El efecto Budyko y el calentamiento global

Aunque tiene nombre de jugador de futbol, vamos a hablar de un científico 🙂
El Ártico se enfrenta a un clima cada vez más cálido
Mijaíl Ivánovich Budyko, meteorólogo y físico bielorruso especializado en climatología, fue uno de los primeros en darse cuenta de que la acumulación de CO2 creado por industria humana estaba causando el calentamiento de la atmósfera. Predijo que hacia 2070 la temperatura media en la tierra sería unos 3,5 ° C más alto que las temperaturas de 1950.
Budyko es conocido por trabajar con modelos climáticos basados en balances energéticos bidimensionales simples para investigar la reflectividad del hielo. Encontró que se creaba un bucle de realimentación positivo sobre el sistema climático terrestre cuyos extremos eran la cantidad total de hielo superficial y el albedo, que es una medida de la tendencia de una superficie a reflejar la radiación incidente.

Cuanto más hielo y nieve se acumula, más radiación solar se refleja hacia el espacio y por tanto más se enfría la tierra y aumentan las nevadas. Pero este efecto también puede funcionar al revés

El albedo es la relación, expresada en porcentaje, de la radiación que cualquier superficie refleja sobre la radiación que incide sobre la misma. Las superficies claras tienen valores de albedo superior a las oscuras, y las brillantes más que las opacas. El albedo medio de la Tierra es del 37-39% de la radiación que proviene del Sol.

Un albedo alto enfría el planeta, porque la luz aprovechada para calentar el mismo es mínima. Por el contrario, un albedo bajo calienta el planeta, porque la mayor parte de la luz es absorbida por el mismo

La presencia de agua en la Tierra crea una interesante retroalimentación para el albedo, ya que las bajas temperaturas incrementan la cantidad de hielo sobre su superficie, lo que hace más blanco al planeta y aumenta su albedo, lo que a su vez enfría más el planeta, lo que crea nuevas cantidades de hielo; de esta manera, teóricamente al menos, podría llegarse al punto en que la Tierra entera se convertiría en una bola de nieve.

esquema del efecto budyko

Pero que pasa si, como está ocurriendo en el Ártico, la nieve y el hielo se empiezan a derretir, apareciendo bajo ella el suelo oscuro o el agua que absorben la energía solar calentándose a su vez un poco más. Ese calor funde más hielo y nieve y, con esta respuesta positiva, el deshielo se acelera hasta que toda la nieve y el hielo han desaparecido.
Ahora mismo, el hielo que flota en el casquete del Polo Norte se está fundiendo rápidamente y resulta un ejemplo perfecto del efecto Budyko en marcha.
 

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. El Polo Norte se calienta
    La extensión de la superficie helada del océano Ártico ha alcanzado este invierno los niveles más reducidos desde que en 1979 se empezaron a hacer las mediciones y controles por satélite. El mes de enero ha batido el récord de hielo menguante. El mar helado ocupaba ese mes 13,6 millones de km2: unos 50.000 km2 menos que el nivel mínimo alcanzado hasta ahora en un mes de enero, que corresponde al año 2006. El calentamiento global es la primera causa, aunque también han influido fenómenos meteorológicos regionales que forman parte de la variabilidad natural del clima.

    http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=47518&origen=notiweb

  2. Los Polos se derriten más rápido de lo que se preveía
    Un estudio de la NASA advierte de que Groenlandia y la Antártida están perdiendo masa a un ritmo acelerado y sugiere que las capas de hielo de los Polos se están derritiendo con más rapidez que los glaciares de montaña que, hasta ahora, eran considerados los principales causantes de la subida global del nivel del mar.
    Según ha señalado la agencia espacial el estudio realizado entre 1992 y 2009, el más largo realizado sobre el tema, ha podido comprobar como las capas de hielo de los Polos perdieron un promedio de 36,3 gigatoneladas más de lo que lo había hecho el año anterior.
    Además, en 2006, año en que los resultados comparables para la pérdida de masa de los glaciares y capas de hielo están disponibles de un estudio independiente llevado a cabo por otros métodos, los Polos perdieron una masa combinada de 475 gigatoneladas al año en promedio. Según ha explicado la NASA, esta cifra es suficiente para elevar el nivel global del mar en un promedio de 1.3 milímetros al año.
    El el autor del estudio, Eric Rignot, ha indicado que no es sorprendente que las capas de hielo se derritan antes que los glaciares y afecten al nivel del mar porque «tienen una masa superior», sino que lo «más extraordinario es que la contribución de las capas de hielo ya esté sucediendo».
    Los autores han concluido que si las actuales tasas de derretimiento de hielo continúan a este ritmo en las próximos cuatro décadas, la pérdida acumulada podría elevar el nivel del mar en 15 centímetros para el año 2050. Se trata de unos niveles «muy superiores» a los previstos en 2007 por el United Nations Intergovemental Panel of Climate Change, ha apuntado Rignot.
    http://www.ecoticias.com/naturaleza/43906/Los-Polos-se-derriten-mas-rapido-de-lo-que-se-preveia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú