Energías renovables no convencionales (2)

Un árbol genera corrientes eléctricas a partir de la diferencia entre el pH del suelo y el del árbol

Continuamos con una muestra de posibilidades que no son habituales a la hora de plantear la obtención de energía de fuentes renovables. Esperamos que os llamen la atención.

Electricidad a partir del pH

Mientras nosotros estamos ocupados debatiendo sobre las energías nuclear, térmica, solar o eólica, los sistemas naturales distribuyen sus necesidades de energía entre todos sus integrantes basándose en diferencias de pH (acidez).

Un árbol genera corrientes eléctricas a partir de la diferencia entre el pH del suelo y el del árbol. El potencial de hidrógeno es un factor importante en la ecuación de la energía natural porque controla la velocidad de las reacciones bioquímicas. Lo hace controlando la intensidad de la actividad enzimática, además de la velocidad de los electrones que recorren nuestro cuerpo. Un pH más alto significa que la sustancia o solución es más alcalina y tiene más resistencia eléctrica. Esto quiere decir que la electricidad discurre más despacio con un pH más alto. Si el medio es ácido (pH bajo), la corriente discurre más deprisa.

La batería de un automóvil es ácida. En los días fríos, una batería convenientemente ácida arranca con facilidad nuestro coche. En términos bioquímicos, lo alcalino es lento. Compárese la batería ácida de un automóvil con la pila alcalina de una linterna. Esta última se descarga más lentamente. Los sistemas naturales sacan partido de esta interacción constantemente, sin recurrir nunca al plomo (batería del automóvil) ni al litio (pila de la linterna). En las especies vivas, las membranas son las compuertas para estos flujos. A veces las membranas dejan pasar los electrones con facilidad, otras veces con dificultad; es la gestión del diferencial de pH lo que determina la corriente.

Electricidad a partir de diferencias de temperatura

La termoelectricidad es la conversión de un diferencial de temperatura en electricidad. En nuestro modelo energético, los equipos electrónicos podrían alimentarse del calor del cuerpo humano.

En el Instituto Fraunhofer de Técnicas de Medición Física (Alemania) han concebido una manera de aprovechar la electricidad derivada del calor corporal natural. La diferencia entre la temperatura del cuerpo humano y su entorno cálido o frío basta para generar electricidad. Normalmente se considera que para generar una electricidad suficiente para alimentar equipos electrónicos se necesitaría una diferencia de varias decenas de grados. Pero las diferencias entre la temperatura superficial del cuerpo y su entorno inmediato suelen ser, como mucho, de unos pocos grados. El prototipo de generador ensayado proporciona unos 200 milivoltios, mientras que los aparatos electrónicos requieren al menos 1 ó 2 voltios, y un led (diodo emisor de luz) alrededor de 1 voltio.

Instituto Fraunhofer (Alemania)

Pero los ingenieros del Instituto Fraunhofer han encontrado una solución. En vez de buscar maneras de generar más potencia (la manera de pensar típica de la industria), con buen criterio crearon circuitos que requerían menos energía: apenas 200 milivoltios. Sí, han construido sistemas electrónicos enteros que no precisan de pila interna ni de conexión a red. El sistema obtiene toda la energía del calor corporal. En el futuro, cuando se hayan perfeccionado los sistemas de encendido, una diferencia de temperatura de 0,5º C bastará para generar electricidad suficiente para alimentar un teléfono móvil.

Así es precisamente como evolucionaron los sistemas naturales, con corrientes cada vez menores para conseguir cada vez más

Este tipo de avances nos permiten considerar la posibilidad de liberarnos de las pilas, los metales y la minería y el enorme gasto de energía que requiere la fabricación de unos productos de consumo que tarde o temprano acabaran en el vertedero.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú