Agricultura sin intervención en Japón

creador de la agricultura sin intervenciónHace unos cincuenta años un joven japonés llamado Masanobu Fukuoka emprendió un camino que cambiaría su vida.

Mientras paseaba a lo largo de una carretera rural, vio una mata de arroz en una acequia que había brotado espontáneamente entre una maraña de tallos arroz caídos. Fukuoka quedó impresionado por el vigor de la planta y por el hecho de que había crecido antes que las de los campos cultivados de los alrededores. Lo tomó como el susurro de un secreto revelado.

Con los años, Fukuoka convertiría este secreto en un sistema que llama agricultura sin intervención, porque casi no requiere trabajo humano, a pesar de lo cual sus rendimientos están entre los mayores de Japón. Su receta, perfeccionada mediante ensayo y error, imita la sucesión y la protección naturales del suelo.

A principios de octubre, Fukuoka siembra a mano semillas de trébol en su cultivo de arroz. Poco después, siembra semillas de centeno y cebada entre el arroz, recubriendo las semillas con arcilla para evitar que los pájaros se las coman. Cuando es tiempo de cosechar el arroz, lo siega, lo trilla y devuelve la paja al campo. Para entonces el trébol ya ha crecido, lo que contribuye a sofocar las malas hierbas y a fijar el nitrógeno en el suelo. A través de la maraña de paja y trébol, el centeno y la cebada brotan y comienzan a ascender hacia el sol. Justo antes de cosechar el centeno y la cebada, reinicia el ciclo de sembrando semillas de arroz para dar arranque a su ascenso protegido. Este ciclo de autofertilización y autocultivo se repite una y otra vez. De este modo se puede cultivar arroz y granos en invierno en el mismo campo durante muchos años, sin detrimento de la fertilidad del suelo.

Los agricultores vecinos sienten curiosidad. Mientras ellos pasan sus días laborando, arrancando malas hierbas y abonando sus campos, Fukuoka deja que la paja y el trébol hagan su trabajo. En vez de mantener sus campos inundados, Fukuoka se limita a mojarlos lo suficiente para impedir la germinación de malas hierbas. Luego deja que drenen el exceso de agua y ya no tiene que preocuparse de nada más, salvo aclarar de vez en cuando los senderos entre campos. De esta forma obtiene treinta y cinco fanegas de arroz y otras tantas de granos de invierno por cada 1.000 m2. Eso da para alimentar de cinco a diez personas, pero sólo requiere unos pocos días de trabajo por parte de una o dos personas para sembrar y recoger la cosecha.

ejemplo de varios cultivos con filosofía sin intervención

La agricultura natural se ha extendido por Japón y ya ocupa alrededor de 4.000 hectáreas en China. Gente de todo el mundo visita ahora la explotación de Fukuoka para aprender tanto sus técnicas como su filosofía agrícola. El atractivo de este sistema es que el mismo terreno puede explotarse sin agotarse, con rendimientos regularmente buenos. En vez de ir gastando dinero y energía en la forma de derivados del petróleo, la mayor parte de la inversión se hace al principio en el diseño del cultivo.

En vez de trabajar más, suprimió las prácticas agrícolas innecesarias una a una, preguntándose qué podía dejar de hacer en vez de qué podía hacer. En vez de confiar solo en el ingenio humano, estableció una alianza con la sabiduría de la Naturaleza.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Si Usted «ve» las cosas, pero no «observa y aprende» de ellas, puede decirse que su vida ha sido «estéril».

    1. Totalmente de acuerdo. En ocasiones tenemos las soluciones delante de nosotros y nos pasan desapercibidas.
      Saludos,

  2. Lamentablemente Fukuoka murió en el 2008, pero sus conceptos siguen vivos gracias a su discípulos, en Europa se puede aprender sobre el en Centro de Agricultura Natural, situado en Klisohori, cerca de la ciudad de Edesa en el norte de Grecia, también existen dos libros geniales escritos por Fukuoka «la revolución de una brizna de paja» y «la senda natural del cultivo» muy recomendables los podeis descargar en http://ecocosas.com/biblioteca-ecologia-bioconstruccion-permacultura/biblioteca-permacultura-y-agricultura-ecologica/, un saludo a todos, y felicidades por el blog esta muy bueno.

  3. Que increíble! una cosa más que aprendo. Sería bueno que esta noticia se diera más a conocer y la compartieran entre los grupos especializados en agricultura. La naturaleza es hermosa por si misma y somos los humanos las que nos encargamos de dañarla y peor aún convertirla en un mal para nosotros mezclandola con tantos químicos… sin embargo no estoy en oposición con la ciencia porque también ha creado significativos avances, solo que hay que tener un poco más de equilibrio. Todo en exceso es malo! Sería bueno compartir conocimiento y los invito a que conozcan un poco más de la agricultura en mi país en http://www.agronet.gov.co y no estaría nada mal sus consejos. Hasta pronto!

    1. Muchas gracias por tu comentario!!
      Totalmente de acuerdo con tus apreciaciones. La página que nos indicas sobre agricultura nos parece muy interesante.
      Saludos,
      -Ricardo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú