El café descafeinado ¿puede ser un producto sostenible?

¿Mantiene el café sus propiedades cuando se le quita la cafeína? Este proceso de descafeinación ¿es sostenible ó puede perjudicar a nuestro medio ambiente?

Pues lo que se responda a estas preguntas depende mucho de la responsabilidad de quién elabore el producto y de su compromiso con la cliente, la Calidad y la sostenibilidad de nuestro entorno.

Nescafé, un café descafeinado sostenible

Existen distintos procesos de descafeinación al que pueden ser sometidos los granos de café. Si la descafeinación se hace empleando productos químicos sintéticos para extraer la cafeína del grano, es muy probable que queden sabores y aromas residuales en el café. Y, además, que el tratamiento y manipulación de los aditivos químicos supongan algún riesgo para el medio ambiente y nuestra salud.

Conozcamos algo más del café

Existe una gran variedad de cafés en función de su origen y propiedades organolépticas. Las 2 principales variedades son la variedad arábica, apreciada por su sabor más suave, aromático y sus notas de acidez y la variedad robusta de un perfil más amargo y con cuerpo.

La concentración de cafeína en la variedad arábica es la mitad aproximadamente que en la variedad robusta. Con semejante variedad, las mezclas de cafés o blends dan lugar a una inmensidad de perfiles de taza que se adecuan a los gustos de cada consumidor alrededor de todo el mundo.

Las propiedades de una bebida tan universal como el café han sido estudiadas en profundidad a lo largo de los años ya que el café no solo es apreciado por su aroma y sabor, sino también por sus propiedades estimulantes, tanto para el cuerpo como para la mente.

El café ayuda restaurar y mantener el estado de alerta, además de mejorar la concentración y el rendimiento

Algunos mitos ya se han desterrado acerca del café, entre ellos se ha demostrado que el café no interfiere en la absorción de determinados minerales como el calcio.

Además su bajo contenido calórico, entre 2 y 6 calorías por taza, hace que no sea un problema para aquellos que quieren mantener la línea.

En términos generales se considera que un consumo diario moderado, entre 3 y 5 tazas al día, no tiene contraindicaciones en personas sanas.

No obstante, para aquellos que la cafeína puede suponer un problema, existe también el café descafeinado.

¿Descafeinación con agua?

Quizás no lo sepas pero el café descafeinado sigue el mismo recorrido que el que contiene cafeína hasta el momento de su descafeinación.

Tras la recogida de las cerezas de café en los países de origen y el posterior secado y despulpado, los granos de café son enviados para su tratamiento en plantas de descafeinación y es a partir de aquí cuando los granos de café que van a ser descafeinados emprenden un camino diferente a los que contendrán cafeína.

Dado que la cafeína es soluble en agua, el proceso de descafeinación más natural consiste en emplear precisamente agua para descafeinar los granos de café.

La variedad de café arábica tiene aproximadamente la mitad de cafeína que el café robusta y por tanto, los parámetros del proceso de descafeinación variarán en función de la mezcla de cafés que se vayan a descafeinar.

Esquema del proceso de descafeinación de Nescafé

Vamos a describir el proceso tal y como lo realiza Nescafé para su descafeinado:

  • Se empieza por someter el café a un flujo de agua caliente para que casi la totalidad de la cafeína se desprenda del grano.
  • Una vez extraída la cafeína, los granos de café se someten a una corriente de aire caliente que evapora el agua utilizada en el proceso anterior.
  • Posteriormente, en la parte de reincorporación se restituye a los granos de café el resto de materias orgánicas que se habían desprendido con la cafeína.
  • Una vez concluido este proceso y recuperada la humedad habitual del café, los granos de café ya descafeinados estarán listos para la torrefacción, proceso en el que se emplean los mismos métodos que en el café no descafeinado.

La descafeinación con agua es un proceso 100% natural que preserva de manera óptima las propiedades organolépticas del café

Por el contrario, otros métodos más frecuentes que utilizan disolventes químicos, como el cloruro de metileno o acetato de etilo, pueden dejar sabores residuales que si afectan al sabor y aroma final del café.

DESacelera con Nescafé DEScafeinado y #empiezaunavidaDES

Coincidirás con nosotros que, ya sea con cafeína o sin ella, lo mejor del café es el momento de tomarlo, y si puede ser en compañía, mejor.

Aprendamos a disfrutar de cada sorbo y de ese sabor y aroma inconfundible que nos permite concentrarnos en lo importante y dedicar unos momentos a nosotros mismos.

Para finalizar, ¿nos permites un consejo?

DESacelera con Nescafé DEScafeinado y #EmpiezaunaVidaDES

¿Te apetece ahora una buena taza de descafeinado?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.