Ciudades que se adaptan al cambio climático: Róterdam

Una de las circunstancias que van a ser cada vez más frecuentes en un futuro cercano debido al cambio climático va a ser la amenaza de inundaciones.

Róterdam, ejemplo de ciudad que se adapta al cambio climático con sus techos verdes

Ya estudiamos escenarios semejantes cuando hablamos de Copenhague y de Londres y como han desarrollado en estas ciudades planes y actuaciones para prevenir y gestionar el exceso de agua procedente de distintos fenómenos.

En esta recopilación que estamos tratando de casos inspiradores encontramos también algunos otros ejemplos de ciudades que están trabajando en la necesaria adaptación y mitigación al cambio climático para atajar estas contingencias.

En nuestra anterior entrega vimos como Murcia (España) está trabajando en planes de lucha contra el cambio climático, principalmente en lo relativo al incremento de temperatura y a la escasez de agua.

Ahora nos vamos a fijar en Róterdam. Ciudad de clima oceánico situada en al oeste de los Países Bajos, ocupa una extensión de 319 km2 con unos 630.000 habitantes.

La ciudad de Róterdam ha desarrollado desde el año 2008 una estrategia de adaptación al cambio climático para toda la ciudad con el objetivo de responder a los principales retos derivados de este fenómeno a los que se enfrenta la ciudad que, en su mayoría, tienen que ver con la gestión de los recursos hídricos.

Es la ciudad europea que se encuentra a un nivel más bajo respecto al nivel del mar, incluso algunas de sus áreas se encuentran por debajo del mismo

Entre estos retos se encuentran los siguientes:

  • Inundaciones causadas por el aumento del nivel del mar, en combinación con el aumento del nivel de agua en los ríos
  • Precipitaciones extremas, que provocan inundación de garajes, túneles y calles
  • Sequías, que afectan a la reducción del agua subterránea o las infraestructuras
  • Cambios en los movimientos de las mareas, que favorecen la intrusión de agua salada en el sistema de agua urbana
  • Aumento de la temperatura debido al efecto de isla de calor, que también está teniendo efecto sobre las infraestructuras como los puentes o los servicios de la ciudad

Plazas que almacenan agua en las inundaciones en Róterdam

Con su estrategia integral de adaptación al cambio climático, Róterdam quiere asegurar la resiliencia de la ciudad maximizando los beneficios de las medidas de adaptación establecidas:

  • Proteger a la ciudad y a sus habitantes de estos efectos
  • Aumentar el conocimiento ciudadano sobre los efectos del cambio climático
  • Contribuir a una ciudad más agradable, cómoda y atractiva

El objetivo principal es hacer de Róterdam una ciudad climateproof para 2025.

¿Cómo se han materializado estos planes?

Entre las acciones definidas podemos destacar las siguientes:

  • La ciudad ha instalado 219.000 m2 de techos verdes, como el conocido Roof Farm (DakAkker), que ha permitido la reducción de emisiones, la regulación de 3.300 m3 de agua, reducir la carga para el sistema de alcantarillado y favorecer la refrigeración de los edificios en momentos de olas de calor.
  • Se han llevado a cabo infraestructuras urbanas como water squares (la primera a nivel mundial se construyó en la ciudad), plazas que cumplen una importante función de retención de agua además de su función social en periodos de menores precipitaciones. También dispone de otras obras vinculadas con el almacenamiento de agua de lluvia, como el parking Museumpark o Kruisplein. Adicionalmente se están desarrollando edificios flotantes como granjas urbanas.
  • Se ha diseñado e implantado una aplicación denominada Extrema Rotterdam que informa a los ciudadanos sobre los riesgos para la salud que hay en las épocas calurosas.
  • Se ha desarrollado el corredor azul, una ruta navegable de recreo que proporciona agua limpia, actúa como infraestructura de almacenamiento de agua y sirve de conexión entre diferentes áreas naturales.

Ejemplo sostenible de integración del agua en el entorno de Róterdam

Toda esta estrategia de adaptación se enmarca dentro de la Rotterdam Climate Initiative, una alianza entre la ciudad de Róterdam, el puerto, la DCMR Environmental Protection Agency Rijnmond y Deltalinqs, lanzada en 2006, con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 de la ciudad en un 50% para 2025 y de hacerla más resiliente.

La ciudad cuenta con un Climate-Proof Programme y con un Director de Resiliencia. La ciudad forma parte del programa de C40 Connecting Delta Cities y participa en 100 Resilient Cities, la iniciativa de la Rockefeller Foundation. Todo esto y su compromiso con la sostenibilidad hacen de Róterdam una de las ciudades referentes en esta materia.

Este caso es uno de los recogidos en la guía realizado por Forética y denominada Casos de éxito nacionales e internacionales en la adaptación de las ciudades al cambio climático, y disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú