8 ideas sobre el futuro de la Ciudad

Nuestro futuro depende de la nueva ciudad

Entendemos por ciudad un conjunto de edificios y calles, regidos por un ayuntamiento, cuya población densa y numerosa se dedica por lo común a actividades no agrícolas (RAE). Sin duda la ciudad es bastante más que esta definición, ya que posee ciertas complejidades intrínsecas sobre las que merece la pena reflexionar:

  1. Con más de la mitad de la población mundial viviendo en ciudades y con este porcentaje creciendo rápidamente resulta evidente pensar que las soluciones a muchos de los problemas que actualmente acechan y aquejan a la Humanidad deberán ser soluciones ecointeligentes urbanas, específicas y pensadas por y para las ciudades.
  2. La civilización nació en las ciudades y puede que sea en éstas donde acabe. Las ciudades no pueden seguir creciendo de forma indefinida. Como en tantos otros ámbitos, existe un límite de dimensión a partir del cual se hace muy difícil una gestión eficiente.
  3. En una época en la que se replantea y cuestiona el concepto de nación tal como lo hemos conocido durante los últimos siglos, el protagonismo de las ciudades devuelve quizás el sentido a estructuras de gobierno como la de las antiguas polis griegas o las ciudades estado medievales.En las ciudades conviven múltiples culturas
  4. La identidad de las ciudades es mucho más multicultural que la de las naciones. Sabemos que en las grandes urbes se rompe con la carga cultural de la pertenencia a una única etnia, una única cultura o sola lengua que ha sido propia de siglos pasados.
  5. Como ya se ha demostrado antes, las ciudades actúan como organismos vivos e inteligentes con capacidad de evolución y de cambiar rápidamente para mejorar su condición y sobrevivir según las circunstancias.
  6. Las infraestructuras que las ciudades necesitan a partir de ahora son infraestructuras invisibles, lo cual es todo un reto si dependen de la decisión de unos políticos acostumbrados a plantearse la bondad de los proyectos según los votos que les puedan proporcionar.Las nuevas infraestructuras deben ser ecointeligentes
  7. Es curioso, pero la ciudad es al mismo tiempo problema y solución. La concentración humana de las ciudades genera también el nivel de diversidad y de interacción que son el entorno ideal para la generación de innovación.
  8. Y no nos podemos olvidar del concepto de Smart City (que tanto nos gusta en ecointeligencia 🙂 que se centra principalmente en proporcionar soluciones alrededor de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Pero se demuestra como necesario desarrollar el diseño sostenible de los espacios urbanos para conseguir que las ciudades sean lugares ecointeligentes en donde poder vivir y trabajar mejor.

¿Te han parecido relevantes estas reflexiones?

¿Añadirías alguna más?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Toni Marín

    Me parece una hipocresía o una falta de sinceridad con uno mismo creerse la idea de que vamos a cambiar el mundo, a parar el deterioro medio ambiental, el calentamiento global, la desaparición de las especies y todas las trastadas que el ser humano esta haciendo, con pequeños gestos individuales. Creo que es un mecanismo del propio sistema para seguir perpetuándose. La base del problema es creer que con un sistema político que cree que el bienestar esta en el crecimiento y este hay que basarlo en el consumo, vamos a parar todo esto.
    Genial la tecnología, genial las ciudades inteligentes. Pero sigo siendo de la opinión que la tecnología no hará que las ciudades sean más inteligentes. Lo que hará que las ciudades sean mas inteligentes serán que sus habitantes sean conscientes de la necesidad de un cambio y actúen en su conjunto, que ellos mismos sean más inteligentes.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.