El cambio climático es nuestro siguiente gran reto

la tierra desde el espacioDesde la Revolución Industrial, el ritmo al que se han ido sucediendo cambios en los negocios y en la tecnología en nuestra sociedad se ha ido acelerando. Cada diez o veinte años nos hemos enfrentado a un nuevo y desestabilizador acontecimiento que nos ha desafiado y ha generado oportunidades: la imprenta, la locomotora, la luz eléctrica, el automóvil, el avión, la televisión e internet, por nombrar tan solo algunos.
Estamos seguros que el mayor acontecimiento desestabilizador de los próximos 20 años probablemente no viene de la mano de un invento, sino de la rebelión de nuestro Planeta en forma de cambio climático.
Los líderes mundiales tienen un gran interés en saber cuál será el siguiente gran cambio disruptivo de entre todos los asuntos importantes que podríamos enumerar. Pero no significan nada si los comparamos con el auténtico cambio que se avecina. Las claves de este cambio nos rodean literalmente: en el aire, bajo los pies y en el agua. La cuestión más importante de nuestra generación no solo está amenazando la forma en la que hacemos negocios hoy en día, sino también es una amenaza para nuestra sociedad, nuestra economía y nuestra salud. El asunto que ahora mismo supone una amenaza inminente es el medio ambiente.

¿Cuál será la siguiente fuerza disruptiva del mundo? El gran reto disruptivo del siglo XXI será el cambio climático

Lo que hace unos años era una preocupación que solo afectaba a hippies y extremistas verdes, ahora es una cuestión urgente para todos los que habitamos actualmente el Planeta.

central termica de carbon

A modo de ejemplo y como hecho sintomático, nos gustaría resaltar que si esta cuestión atrae la atención de los bancos, debería atraer también la nuestra. El año 2007 fue verdaderamente un año de cambios en cuanto a responsabilidad medioambiental. En todo el mundo, los bancos iniciaron un movimiento para superarse unos a otros en el apoyo de una energía limpia, en la mitigación del cambio climático y en la construcción ecológica. El banco más grande de Europa, el HSBC, se comprometió a donar 100 millones de dólares durante los siguientes cinco años a grupos de defensa medioambiental, mientras que el Banco de América destinó 20.000 millones de dólares a oportunidades empresariales ecológicas. Por su parte, Citigroup, para no verse desbancado, se comprometió a destinar 50.000 millones de dólares a inversiones para reducir las emisiones de carbono. Parece, aunque sea inicialmente en la forma, que el mundo financiero ha tomado nota de esta importante tendencia. Esperemos que este ímpetu llegue también al contenido de este problema de fondo.
Podemos discutir sobre las causas del cambio climático y sobre el papel que desempeñamos los humanos, si son ciclos de la Tierra, ó si los humanos nos estamos cargando el Planeta. Pero, desde una perspectiva global, no hay duda de que el medio ambiente se está convirtiendo rápidamente en una importante fuerza motora de las actividades públicas, gubernamentales, económicas y sociales en el mundo entero.
 Y tu ¿qué opinas?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. lobo199

    No sólo es nuestro próximo gran reto, sino que «nos va la piel en el pellejo» como decía aquél … 😉
    Bromas a parte, no es cuestión de que nos carguemos el mundo. La Tierra sobrevivirá al Hombre, por lo que nos tenemos que centrar en qué les vamos a dejar a las próximas generaciones.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.