RSE: Estado del arte en Europa y América Latina

Cumbre CELAC-UE de 2013 donde se abordó el tema de la RSE

La Responsabilidad Social Empresarial (conocida como RSE ó RSC) ¿realmente se implanta? ¿es una prioridad en las organizaciones? ¿hay conciencia social de lo que implica? ¿es otro producto más que venden las consultoras? ¿es una moda para atraer al consumidor?

En el ánimo de mostrar evidencias de que se está avanzado en las buenas prácticas de la RSC, vamos a resumir hallazgos y conclusiones de un estudio impulsado por la Fundación EU-LAC, donde se recoge el estado de avance de los países de la Unión Europea (UE) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en la construcción de sus Planes Nacionales de RSE (PNA), o bien, en la integración de la RSE en sus políticas públicas.

La 1ª Cumbre CELAC-UE de 2013 culminó con la Declaración de Santiago, cuyas prioridades fueron incluidas en el Plan de Acción CELAC – UE 2013-2015, y en la que se aborda el tema de la RSE y sus PNA.

El estudio se desarrolló entre agosto de 2014 y marzo de 2015 para observar los avances y relevar algunas conclusiones del proceso

En torno al concepto de RSE existen diversas definiciones y enfoques. En este caso, se basa tanto en las definiciones que realiza la ISO 26000, como en los textos de la Estrategia 2011-2014 de la Unión Europea para la RSE.

Amigalitos, proyecto socialmente responsable en América Latina

Así, las dimensiones de RSE consideradas para realizar este estudio son:

  1. Derechos Humanos (incluye igualdad de género)
  2. Gobierno corporativo y prácticas laborales
  3. Medio ambiente (incluye cambio climático, biodiversidad y energía)
  4. Transparencia y prácticas justas de operación (incluye anticorrupción y competencia justa)
  5. Cadena de valor (incluye tanto a consumidores como a proveedores)
  6. Inversión Socialmente Responsable (ISR) e Innovación Social (incluye participación activa y desarrollo de la comunidad)
  7. Educación para promover la inclusión social
  8. Compras públicas y Empresas públicas
  9. Pequeñas y medianas empresas (PYME)

En la UE, el análisis se enfocó en 6 países con diferentes años de antigüedad dentro de la Unión: Alemania, Dinamarca, España, Francia, República Checa y Rumanía. En la zona CELAC, se realizó un análisis por país mediante el apoyo de expertos nacionales y funcionarios para recopilar la información necesaria.

Al comparar los países estudiados, se advirtió que dentro de cada bloque (UE y CELAC) existen diferencias importantes en relación al tratamiento de la RSE, pero al comparar los bloques entre sí, las brechas son aún más grandes.

En la UE, existe un mayor desarrollo de aspectos vinculados con la regulación del entorno en que se desarrollan las actividades económicas, como por ejemplo, la instituciones públicas que interactúan con las empresas, los incentivos al sector privado, y una mayor claridad en el marco legal.

Una manifestación de las grandes diferencias de regulación entre ambas zonas es que aquello que en América Latina puede ser considerado una práctica voluntaria de RSE en temas laborales por ejemplo, es el mínimo legal en la UE

Otro elemento distintivo es el fin que se persigue con la RSE: mientras en Europa el enfoque se orienta hacia el desarrollo sostenible, en la CELAC prima, por ahora, la visión del tema como un medio para lograr licencias y permisos para operar y hacer un aporte al aspecto social de la sostenibilidad. Sin embargo, el hecho de que en la CELAC exista una clara intención de insertarse en la economía mundial, implica que la región está cada vez más abierta a la adopción de guías y estándares internacionales con la perspectiva del desarrollo sostenible.

Los tres ejes de la cultura de la sostenibilidad en la empresa

Para que la RSE avance en ambas regiones, es clave que su agenda considere la perspectiva de los diferentes grupos de interés (stakeholders), tales como las comunidades y los trabajadores, de lo contrario existe un alto riesgo de no poder implementarla de manera efectiva, generando conflictos y desacuerdos en vez de mejoras en la calidad de vida y el desarrollo de los países.

Por lo tanto, toda estrategia de cooperación regional entre la UE y la CELAC debe considerar como objetivo clave que los procesos de creación de PNA y de políticas públicas incluyan el diálogo y la búsqueda de concertación entre dichos actores de la sociedad.

Vale la pena profundizar en este estudio realizado por la Fundación EU-LAC y al que podéis acceder en el fondo documental de ecointeligencia, o desde este enlace La Responsabilidad Social Empresarial en el contexto de la relación entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú