Primeros pasos de tu empresa en la gestión de la biodiversidad

Hace un año desde que se pusieron en marcha los conocidos como Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para abordar problemas de la Humanidad como la pobreza, la desigualdad, la falta de justicia y el deterioro de la biodiversidad.

Es necesario que las empresas se inicien en la gestión de la biodiversidad

Para su lograr dar respuesta a tamaña empresa, se estima necesario la involucración activa de todos los agentes de la sociedad, tanto públicos como privados, especialmente aludiendo a la responsabilidad de las empresas.

Objetivo 15: Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica

Según el Pacto por la Biodiversidad de la Iniciativa Española Empresas y Biodiversidad, una empresa que se compromete a desarrollar su actividad de manera compatible con la protección y conservación de la biodiversidad reconociendo y respaldando los 3 objetivos del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas. Que son:

  1. La conservación de la diversidad biológica
  2. La utilización sostenible de sus componentes
  3. La distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización adecuada de los recursos genéticos

Además debería cumplir los siguientes compromisos:

  1. Evaluar el impacto de su actividad sobre la biodiversidad y el Capital Natural.
  2. Incluir la protección de la biodiversidad en sus manuales de gestión.
  3. Definir objetivos realistas y medibles para conservar la biodiversidad.
  4. Publicar las actividades y los logros obtenidos en la conservación de la biodiversidad en sus memorias anuales.
  5. Informar a los proveedores de los objetivos de la empresa en el ámbito de la biodiversidad y apoyarles a que integren progresivamente dichos objetivos.
  6. Explorar las posibilidades de cooperación en este ámbito con instituciones científicas, ONGs ó instituciones gubernamentales.
  7. Designar en la empresa un interlocutor responsable de la consecución de los objetivos.

Mitigación de un grave accidente medioambiental

Ya que muchos pensarán que esto es una tarea ingente, las empresas tienen a su alcance para iniciarse en la gestión de la biodiversidad una recopilación de buenas prácticas empresariales en restauración de ecosistemas, investigación, sensibilización y conservación de especies de flora y fauna.

También se ha diseñado una metodología asequible que explica 5 sencillos pasos cómo una compañía puede iniciarse en dicha gestión de la biodiversidad. En esencia, éstos son:

1. Situar a la biodiversidad en el contexto empresarial

Supone realizar una identificación, cuantificación y la valoración de las dependencias y de los impactos ambientales de su negocio, para después informar en la toma de decisiones del negocio y en la presentación de informes. Este trabajo da lugar a lo que se conoce como Business Case, que permite entender en qué áreas debemos centrar nuestros esfuerzos para reducir los impactos en el medio ambiente.

Las empresas cuentan para este paso con la herramienta denominada Biodiversity Check. Esta lista de tareas sirve como primer paso para determinar los impactos medioambientales del negocio y os lo presentaremos en otro artículo.

2. Asegurar el apoyo interno

Consiste en identificar al defensor de la biodiversidad y contar con el compromiso de la dirección de la empresa.

3. Desarrollar una política

Similar a las habituales Políticas de Calidad, debe ser definida al más alto nivel, con una revisión periódica, conocida y comprendida por la organización, documentada, implantada y actualizada. Establece los objetivos y metas ambientales, con un claro compromiso de mejora.

4. Desarrollar una estrategia de biodiversidad corporativa

Para ello es necesario integrar el denominado Impacto Neto Positivo en la compañía por medio del concepto de jerarquía de mitigación, es decir aplicando la regla de evitar, minimizar, restaurar y compensar.

5.Definir un plan de acción de biodiversidad estratégico

Para terminar toca definir el Plan de Acción de Biodiversidad Estratégico (PABE) cuyo foco es la conservación y gestión sistemática de los servicios ecosistémicos. Este plan articula objetivos, acciones, recursos e indicadores de seguimiento.

Ejemplo de proyecto con aplicación de servicios ecosistémicos

Para profundizar en este asunto puedes acceder la segunda edición del Informe del Observatorio de Gestión Empresarial de la Biodiversidad 2016 publicado por el Club de Excelencia en Sostenibilidad, en colaboración con la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Como siempre también está disponible en nuestro fondo documental ecointeligente.

¿A qué esperas? ¡Manos a la obra!

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú