbe o cede calor desde la bomba de intercambio geotérmico. Las instalaciones pueden variar según las condiciones de espacio y características del terreno.

¿Te parece ahora algo más cercana la energía geotérmica?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Yo creía que lo de la geotermia era cosa de Finlandia. Me ha gustado saber que también puede estar en nuestras casas.

  2. Interesante aporte. Gracias por compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú