6 prácticas sostenibles en el comercio minorista

Son necesarias prácticas sostenibles en el comercio

Una revisión de las mejores prácticas sostenibles en los principales minoristas en todo el mundo demuestra que este sector a nivel global se está volviendo cada vez más sensible en todo lo relativo a la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Además esta sensibilidad le permite también obtener beneficios directos por medio de las iniciativas que implementan

Estos son 6 buenos ejemplos:

Trabajar con los clientes para reducir los residuos

El minorista japonés Ito-Yokado ha introducido nuevas prácticas de ventas como la venta cada a cara, la venta por peso y la venta por unidad de carnes, frutas y verduras, pescado fresco y platos preparados para reducir la cantidad de envases usados y satisfacer la demanda de sus clientes que quieren comprar únicamente lo que necesitan.

Trabajar con proveedores para mejorar su desempeño en sostenibilidad

Boots (Reino Unido) anima a sus proveedores a participar en talleres sobre cuestiones como el envasado, el uso eficiente de los recursos y la gestión energética. La sueca Ikea promueve entre sus proveedores la fabricación responsable a través de su código de conducta IWAY, el cual deben cumplir para ser aprobados como proveedores clave.

Compra mobiliario fabricado con madera sostenible certificada

Sistemas de gestión ambiental

El minorista finlandés Kesko ha desarrollado un sistema de gestión a medida llamado diploma K-ambiental de la tienda, que cubre 160 controles ambientales en 10 áreas diferentes de gestión ambiental. Después del entrenamiento de todo el personal en el sistema, la autoevaluación ambiental y mejoras, las tiendas son auditadas externamente

El PNUMA y la Cámara de Comercio Internacional (ICC) seleccionaron el diploma K-ambiental como una de las 10 mejores iniciativas de desarrollo sostenible a nivel mundial

Reducción de las necesidades de energía en iluminación y climatización

Estas iniciativas se están extendiendo, afortunadamente, ya que proporcionan beneficios económicos significativos en estos tiempos de recursos energéticos caros. En Nueva Inglaterra, los supermercados Star Market han creado un prototipo de tienda ecointeligente en Newton (Massachusetts). Utiliza pilas de combustible para la climatización , ascensores, cajas registradoras e iluminación tipo LED, junto con sistemas de refrigeración glicol/Co2 de bajo impacto ambiental. Se ha conseguido un ahorro en energía para iluminación de entre un 50 y un 65%.

Supermercado con iluminación ecoeficiente LED

Mejoras en el envío y en el transporte

Nature & Découvertes ha tratado de mejorar la eficiencia del transporte marítimo y por carretera, eliminando desplazamientos de retorno en vacío y optimizando la carga del vehículo. Esto ha permitido a la compañía reducir la distancia recorrida por los productos que se venden en un 22% en 4 años, mientras que el volumen de mercancías que circulan aumentó en un 30%.

La conservación del agua

El minorista australiano Bunnings dedicado a los materiales de construcción y de jardinería, presentó un programa ecointeligente de conservación del agua enfocado a sus operaciones de cocina / lavadero y en los viveros, donde se consiguió una reducción de casi el 20% en el uso de agua.

Como habéis podido observar el comercio minorista puede realizar una contribución sustancial a favor de la sostenibilidad, ofreciendo alternativas y buenas prácticas que nos involucran a todos.

¿Conoces algún ejemplo cercano?

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú